Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 18 6 2006 Sociedad 49 La NASA anunció ayer que el transbordador espacial Discovery volverá a volar el próximo 1 de julio Cientos de expertos han debatido durante varios días todos los detalles de la misión suministros vitales a la Estación Espacial Internacional, que lleva un año sin recibir la visita de un transbordador norteamericano J. M. N. MADRID. El transbordador Discovery volverá al espacio el próximo 1 de julio. Esa es la fecha decidida por los ingenieros de la NASA, reunidos desde el jueves en el Centro Espacial Kennedy, en Florida, para discutir hasta el más pequeño de los detalles técnicos de la próxima misión, la STS- 121, cuyo objetivo es llevar suministros y materiales a la Estación Espacial Internacional (ISS) Durante dos días, cientos de técnicos e ingenieros de la agencia espacial b La misión STS- 121 llevará norteamericana han intentado determinar si el transbordador reúne las condiciones necesarias de seguridad para reemprender el vuelo. Será el primer lanzamiento desde hace más de un año y el segundo después de la catástrofe del Columbia que se desintegró en el aire durante la maniobra de aterrizaje con siete astronautas a bordo el 1 de febrero de 2003. El Discovery en su rampa de lanzamiento el pasado 19 de mayo declaró en ese momento que confiaba en que los responsables del programa de vuelos espaciales se decidieran por el 1 de julio como fecha para la primera tentativa de lanzamiento. Si ese día se produjera algún contratiempo, será posible reintentarlo durante las semanas siguientes, ya que la ventana de lanzamiento no se cierra hasta el día 19 de julio. Durante la reunión de expertos, se había contemplado la posibilidad de retrasar unos días la fecha del lanza- REUTERS Meses de entrenamiento Durante los días pasados, el comandante de la próxima misión, Steven Lindsey, y los otros seis miembros de la tripulación, entre los que se encuentra el astronauta europeo Thomas Reiter, realizaron una nueva simulación de las maniobras de despegue, dentro del programa de entrenamiento al que están todos sometidos desde hace ya varios meses. El propio comandante ya miento con el fin de aprovechar unas mejores condiciones de luminosidad que garantizaran la calidad de las imágenes (fotos y vídeos) de las cámaras instaladas en el exterior de la nave. Esas cámaras son las que se encargan de vigilar los posibles desprendimientos de fragmentos del revestimiento térmico de la nave, causa del desastre del Columbia y motivo de una novedosa reparación en órbita realizada el año pasado con el transbordador atracado en la estación espacial.