Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 Cultura LUNES 19 6 2006 ABC Como artista y como persona trato siempre de ser honesta, humilde y humana La soprano Barbara Hendricks ofrece hoy un recital en Valencia a beneficio de Acnur b La cantante estadounidense se encuentra muy comprometida con la organización de Naciones Unidas, de la que es embajadora honoraria vitalicia JUAN ANTONIO LLORENTE MADRID. Nacida en Arkansas, nacionalizada sueca, la soprano Barbara Hendricks, que vive desde 1977 en Europa, recibía hace seis años el premio Príncipe de Asturias de las Artes, destacando en la designación del mismo su defensa activa de los Derechos Humanos. Porque, además de una de las grandes voces líricas del mundo, Hendricks es una reconocida luchadora: desde su propia Fundación Por la Paz y la Reconciliación o colaborando desde hace dos casi décadas- -en la actualidad como embajadora honoraria vitalicia- -con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) organización para la que hoy ofrece un concierto en el Palau de la Música de Valencia. En el programa, obras de Beethoven, Fauré, Mahler, Schönberg, Poulenc, Weill. Ninguna de Mozart, a quien ha calificado de compañero de camino y de médico de su voz Eso no significa nada- -comenta a ABC- Yo lo sigo cantando, pero con orquesta, porque para mí todos los años son año Mozart. Acabo de hacerlo en Japón, y volveré con su música al Festival de Verbier. Pero no como algo especial, sino como lo más cotidiano Tan cotidianos casi como él, al menos en los programas liederísticos de Hendricks, son algunos compositores espa- ñoles. En mis recitales incluyo con frecuencia canciones de Montsalvatge y Granados, entre otros. En España lo he hecho muchas veces. Y mi próximo disco, que saldrá al mercado en septiembre, será con obras suyas. Esas cosas no las hago antes de interpretarlas en directo en giras durante dos o tres años. Incluso más tiempo llevo haciéndolo en este caso El concierto de esta tarde es una llamada de auxilio a favor de los refugiados en un momento clave. Este fin de semana se han convertido en la razón central de mucha información. Es necesario que nos demos cuenta de lo que pasa a nuestro alrededor y que nos planteemos qué ocurre en el mundo con toda esta gente, alejada de sus países en conflicto. De esas naciones, cada vez más numerosas, que viven momentos trágicos que nos muestra la televisión, y que olvidamos nada más verlos. Pero los refugiados están ahí, y sus problemas no se resuelven. Hay que lanzar una llamada de atención sobre ellos, porque están sufriendo los problemas de la guerra, o por algún desastre natural, como el huracán Katryna, que redujo a muchas personas en Estados Unidos a una situación similar a la de los refugiados. Unos y otros tienen necesidad de nuestra solidaridad, y en esa lucha estoy metida desde hace casi 20 años Hendricks no oculta su preocupación por otros problemas en su país natal, que tienen menos que ver con la Naturaleza, como Guantánamo. La situación allí siempre me ha parecido ilegal. Por mucho que digan que están bien tratados. Tanto si son o no torturados, es inaceptable que nadie perma- Barbara Hendricks, en un concierto el pasado año en Madrid EFE Es necesario que nos demos cuenta de lo que pasa a nuestro alrededor y que nos planteemos qué ocurre con los refugiados nezca encarcelado sin posibilidad de defenderse. Más cuando- -estoy convencida- -muchos de los detenidos allí son inocentes, lo que convierte todo en más cruel Mientras que el premio Príncipe de Asturias destacaba el compromiso de la soprano, el Xifra Heras que le concedió hace dos años la Universidad de Gerona se centraba en tres rasgos que caracterizan a Hendricks: humanidad, humildad y honradez, sin mencionar su cualidad de cantante. En este punto cabe preguntarse: ¿quién se complace más ante estas distinciones: la artista o la persona? La solución la brinda inmediatamente: Antes que artista soy persona, aunque es cierto que no puedo separar una faceta de la otra. La música está íntimamente unida a lo que hago como ciudadana. En ambos casos siempre trato de ser honesta, humilde y humana Con esas cualidades articula su propia fundación Por la Paz y la Concordia: Es el modo de hacer por mí misma algunas pequeñas cosas. Al margen de mi actividad con Acnur estoy muy implicada en un proyecto educativo de enseñanza secundaria para los refugiados, porque creo que puede ser una vía positiva para que los jóvenes regresen antes a sus países y, una vez en ellos, puedan ayudar a combatir los problemas generados por la guerra y por los actos criminales, para ayudar a restablecer la democracia y la paz