Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 18 6 2006 Nacional 17 Díez Usabiaga, de LAB, y Otegi y Barrena, líderes de la ilegalizada Batasuna, en la cabeza de la manifestación; detrás, Elkoro, también batasuno, y Larreina, de EA AFP La plana mayor de Batasuna burla a Marlaska y se manifiesta en Pamplona Dieron gritos a favor de los presos de ETA, la amnistía y la independencia b Otegi, Permach, Barrena y Goirize- laia se manifestaron en una convocatoria autorizada por el juez, que no vio indicios racionales de que estuviera promovida por Batasuna BEGOÑA LÓPEZ PAMPLONA. Unas 5.500 personas, según la Delegación del Gobierno, participaron ayer en Pamplona en una marcha con el lema Por los Derechos Civiles y Políticos convocada por Estíbaliz Urtán y a la que acudieron los dirigentes de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi, Joseba Permach, Pernando Barrena y Jone Goirizelaia. El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande- Marlaska permitió esta marcha porque carecía de suficientes indicios racionales de que estuviera auspiciada por Batasuna, aunque en un auto señaló que existían concretas sospechas La manifestación se convocó en protesta por la decisión del magistrado de prohibir otra marcha, también en Pamplona, a favor de la mesa de partidos porque entendía que ésta sí estaba auspiciada por Batasuna. Además de la plana mayor de la coalición ilegalizada, en la manifestación estuvieron los dirigentes de Eusko Alkartasuna Maiorga Ramírez y Rafael Larreina. Junto a ellos se encontraba el secretario general de LAB, Rafael Díez Usabiaga. Todos marcharon en la cabecera de la manifestación, y previamente habían acudido al lugar previsto para el inicio de la marcha que fue prohibida por el juez. Diez furgones policiales Desde el parque de Antoniutti, pasando por la Avenida del Ejército y hasta la Plaza del Baluarte, los manifestantes portaron numerosas ikurriñas y alguna bandera navarra. Reiteradamente lanzaron gritos a favor de la amnistía de los presos y de Euskal Herria pidieron la independencia y se mostraron partidarios de la ikurriña y contrarios a la bandera española. Diez furgo- nes de la Policía Nacional precedieron la marcha. Al final de la manifestación, Estíbaliz Urtán leyó un comunicado en euskera y en castellano en el que señalaba que se han conculcado los derechos civiles y políticos de manera gratuita Desde un punto de vista democrático- -añadió- -es inaceptable que se impida la celebración de una manifestación. Un sistema político que vulnera derechos elementales como la libre expresión y la manifestación no puede reivindicar para sí carácter democrático alguno añadió. Agregó que es más grave que la vulneración se produzca en el contexto político actual y contra una manifestación cuyo lema demanda respeto al derecho democrático a decidir nuestro futuro y la puesta en marcha de la necesaria mesa de diálogo político Finalmente, Urtán indicó que si alguien pretende sabotear y obstaculizar este esperanzador nuevo momento político, la ciudadanía de este país no se lo va a permitir El acto se cerró con el canto del Eusko Gudariak (himno al soldado vasco) Esta manifestación vino a sustituir a la prohibida por el magistrado y que. con el lema Mesa para la resolución, ya. Euskal Herria, Decisión, Acuerdo fue convocada por una treintena de colectivos. Grande- Marlaska la prohibió porque consideró que estaba auspiciada directamente por el entorno de la ilegalizada Batasuna Sin embargo, permitió la solicitada por Estíbaliz Urtán y en un auto señaló que, aunque existen concretas sospechas de que la convocatoria está auspiciada por la ilegalizada Batasuna, carecía de suficientes indicios racionales que lo confirmaran. El magistrado recordó a la Policía que debería disolver la manifestación si aparecían pancartas, lemas o símbolos que constituyeran una vulneración del auto de 17 de enero, que suspende por dos años las actividades de Batasuna. Según el juez, el lema de la convocatoria es tan genérico que encaja en el derecho fundamental de reunión Asimismo, solicitó a la Policía y a la Guardia Civil un reportaje videográfico sobre la marcha y que se lo remitieran al Juzgado Central de Instrucción número 5, para comprobar si los manifestantes incurrían en hechos delictivos que merecieran abrir las oportunas diligencias.