Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional MARTES 20 6 2006 ABC Víctor Manuel de Saboya intentó que la mafia silenciase a un periodista El informador desenmascaró el destino de dinero para obras de caridad b Las grabaciones policiales reve- González achaca la rigidez de Europa a una alianza de poderes b Sus Majestades los Reyes entregarán hoy a Helmut Kohl en Yuste el Premio Europeo Carlos V 2006, en un acto al que asistirán Moratinos y Rodríguez Ibarra LUIS AYLLÓN YUSTE. Felipe González achacó ayer la rigidez que tiene Europa a lo que llamó una sutil alianza formada por el poder político, el poder económico y el poder sindical que, en su opinión, impide los avances tecnológicos. El ex presidente del Gobierno clausuró ayer en el Monasterio de Yuste, acompañado del presidente de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, el Encuentro sobre el futuro de Europa organizado por la Fundación Academia Europea de Yuste, en la que participaron destacadas personalidades europeas. El encuentro sirvió de marco previo para la ceremonia de entrega en el Monasterio de Yuste del Premio Europeo Carlos V al ex canciller alemán Helmut Kohl que hoy harán Sus Majestades los Reyes. La laudatio correrá a cargo de Felipe González. lan a un príncipe entregado a la protección y dinero de un empresario siciliano, y enloquecido por la fortuna ganada en los casinos JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. Como en tantos otros misterios italianos, la sombra de la mafia aparece cada vez más clara tras el cúmulo de temeridades que ha echado por tierra el nombre de la milenaria Casa de Saboya. Las 2.125 páginas del auto judicial revelan que el Príncipe Víctor Manuel- -en prisión preventiva en la cárcel de Potenza, acusado de corrupción de funcionarios y explotación de la prostitución- -intentó que la mafia silenciase a un periodista y apalease a una prostituta. Es una pincelada más de un cuadro delictivo ya crónico en Italia, donde las cuatro grandes mafias controlan el 22 por ciento de la economía legal. El extenso documento revela el papel clave jugado por el empresario siciliano Rocco Migliardi, que protegía al Príncipe al mismo tiempo que lo utilizaba para corromper al Estado italiano y intentar extender sus negocios de videopóker trucados- -con los que ganaba millones- -a Libia, Serbia, Montenegro, Austria y Rusia. La pista del dinero que se embolsaba Víctor Manuel o con el que sobornaba a altos directivos de los Monopolios del Estado que firmaban las licencias para máquinas de juego trucadas, tiene siempre el mismo origen: Rocco Migliardi, quien importaba de China las tarjetas informáticas para convertir inocentes videojuegos en máquinas tragaperras. Un videojuego legal, instalado en cualquier bar, se convierte en un videopóker de juego de azar mediante una tecla o un telemando, que sirve también para hacer perder a quienes juegan demasiado bien. Víctor Manuel de Saboya se guarda un sobre durante una reunión en Cernobbio (norte de Italia) con empresarios sicilianos, según un vídeo grabado por la Policía lofriante y yo quedé bajo shock. Desde entonces llevo escolta Regolo sospecha que el detonante fue nuestra investigación sobre la Orden de los Santos Mauricio y Lázaro. Publicamos su balance: desde 1992 a 2000 habían recogido 1.900.000 euros para obras de caridad, pero sólo habían destinado 300.000 a esos fines. Todo lo demás eran gastos de funcionamiento Publicamos también que las tres hermanas de Víctor Manuel y la esposa de Amadeo de Aosta abandonaron la Orden porque estaban en absoluto desacuerdo Interrogado ayer en la cárcel de Potenza- -donde comparten prisión preventiva los principales protagonistas del escándalo- -el empresario siciliano Rocco Migliardi, de 53 años, declaró al juez instructor Alberto Iannuzzi ha- AFP ber entregado al Príncipe unos treinta o cuarenta mil euros para proyectos de beneficencia a cambio del nombramiento de Caballero de la Orden de los Santos Mauricio