Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 DOMINGO 18 6 2006 ABC MUNDIAL 2006 GRUPOS D Y E Irán Portugal 0 2 Deco debuta a lo grande El azulgrana rompió la resistencia iraní con un golazo que facilitó el pase a los octavos de final de Portugal, resultado cerrado después con un penalti de Cristiano Ronaldo IGNACIO TYLKO FRÁNCFORT. Deco, ausente frente a los angoleños por una pequeña lesión, resultó decisivo en el triunfo de Portugal ante Irán, que conduce a las Quinas a los octavos de final, lo que no conseguían desde que alcanzaron las semifinales en Inglaterra 66. El azulgrana de origen brasileño, nacionalizado portugués un año antes de la pasada Eurocopa, disfrutó del debut soñado en un Mundial: cuando su equipo dominaba pero no lograba derribar el muro iraní, agarró un derechazo letal desde fuera del área que Mirzapour, el portero asiático, apenas pudo seguir con la mirada. Con ese obús cercenó las esperanzas del limitado adversario y facilitó el triunfo de su equipo, cerrado luego con el penalti transformado por Cristiano Ronaldo. El duelo, clásico y unidireccional entre dos equipos con gran diferencia de nivel que sólo tiene emoción mientras persiste el 0- 0, dejó también otra buena actuación de Figo. No estuvo tan participativo como en el anterior partido, pero supo dosificarse y apareció cuando más se le necesitaba. Intervino en Irán Mirzapour; Golmohammadi (Bakhtiarizadeh, m. 88) Kaabi, Rezaei, Nosrati; Nekounam, Teymourian, Karimi (Zandi, m. 65) Mahdavikia; Madanchi (Kathibi, m. 66) y Hashemian. Portugal Ricardo; Miguel, Meira, Carvalho, Valente; Costinha, Maniche (Petit, m. 67) Figo (Simao, m. 88) Deco (Tiago, m. 80) Cristiano Ronaldo; y Pauleta. Goles 0- 1, m. 63: Deco. 0- 2, m. 80: Cristiano Ronaldo, de penalti. Árbitro Eric Poulat (Fra. Amarilla a Madanchi, Nekounam, Kaabi, Golmohammadi, Pauleta, Deco y Costinha. Los iraníes, que se presentaron por tercera vez en el gran escaparate más convencidos que nunca de poder pasar la criba inicial, se irán sin dejar apenas rastro por Alemania, territorio que conocían bien por el cuarteto de alemanes en su plantilla. Aunque se nota el notable trabajo táctico del croata Ivankovic, es un equipo plano, sin jugadores desequilibrantes y con una dificultad enorme para generar ocasiones. Tuvo su momento ante México, pero falló y ahí comenzó a firmar su rendición. Le queda sólo maquillar su eliminación ante Angola, que aún sueña con poder clasificarse. Deco celebra su gol junto a sus compañeros los dos goles. Primero, con un buen pase a Deco, y después al ser objeto del penalti de la sentencia. La vieja guardia portuguesa no brilló, pero supo tener paciencia, no desesperarse, percutir y esperar a que REUTERS su animoso rival cayese desplomado para abatirle. Sigue fiel al estilo que le condujo a la final de su Europeo. Se defiende con orden, no comete errores, es aguerrido y saca máximo provecho de su reducida capacidad definitoria. Los checos, rotos en el cuerpo a cuerpo R. Checa Ghana 0 2 R. Checa Cech; Grygera, Rozehnal, Ujfalusi, Jankulovski; Galasek (Polak, m. 46) Poborsky (Stajner, m. 56) Rosicky, Nedved, Plasil (Sionko, m. 67) y Lokvenc. Ghana Kingsom; Plantsil, Mensha, Shilla, Mohamed; Adoo (Boateng, m. 46) Essien, Appiah, Muntari; Amoah (Addo, m. 79) y Asamoah (Pimpong, m. 84) Árbitro H. Elizondo (Argentina) Tarjeta amarilla a Adoo, Essien, Asamoah, Boateng, Muntari y Mohamed. Roja a Ujfalusi en el minuto 67 Gol 0- 1, m. 1: Asamoah. 0- 2, m. 81: Muntari. JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Error tras error, los checos se fueron desmenuzando ante Ghana: un solo pivote para frenar las arremetidas del rival, una zaga blandengue y, sobre todo, ese caer en el ritmo de los africanos, que fue brutal. Los checos cayeron en la trampa, entraron al choque y realizaron un juego directo, dando de lado el virtuosismo de su gente, la elaboración de la jugada, el tocar para evitar el tremendo físico del rival. Ghana fue a por todo, marcó al minuto y siguió presionando, buscando, sin dar un minuto de respiro. Necesitaba el triunfo como el aire y los checos dormían en el laurel del 3- 1 a EE. UU. En la imposible contención de Galasek en solitario a las llegadas de Essien y Appiah, los de Nedved se hundieron. Cuando se quedaron con diez por la expulsión del torpe Ujfalusi (causante del primer gol en un error monumental) su ofensiva fue ya a vida o muerte. Llegaron arriba con todo, lo que aprovechó Ghana con su velocidad, su fuerza tremenda y la gran dirección de Essien, impecable ayer. El degüello checo lo aplazó Cech realizando todo tipo de paradas a las llegadas continuas de los africanos. Los checos, con diez y rotos por todos lados, dejaron de bajar, sin un solo soplo de aire en los pulmones, abandonando a su suerte al grandísimo portero del Chelsea. Mientras, Ghana lo hacía todo bien, dominó en todas las facetas del juego, tocó cuando tuvo que hacerlo, chocó en el momento exacto y acabó marcando el segundo dejando el grupo abierto.