Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Sociedad LUNES 19 6 2006 ABC RELIGIÓN El arzobispo de Toledo dice que la vida en familia no puede suplantarse por otras formas o instituciones Antonio Cañizares defiende la vocación y el imprescindible valor social del matrimonio el cardenal Antonio María Rouco apoyó los verdaderos matrimonios ante la decadencia sin precedentes de nuestra sociedad A. G. TOLEDO MADRID. El cardenal arzobispo de Toledo y Primado de España, Antonio Cañizares, lanzó una defensa del modelo de familia tradicional y de la vida durante la alocución que ayer pronunció en la procesión del Corpus Christi en Toledo. Cañizares reclamó el derecho a ser, a formar y vivir en familia, sin que ésta se vea suplantada u ofuscada por otras formas o instituciones diversas Y recordó que la Iglesia proclama sin reservas el derecho primordial a la vida, desde su concepción a su ocaso natural Bajo el Arco de la Sangre de la plaza de Zocodover, Cañizares dijo que el próximo Encuentro Mundial de las Familias con el Papa será una oportunidad para poner de relieve la belleza y la fecundidad de la familia fundada en el matrimonio, su altísima vocación y b En Madrid, su imprescindible valor social Pero en su alocución no sólo habló de los modelos de familia. Sus palabras reclamaron el derecho a recibir una educación religiosa y sin discriminación La Iglesia insiste en el derecho inalienable de las personas a profesar sin obstáculos, tanto pública como privadamente, la propia fe religiosa, así como el derecho de los padres a que sus hijos reciban una educación acorde con sus propios valores y creencias, sin discriminación o exclusión explícita o encubierta El cardenal Primado, durante la procesión del Corpus celebrada ayer en Toledo mentos antes en la catedral de Toledo, el cardenal Primado defendió la importancia de la misa dominical. No debe ser una imposición o un peso, sino una alegría, el centro de nuestra vida, el alimento de nuestro humano vivir La celebración eucarística se hace necesaria siempre y especialmente en los momentos cruciales que se están viviendo. De ahí que pidiera que Dios nos libre de la tentación del secularismo reinante al tiempo que instó a los ciudadanos a no dejarse turbar por los temores o la perplejidad En la capital, el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, también defendió el verdadero matrimonio entre el hombre y la mujer para alcanzar la verdad del amor ante EFE En defensa de los derechos humanos Habló de derechos y de deberes, de las obligaciones de los católicos. La fe de la Iglesia nos compromete en la promoción y defensa de los derechos humanos, en la afirmación de la dignidad de la persona en su integridad, en cualquier lugar o situación en que se encuentre Dijo que la fe que profesamos ha de llevarnos a poner todo nuestro empeño en que ninguno de esos derechos sea violado o excluido por parte de los individuos, o de las instituciones Durante la misa que presidió mo- la decadencia sin precedentes de la sociedad. En la misa del Corpus Christi celebrada en la Plaza de Oriente, de Madrid, Rouco Varela instó a los feligreses a alzar el testimonio del Evangelio del matrimonio y de la familia para volver a hablar de civilización del amor Sin hogares verdaderos La homilía del cardenal de Madrid no olvidó a los niños ni a los emigrantes. Que no haya nadie sin futuro dijo, y recordó el ritmo agobiante de unas vidas obsesionadas por el placer y el dinero fáciles frente al desamparo en el que se encuentran muchas personas mayores y niños, sin hogares verdaderos