Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 19 6 2006 57 Sociedad Los planes para viajar a la Luna y Marte dejan a la NASA sin dinero para investigar Numerosos proyectos científicos están siendo aplazados o cancelados b Un panel de expertos considera, tras analizar los presupuestos de la agencia para 2007, que la totalidad del programa espacial de la NASA corre un serio peligro JOSÉ MANUEL NIEVES MADRID. La NASA se enfrenta a la que quizá sea la más delicada de las misiones de toda su historia: sobrevivir. Y seguir siendo, si es posible, la agencia espacial más importante del mundo. La visión anunciada por el presidente Bush en 2004 de volver a la Luna y enviar hombres a Marte ha supuesto una revisión profunda de los objetivos (y por tanto de los presupuestos) de la agencia norteamericana, que se ha visto obligada a cambiar de rumbo con una rapidez que está, literalmente, haciendo chirriar sus estructuras. Abocada, por un lado, a hacer realidad uno de los proyectos más ambiciosos de toda la historia espacial (construir bases permanentes en la Luna y viajar al Planeta Rojo) el administrador general de la agencia, Michael Griffin, se encuentra ahora con la difícil tarea de repartir unos fondos (16.792 millones de dólares) que, a todas luces, no son suficientes para mantener la totalidad de los proyectos de la NASA. La situación, si cabe, se volvió aún más delicada el pasado mes de febrero, cuando la agencia anunció que se disponía a recortar 3.000 millones de dólares, en cinco años, de sus programas científicos. El arzobispo de Toledo dice que la vida en familia no puede suplantarse por otras formas o instituciones Proyectos en peligro Misiones de espacio profundo Algunos proyectos, como el WISE, que estudiará galaxias distantes, enanas marrones cercanas y asteroides, sufrirán recortes. Ahorro: 40 millones de dólares Planetas extrasolares Quedan suspendidos dos telescopios espaciales de infrarrojos que iban a ser lanzados antes de 2020 para buscar planetas parecidos a la Tierra. Ahorro: 1.700 millones en 15 años Estudio de asteroides Se suspende la misión Dawn, cuyo objetivo era visitar dos asteroides y estudiarlos para entender el origen de los planetas. Ahorro: 50 millones de dólares Motores nucleares La NASA espera compartir gastos con otros países y renuncia a desarrollar en solitario motores que habrían permitido, por ejemplo, alcanzar Marte en dos meses en lugar de en seis. Ahorro: 2.100 millones en 5 años B Se venden terrenos fuera de la Tierra Mientras la NASA sigue buscando socios que la ayuden en sus planes para regresar a la Luna, otros ya se están beneficiando de antemano de la futura presencia humana en nuestro satélite. Es el caso de la inmobiliaria británica Moon Estates, que, al módico precio de 73 euros cada una, ya ha vendido 80.900 hectáreas de suelo lunar y presume de tener terrenos muy interesantes en Marte y Venus. La inmobiliaria se aprovecha, para hacer su negocio, de un vacío legal en el Tratado del Espacio Exterior, que prohíbe a las naciones, pero no a los particulares, reclamar la propiedad de territorios en otros mundos. tes exigen la eliminación de áreas completas de investigación y de comunidades completas de científicos Especialmente preocupante es el impacto que estos recortes tendrán en el número de técnicos y especialistas en los más diversos campos, que se reducirán de manera drástica, afectando de forma especial a los investigadores más jóvenes. Así las cosas, la parte de león de los presupuestos de éste y de los próximos años se la llevará el diseño de la próxi- ma generación de vehículos tripulados. Un dinero, sin embargo, que habrá que compaginar con el que hoy se dedica al mantenimiento de los transbordadores actuales, que seguirán en funcionamiento hasta que la Estación Espacial Internacional esté completamente terminada, en el año 2010. El resultado de esta situación es que muchas de las misiones científicas que estaban previstas, o incluso en fases avanzadas de preparación, han sido aplazadas o canceladas, a pesar de que algunas misiones estrella como el futuro gran telescopio espacial o la próxima generación de vehículos para la exploración de Marte sigue, por ahora, adelante. Áreas tan fructíferas como la astronomía de infrarrojos (con la que se estudian los confines más remotos del Universo) o la búsqueda de planetas extrasolares, o el envío de sondas a asteroides, o la visita a Europa, la luna helada de Júpiter, en la que podría haber vida, han tenido ya que ser suspendidas. 5 Misión a Europa Se perderá, por ahora, la ocasión de encontrar vida extraterrestre en los océanos líquidos que hay bajo la superficie helada de este satélite de Júpiter. Ahorro: 700 millones de dólares en 10 años 4 Cápsula estilo Apolo Tanque externo de combustible Módulo de alunizaje Misión Constellation En vez de viajar en el costado del cohete, los astronautas viajarán en la parte superior del lanzador, fuera del alcance de cualquier posible desprendimiento. El programa espacial, en peligro Según un informe realizado por el Consejo Nacional de Investigación norteamericano (NRC) todo el programa espacial de la agencia corre peligro. El panel de expertos de la NRC, que ha analizado con detalle los presupuestos previstos para 2007, ha llegado a la conclusión de que los fondos no son suficientes para hacer frente a la totalidad de los proyectos que actualmente están en curso. Se le está pidiendo a la NASA- -dice textualmente el informe- -que haga demasiado con demasiado poco Una opinión que comparten algunos de los responsables de la propia agencia, que han admitido abiertamente que para cumplir con los objetivos de la VSE (Vision for Space Exploration) la NASA tendrá que reducir o eliminar por completo muchas de sus actividades actuales. Y eso, según los expertos del NRC, no es algo que afecte sólo a misiones concretas, sino que los recor- 3 Se han suspendido proyectos como la búsqueda de planetas extrasolares o la visita a la luna helada de Júpiter, en la que podría haber vida 2 CEV Etapa de partida Vehículo de exploración tripulado CEV C 2 Cohete de combustible sólido 1 1 A Prioridades de la NASA A: Enviar hombres a la Luna antes de finales de la próxima década B: Preparar, inmediatamente después, el primer viaje tripulado a Marte C: Desarrollar los vehículos y la tecnología necesaria para cumplir estos objetivos 1- Los astronautas viajarán en una cápsula a bordo de un cohete transbordador de combustible sólido, con una segunda etapa propulsada por un motor principal del transbordador. 2- Un segundo lanzador pesado con dos largos cohetes propulsores llevará el módulo de alunizaje y la fase de partida necesaria para abandonar la órbita terrestre. 3- El CEV, equipado con paneles solares, se reunirá en la órbita terrestre con la fase de partida y el módulo de alunizaje, lanzados previamente desde la Tierra. 4- Entonces, el CEV inicia su viaje a la Luna. 5- Una vez en la órbita lunar, los cuatro tripulantes descenderán en el módulo de alunizaje. Infografía: EDUARDO REVALDERÍA