Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional REFERÉNDUM DEL ESTATUTO CATALÁN LUNES 19 6 2006 ABC 18- J EL SÍ EN EL FRENTE NACIONALISTA Mas se ve ya como el presidente del futuro Gobierno que desarrollará el texto CiU insta al PP a respetar los resultados y desistir de presentar un recurso ante el Constitucional b El presidente de CiU, exultante tras la victoria del sí recordó que el Estatuto se ha hecho en medio de una crisis institucional, de Gobierno y de liderazgo MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. Un exultante Artur Mas compareció ayer ante la militancia de CiU que siguió los resultados del referéndum en el hotel Majestic de Barcelona, como el virtual sucesor de Pasqual Maragall en la presidencia de la Generalitat. Recibido al grito de ¡Mas, presidente! el líder de CiU saboreó las mieles de una victoria con tintes preelectorales y se comprometió a trabajar a pie de calle en favor de un buen Gobierno que esté a la altura de las circunstancias para desarrollar el nuevo Estatuto. El triunfo del sí legitima la reivindicación que durante toda la campaña hizo CiU sobre la paternidad del Estatuto y que hará extensiva a su estrategia electoral en las próximas elecciones autonómicas, al tiempo que reafirma su posición de formación nacionalista moderada apta para llegar a un acuerdo postelectoral con los socialistas. La aprobación del proyecto catalán es el segundo paso hacia la denominada sociovergencia que se fraguó en la reunión celebrada el pasado mes de enero entre Mas y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para pactar el Estatuto. Saura cree ahora obligatorio volver al tripartito El presidente de ICV, Joan Saura, valoró positivamente los resultados del referéndum y aseguró que la victoria debe facilitar la cicatrización de las relaciones con ERC para ir a una nueva mayoría progresista en Cataluña que ha de gestionar el país El ecosocialista consideró que el tripartito es posible y necesario por lo que tenemos la obligación de renovar este acuerdo En cuanto al resultado del referéndum, Saura exigió reflexionar sobre la participación y consideró que la abstención se puede haber debido sobre todo al largo proceso y a las peleas entre partidos que impidieron que se hiciera una propuesta unitaria. El ecosocialista, que señaló que no era fácil ir a votar con esta crispación destacó que los resultados confirman que tres de cada cuatro votantes han apoyado el texto En cuanto a la reacción de Rajoy, que cuestionó la legitimidad del texto por no llegar la participación a la mitad del electorado, Saura señaló la deslegitimación del PP, que no acepta que ha perdido Duran, Mas y Pujol brindan con cava por el sí al Estatuto catalán Según recordó el presidente de CiU, el proyecto catalán se ha hecho en medio de una crisis institucional, de Gobierno y de liderazgo. Y pese a ello, ha salido adelante Según dijo Cataluña se merece un Gobierno que esté a la altura de las circunstancias. CiU trabajará a pie de calle para que el Estatuto vaya acompañado de un buen Gobierno En este sentido, el dirigente nacionalista animó a sus militantes a trabajar desde mañana mismo en favor de este objetivo. Artur Mas se refirió al Estatuto de todos los catalanes tanto de aquéllos que lo han apoyado como los que han votado en contra. Por ello, pidió a los que han pretendido abortar el proceso de construcción nacional que tomen nota de que Cataluña no estaba dispuesta a dejarse avasallar en una velada alusión al PP. En este sentido, el secretario general de CiU, Josep Duran, advirtió de que habrá quien diga que el sí vencedor no es legítimo porque no aceptan la derrota y, tras señalar que los votos a favor casi cuatriplican el no instó a los populares a que no cumplan sus promesas de recurrir el proyecto ante el Tribunal Constitucional y respeten la voluntad del pueblo de Cataluña EL SEGURO GANADOR XAVIER PERICAY D e cuantas formaciones políticas con representación parlamentaria habían tomado parte en la campaña del referéndum, sólo una tenía ayer todas las de ganar dijeran lo que dijeran las urnas: Convergència i Unió. En efecto, en tanto que valedora del sí y en tanto que principal artífice, junto al Gobierno de España, del texto plebiscitado, la federación nacionalista que encabeza Artur Mas tanto podía capitalizar un resultado positivo como atribuir uno negativo a las tropelías, la impericia y el desgobierno de que ha hecho gala, contumazmente, el actual presidente de la Generalitat. Todas las demás fuerzas políticas se la jugaban; CiU, en cambio, pasara lo que pasara, era ya de antemano el seguro ganador. Pero, aun así, no hay duda de que el desenlace de la votación, con una participación sensiblemente inferior a la del referéndum de 1979- -un 10 menos- -y, lo más importante, con un porcentaje de síes sobre el censo electoral 17 puntos por debajo del alcanzado entonces, le viene a la federación nacionalista como anillo al dedo. Para el ciudadano de Cataluña, el máximo responsable del proceso estatutario es Pasqual Maragall. Y lo menos que puede decirse de un presidente que ha dedicado todo su mandato al Estatuto y el día de autos ni siquiera consigue movilizar al 50 del electorado para que acuda a las urnas, es que ha fracasado. Así pues, se acabó la tregua. A partir de hoy empieza la carrera de las autonómicas. Y Convergència i Unió, tras el desgaste sufrido por dos de los partidos que le disputan su espacio electoral- -el socialista y el republicano- parte destacada en cabeza. Todavía es pronto para saber qué distancia les puede llegar a sacar a los demás. De todos modos, si serán dos, tres o cuatro largos dependerá más de los errores de sus rivales que del acierto de la propia federación. Aunque yo, de Artur Mas, me tiraría a la piscina la mar de tranquilo. Hecho desde la oposición De esta forma, CiU se siente artífice y protagonista de un Estatuto hecho desde la oposición y, pese a reconocer que el índice de participación fue inferior al deseado, sus dirigentes no escondieron su euforia ante un triunfo sin paliativos Tres son los factores que, según los nacionalistas, han influido en esa alta abstención: el buen tiempo, que disuadió a muchos catalanes a ir a las urnas; el previsible triunfo del sí y la crisis institucional que ha vivido Cataluña en las últimas semanas tras la ruptura del tripartito y la expulsión de