Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 20 6 2006 Internacional 29 DUDAS EN IRAK ras su fulgurante viaje a Irak, Bush señaló que Estados Unidos seguiría colaborando con el Gobierno de Irak todo el tiempo que fuera necesario para mantener el orden público y facilitar el desarrollo institucional del nuevo Estado, unas palabras que chocaban con otras declaraciones de miembros de su propia Administración, que indicaban una pronta y paulatina reducción del contingente desplegado. El número de soldados se ha convertido en un fin en sí mismo, cuando son sólo un instrumento para lograr un fin. ¿De qué se trata? Bush había impuesto su criterio dejando claro que el objetivo final de la invasión de Irak era establecer en ese país una democracia, FLORENTINO que sirviera como faro PORTERO para la transformación de toda la región. No todos estaban de acuerdo. Alguien tan próximo a él como Rumsfeld no dejaba lugar a dudas sobre su visión: habían ido a destruir al régimen baasista, lo habían logrado y era momento de volver a casa. Con el paso del tiempo la autoridad del presidente se ha ido deteriorando. Al no haber enviado un contingente suficiente la insurgencia ha ido creciendo, aumentando su capacidad de acción y amenazando la estabilidad del país. El americano medio ve cómo la estrategia aplicada no surte efecto y culpa, con todo el derecho y buen sentido, a su presidente. Bush, en el ecuador de su segundo mandato, es el pato cojo al que se refieren los manuales de ciencia política norteamericanos: ya no tiene poder dentro de su partido y sus propios altos funcionarios empiezan a campar por sus respetos. Y éste no es un problema menor. Rice dirige el Departamento de Estado como si Kerry hubiera ganado las elecciones presidenciales, mientras Rumsfeld sigue sin entender el por qué de la permanencia en Irak. El presidente Bush sufre las consecuencias de haber nombrado a personas de su confianza, pero que en ningún momento llegaron a creer en los principios de la nueva estrategia. Algunas buenas noticias llegan de Irak: cayó Zarqaui; su ordenador nos da testimonio de la angustia de su gente ante la creciente eficacia de la acción conjunta de iraquíes y norteamericanos; en algunas zonas se hace evidente que se pueden retirar tropas... pero nos engañaríamos si pensáramos que las fuerzas locales están ya preparadas para asumir el grueso de la acción contrainsurgente. Su grado de dependencia respecto de las fuerzas norteamericanas es todavía muy alto y continuará siéndolo durante bastante tiempo. El debate norteamericano sobre la necesidad de retirar las tropas es la prueba que los islamistas esperaban para confirmar, una vez más, que Estados Unidos es un tigre de papel incapaz de actuar de forma constante en un teatro de operaciones no convencional. Una retirada apresurada desestabilizaría el país, arruinaría su incipiente democracia y alentaría el radicalismo en toda la región. T Sadam Husein escucha las conclusiones de la Fiscalía, en el juicio de ayer por la matanza en Dujail POOL La Fiscalía iraquí pide la pena de muerte para Sadam Husein Las Fuerzas Armadas de EE. UU. acusan a tres de sus soldados de asesinato juicio contra el depuesto dictador se le acusa de la muerte de 148 chiíes. El veredicto se conocerá a partir del 10 de julio ABC BAGDAD. El fiscal general del Alto Tribunal Penal iraquí, Jaafar alMoussaui, pidió ayer la pena de muerte para el ex presidente del país, Sadam Husein, y para otros dos de los siete acusados en el juicio por la matanza de 148 chiíes en Dujail, situada a unos 60 kilómetros al norte de Bagdad, en 1982. El juicio empezó el 19 de octubre y es el primero que se produce contra el antiguo dictador desde la caída de su régimen en 2003. Los hechos se produjeron después de la visita de Husein a Dujail, ciudad castigada en ese momento por la guerra entre Irán e Irak. Cuando la caravana presidencial volvía a Bagdad, el entonces mandatario sufrió un intento de asesinato del que ni siquiera resultó herido. Según Al- Moussaui, los tres acusados ordenaron un ataque sistemático y a gran escala en el que fueron encarceladas familias enteras, incluidos ancianos, mujeres y niños. Fueron trasladados a los cuarteles de Mujabarat en Bagdad y sufrieron torturas físicas y mentales, incluidas descargas eléctricas A causa de las torturas y de las malas conb En el primer diciones de vida en las cárceles murieron 46 personas, y otras 148 fueron condenadas a muerte tras un corto juicio en el que los acusados no comparecieron y no tuvieron oportunidad de defenderse aseguró el fiscal. Al- Moussaui pidió penas menos duras para tres de los procesados por considerar que cometieron los hechos siguiendo órdenes de sus superiores y la absolución del sép- Cesión de poderes en la región de Muthana LONDRES. Las tropas de Reino Unido, Australia y Japón desplegadas en Irak van a traspasar a las autoridades iraquíes las tareas de seguridad en la provincia de Muthana, en el sur del país, según anunció ayer la oficina del primer ministro británico, Tony Blair. No se precisó cuando se hará el traspaso, pero sí que los iraquíes asumirán el control de la seguridad y de las instituciones civiles, mientras que las tropas de coalición mantendrán un papel de apoyo. Es un paso significativo en el camino que Irak tiene que recorrer para controlar su destino dijo el portavoz. timo imputado, para quien aseguró que no hay pruebas inculpatorias. La acusación y la Fiscalía presentaron ayer sus conclusiones y la defensa hará lo mismo a partir del 10 de julio, fecha fijada por el presidente del Tribunal para escuchar a la defensa y, una vez oídas las partes, dar paso a las consideraciones de los cinco jueces que llevan el caso y que tienen que dictar el veredicto. Por otra parte, las Fuerzas Armadas de EE. UU. han presentado cargos contra tres de sus soldados, entre ellos una acusación de asesinato, en relación con la muerte de tres detenidos iraquíes en mayo último. Los tres soldados pertenecen al Equipo de Combate de la Tercera Brigada de la 101 División Aérea y se podrían enfrentar a cargos que incluyen asesinato, intento de asesinato, conspiración, amenazas y obstrucción de la justicia. El incidente se produjo durante una operación cerca del Canal Thar y las víctimas fueron tres hombres, cuya identidad no ha sido divulgada. Los soldados acusados se encuentran detenidos pendientes de que los investigadores determinen si tienen suficientes pruebas para llevarlos ante una corte marcial. Mientras tanto, El Consejo Consultivo de los Muyahidin, dominado por la rama iraquí de Al Qaida, afirmó haber secuestrado a dos soldados estadounidenses en un comunicado publicado el lunes en una página de internet islamista.