Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Internacional LUNES 19 6 2006 ABC La Guardia Nacional vigila ya la larga frontera entre Estados Unidos y México La Patrulla Fronteriza ha reclutado 6.000 nuevos agentes, que serán 18.000 en 2008 J. L. DE HARO SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Las primeras tropas de la Guardia Nacional de Estados Unidos comenzaban ayer su despliegue a lo largo del paso fronterizo que separa Un grupo de emigrantes mexicanos trata de cruzar el fronterizo Río Nuevo AFP México de la deseada utopía estadounidense. Desde el pasado jueves numerosos miembros del cuerpo se desplazaban a la zona para recibir las últimas instrucciones antes de hacerse con el control de la línea de 3.218 kilómetros que tantos quebraderos de cabeza ha creado entre el Gobierno de Estados Unidos y los cientos de inmigrantes que intentar cruzarla ilegalmente a diario. Entre los últimos preparativos antes de su estreno, los soldados probaron el funcionamiento correcto de las cámaras y monitorización que visten la valla, además de los sensores que detectarán cualquier tipo de incidente en el paso fronterizo. También se pudo ver cómo se daban los últimos retoques a la construcción de nuevas carreteras y extensiones de alambrada que separan México de los estados de California, Arizona, Texas y Nuevo México. De momento, y bajo las órdenes del presidente estadounidense, George Bush, la Patrulla Fronteriza ha reclutado 6.000 nuevos agentes, que alcanzarán un total de 18.000 a finales de 2008, en un último esfuerzo por incrementar la seguridad en la zona. Según Mario Martínez, portavoz de la Patrulla Fronteriza, el primer grupo desplegado en la zona contaba con un total de 800 soldados. Antes de que finalice el mes de agosto, 6.000 miembros de la Guardia Nacional tendrán asignada su misión en la frontera, mientras que el año que viene, otra tanda de 3.000 agentes se trasladará a la zona. California, en julio El estado de California no espera tener miembros de la Guardia Nacional que patrullen la zona hasta mediados del mes de julio, aunque miembros administrativos y algunos comandantes preparen ya las estrategias logísticas y hayan comenzado las labores de alojamiento de los soldados en el área. La mayor parte de los miembros de la Guarda Nacional supervisarán la zona desarmados, a no ser que cubran un entramado especialmente peligroso. Sus tareas más comunes se desarrollarán en las oficinas de la Patrulla Fronteriza, dónde tendrán que supervisar los monitores para dar la voz de alarma a aquellos agentes que vigilen la frontera sobre el terreno. Desde hace más de dos décadas, la Guardia Nacional ha colaborado con la Patrulla Fronteriza, aunque en números sensiblemente más pequeños. Tareas como la construcción de una valla en San Luis, Arizona formaban parte de sus operaciones diarias. Según miembros de la Guardia Nacional se acordó no contar con estos agentes para la nueva misión.