Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 18 6 2006 13 Pardo de Santayana brinda por el Rey como garante de la unidad de España frente a los peligros de ruptura Asesinadas tres personas, al parecer polacas, en una casa de campo de un pueblo de Gerona Sólo el improbable triunfo del no en el referéndum de hoy cambiaría los planes del PP de llevar el Estatuto ante el Constitucional. Así, para el primer partido de la oposición, se abrirá un nuevo capítulo en esta carrera de obstáculos que ha sido el texto catalán El camino paralelo del Estatuto hacia el Tribunal Constitucional TEXTO: CRISTINA DE LA HOZ PACO GARCÍA De momento, las apuestas internas sólo abarcan dos opciones: si Maragall se empecina, será de nuevo el candidato; si Maragall da un paso atrás, lo será Montilla. En lo que sí hay unanimidad, al menos hasta ahora, es en que Montilla no planteará batalla a Maragall, por lo que todo dependerá de lo que decida el president de los catalanes y del PSC. MADRID. El guión, salvo imprevistos, ya está bastante definido. La oposición del PP al nuevo Estatuto de Cataluña continuará independientemente de los resultados del referéndum, dando por seguro que ganará el sí y aun en el caso de que los catalanes acudan masivamente a las urnas a respaldarlo. A la vuelta de la consulta y tras un preceptivo lapsus de tiempo para confirmar escrutinio y atender posibles recursos, una vez que el nuevo texto se publique en el BOE, el Tribunal Constitucional tendrá encima de la mesa el recurso del PP. Catedráticos de Derecho Constitucional, de Derecho Financiero y hasta expertos en Derecho Administrativo asesoran al primer partido de la oposición sobre un texto vastísimo al que se pretende dar los toques finales antes de las vacaciones de verano. Ignacio Astarloa, como secretario de Libertades Públicas, Justicia e Interior, y la responsable de Política Autonómica y Municipal, Soraya Sáenz de Santamaría, en colaboración mano a mano con el portavoz del PP en la Comisión Constitucional, Federico Trillo, son los mimbres en los que se apoya Mariano Rajoy para afrontar este asunto. Por medio queda una campaña que ha dejado mal sabor de boca a los populares, y eso que las manifestaciones espontáneas de jóvenes que se defendían de las provocaciones y de los ataques del PP- -según la terminología de casi toda la clase política catalana- -desaparecieron súbitamente del oasis catalán, convertido ya en mero espejismo. Desde lo que ha pasado estamos muy preocupados por cómo se ha desarrollado la campaña y por el grado de tensión que hay allí señala a ABC un miembro de la Ejecutiva del partido, que asegura que, dado el cariz de la campaña, no ha habido tiempo a sentarse a hablar de los posibles escenarios que haya después del referéndum. Escenarios pos- referéndum ¿Qué pasaría si la participación fuera muy alta con una preeminencia clarísima de síes Pues diremos que ha hablado la sociedad y expresaremos nuestro respeto absoluto por los resultados. Nosotros hemos apostado por una opción y seguiremos trabajando apostilla en este caso un miembro del PP catalán. El referéndum de 1979 será la referencia obligada para cualquier tipo de análisis. Todo lo que baje del nivel de participación de aquel entonces- -que se elevó al 59 por ciento- -será considerado por el PP poco menos que un fracaso. En este sentido, las fuentes consultadas indican que por debajo de ese porcentaje el nuevo Estatuto queda tocado, deslegitimado, Astarloa, Soraya Sáenz de Santamaría y Trillo son los mimbres en los que se apoya Rajoy Para los populares, una participación menor a la que hubo en el 79 sería un fracaso cojo y recuerdan a continuación que incluso a su paso por las Cortes recabó muchos menos apoyos del que tuvo el Estatuto de Sau. Bien es cierto que entonces, en 1979, los catalanes reclamaban por la calle un Estatuto de autonomía; ahora lo que quieren es que les arreglen los problemas argumentan en el PP, convencidos de la escasa motivación de los ciudadanos. Al miedo por una más que probable apatía electoral atribuyen en el PP la campaña del PSC, más destinada a deslegitimar a los populares que a explicar las excelencias de un texto que parece motivar a pocos. En este sentido, desde el cuartel general de los populares se apostilla que los socialistas no han hablado para nada del Estatuto, y sí muchos de nosotros Otra persona opta por una expresión mucho más gráfica, al afirmar que han buscado el dóberman en referencia a aquel vídeo electoral del PSOE de las legislativas de 1996 en que aparecían intercaladas imágenes de Álvarez- Cascos con las de un perro dóberman en actitud agresiva. Los populares se quejan de lo que llaman la maquinaria del bipartito esto es, PSC e IC, a la que se suma ahora CiU. Precisamente, si hay unas palabras justificatorias de los ataques de campaña que les han dolido más que los huevos, las monedas o los escupitajos que les lanzaron han sido las del portavoz parlamentario del Grupo catalán, Josep Antoni Duran Lleida. Paradójicamente, ha sido Pasqual Maragall el que ha salido en nuestra defensa comentan por los pasillos de Génova, todavía sorprendidos por el aliado de última hora.