Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 MARTES 20 6 2006 ABC Internacional La plana mayor del poder iraní se reunió ayer con el líder supremo de la revolución. De izquierda a derecha: el ex presidente Mohamed Jatamí, el presidente del Parlamento Ghomali Haddad Adel, el ex presidente Akbar Hashemi Rafsanjani y el actual mandatario, Mahmud Ahmadineyad REUTERS Bush advierte que Irán será sancionado si rechaza la oferta de los países occidentales Fomentar la unidad frente a Teherán será uno de los objetivos de la gira europea del presidente b La Administración de EE. UU. exige a Teherán que suspenda de forma veraz y total todas sus actividades de enriquecimiento y procesamiento de uranio JOSE LUIS DE HARO. SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Una vez más el presidente George Bush dejó claro ayer que Irán debe cesar todas sus actividades relacionadas con el enriquecimiento de uranio antes de que Estados Unidos participe en las conversaciones internacionales sobre el problema nuclear. Bush fue tajante al decir que las armas nucleares en manos de este régimen supondrían una amenaza para los ciudadanos de todo el mundo Estas declaraciones se producen un día antes de que el mandatario emprenda su viaje a Europa. El presidente aseguró que Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, China y Rusia han adoptado un acuerdo unánime y diplomático para resolver las diferencias con Teherán. Ahora Irán tiene que cesar de forma veraz y total todas sus actividades de enriquecimiento y procesamiento de uranio para que Estados Unidos participe en las conversaciones con las autoridades del país dijo el mandatario desde la Academia Estadounidense de Marines Mercantes, en Nueva York. El presidente de Estados Unidos confió en que los líderes del Gobierno iraní acatarán la única opción posible que hará que ambos países se pongan a trabajar en un acuerdo que aportará grandes beneficios a Irán, si accede voluntariamente a cesar sus actividades En caso contrario, el país deberá hacer frente al castigo del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que supondrá su aislamiento del resto del mundo, además de progresivas sanciones políticas y económicas. El pasado domingo, el ministro de Exteriores iraní acusó a Estados Unidos de alejar un posible acuerdo con Europa sobre el programa nuclear de Teherán al forzar la imposición de condiciones que podrían dinamitar el pa- quete de incentivos con el que Occidente pretendía fomentar las conversaciones con Irán. Viena y Budapest serán las ciudades que Bush visitará esta misma semana para tantear las relaciones entre Estados Unidos y Europa en lo que se refiere a la crisis nuclear que se vive en estos momentos. Stephen Handley, consejero de Seguridad Nacional del presidente, aseguró que este es un buen momento para reafirmar la fuerte relación que existe entre EE. UU. y la Unión Europea Mensaje para el régimen iraní Tengo un mensaje para el régimen iraní aseguraba Bush. América y sus aliados están fuertemente unidos y han presentado una oferta lo suficientemente razonable. Los iraníes deben tomar nuestra propuesta como una oportunidad histórica para conducir al país por un camino mejor añadía. La gira europea de Bush se centrará en la unidad frente a la amenaza iraní, pero también contará con numerosos desacuerdos en temas clave, como su guerra contra el terrorismo y la prisión de Guantánamo. Estados Unidos y Europa trabajan mano a mano para garantizar que Teherán no construya una bomba atómica. En todo momento, Irán ha negado dichas acusaciones y ha hecho refe- El presidente iraní aseguró en Teherán que su Gobierno defenderá sus derechos de forma sólida y racional El inquilino de la Casa Blanca deberá afrontar en su viaje las críticas de la UE por la prisión de Guantánamo rencia a su derecho a investigar con tecnología nuclear con fines pacíficos. El paquete de incentivos y posibles sanciones contra Irán fue presentado por Javier Solana, el pasado 6 de junio. Las iniciativas fueron diseñadas por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, EE. UU. Gran Bretaña, China, Francia y Rusia, además de la colaboración de Alemania. En un principio la propuesta occidental pide la suspensión inmediata, aunque no permanente, del enriquecimiento de uranio para entablar conversaciones con Irán, aunque el objetivo final es que el Gobierno de Teherán acepte la suspensión a largo plazo de dichas actividades. En Teherán, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, tras una reunión con el líder supremo Ali Jamenei, manifestó que su país defenderá con decisión los derechos (nucleares) de la nación, de forma sólida y también racionalmente Los analistas destacan el uso del término racionalmente como un signo de flexibilidad por parte del presidente de Irán, quien previamente había descartado negociaciones sobre la suspensión del enriquecimiento de uranio. Ahmadineyad añadió que la oferta de Occidente sigue siendo evaluada por Irán y que su país responderá en su debido momento, sin especificar una fecha.