y Lázaro. Las escuchas telefónicas revelan, en cambio, que Migliardi pagaba al Príncipe por poner la cara ante los Monopolios del Estado, ante muchos oficiales de Carabinieri o de la Guardia de Finanzas que se han puesto ilegalmente a sus órdenes- -por sentimientos monárquicos o por dinero- -o ante personajes de la política de otros países. Las grabaciones policiales revelan a un Príncipe completamente entregado a la protección y el dinero de Migliardi, y enloquecido por las fortunas que se ganan en los casinos. Después del de Campione d Italia, dice en una conversación, atacamos el de Venecia Fracaso de la Constitución En su intervención, González reconoció que la Unión Europea vive hoy una crisis grave, aunque señaló que no cree que esté en un una situación terminal De igual modo, no dudó en hablar de un relativo fracaso de la Constitución Europea y en afirmar que parte de esa crisis es que se discute más sobre el reparto de poder en la UE, que sobre qué poder se quiere para Europa El ex jefe del Ejecutivo, que dijo ser un optimista escarmentado enfatizó que Europa está perdiendo relevancia relativa a nivel mundial y advirtió de que la distancia económica y tecnológica con Estados Unidos se ha hecho mayor En este sentido, recordando que mientras la lista de las grandes empresas norteamericanas cambia, la de las europeas sigue siendo la misma, consideró que la rigidez de Europa no es consecuencia de las relaciones laborales ni de las relaciones industriales, sino de una sutil alianza entre el poder político, el poder económico- financiero y el poder sindical que impide la movilidad ascendente o descendente de las iniciativas de riesgo en materia tecnológica En el resto de la jornada intervinieron, entre otros, el secretario de Estado para la UE, Alberto Navarro; el presidente del Partido Popular Europeo, Wilfried Martens, el ex ministro de Exteriores Marcelino Oreja, el ex presidente de Portugal Jorge Sampaio y el Nobel de Literatura José Saramago. Nos fastidia mucho En una de las grabaciones telefónicas que forman parte del sumario, el Príncipe indicaba al empresario veneciano Ugo Bonazza, quien actuaba de intermediario, que hay que decir a nuestro amigo Migliardi... que Regolo, el periodista, nos está fastidiando mucho Bonazza le dice que ha entendido, pero Víctor Manuel de Saboya insiste: Nos fastidia mucho, mucho. Dígaselo por favor El pasado mes de mayo, el fiscal de Potenza Henry John Woodcock, citó en una comisaría de Roma a Luciano Regolo, director de la revista del corazón Novella 2000, para hacerle escuchar varias grabaciones telefónicas. Según Regolo, me preguntó si podía identificar las voces. En las llamadas se decía que yo fastidiaba mucho. Una persona insistía a otra a acelerar una visita que debían hacerme. Era esca- El Príncipe corrompía también a las fuerzas del orden J. V. B. ROMA. Aparte de participar en la corrupción del director general de los Monopolios del Estado y la funcionaria responsable de licencias para videojuegos de azar, el Príncipe Víctor Manuel de Saboya había logrado la ayuda- -a cambio de dinero o explotando sentimientos monárquicos- -de altos funcionarios de los servicios de seguridad. El sumario mencio- na al jefe de la policía secreta de Asti y el de los servicios secretos civiles de Milán, un inspector antimafia de Turín, varios oficiales de los Carabinieri y algunos de la policía de fronteras, a quienes pagaba mil euros para evitar controles. Los oficiales le entregaban documentos confidenciales y aseguraban estar a sus órdenes La corrupción del videojuego trucado llegaba, por su parte, al Tribunal de Messina, cuyo perito electrónico trabajaba en realidad para el fabricante Rocco Migliardi, llamado tío Rocco por Ugo Bonazza y míster Rocco por Achille de Lauro, dos socios del Príncipe que recibían órdenes del siciliano. El juez instructor de Potenza secuestró las empresas de videopóker de la familia mafiosa Tancredi, compradores de las máquinas de Migliardi.