Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 18 6 2006 La Entrevista 11 de nuestros aliados. Es una forma de decir que no han hecho nada sin el conocimiento y la autorización de los estados europeos. Que ha habido connivencia activa de los estados miembros. En Italia hay un carabinero procesado en el caso del secuestro de Abu Amar, y allí tenemos ya un caso claro de complicidad de las fuerzas de seguridad de un país europeo. Eso es algo que como parlamentarios europeos tenemos la responsabilidad de investigar hasta el final. -Su investigación deja a los gobiernos europeos entre la espada y la pared: si dicen que lo sabían, mal, y si aseguran que no lo sabían, peor. ¿No le han pedido los gobiernos que se limite un poco? -No, hasta ahora ningún gobierno me lo ha pedido, y yo creo que sería una petición que no puede producirse, porque los gobiernos europeos- -tanto como nosotros- -tienen la responsabilidad de proteger a los ciudadanos. En cuanto a lo otro, no estoy de acuerdo en que ambas cosas sean lo mismo. Una cosa es que no tuvieran conocimiento de lo que se estaba haciendo y otra mucho más grave que hayan estado colaborando activamente con las actividades de servicios secretos extranjeros en operaciones ilegales. -Usted dijo el martes que en casos más concretos como España no era aceptable la postura del Gobierno sobre la petición de comparecencia del director general del CNI. ¿Ha recibido aclaraciones sobre ello? -Como presidente de esta comisión yo he pedido desde el principio la cooperación de los estados miembros. En el caso de España, dije que había recibido un ejemplo positivo y otro negativo. Dije que el director del CNI no ha respondido a una carta que le enviamos hace dos meses y que eso es un mal ejemplo, el peor ejemplo. Pero por otro lado tenemos al ministro Miguel Ángel Moratinos, que ya antes de que se lo pidiésemos nos dijo que estaba dispuesto a colaborar declarando ante nuestra comisión. El mismo día que yo hice esas declaraciones la vicepresidenta del Gobierno estaba en Estrasburgo, en otra sala, no sé si al mismo tiempo. El caso es que yo me enteré después de que había dicho que el Gobierno de España estaba dispuesto a colaborar y que tendría una actitud de la mayor transparencia. Yo estoy contento con esa declaración política y espe- CENTROS CLANDESTINOS No hay dudas sobre eso. Asumimos que entre 30 y 50 personas están en una o varias cárceles secretas CONTACTOS CON EE. UU. De una forma o de otra, en Estados Unidos se nos dice que no han hecho nada sin autorización de los estados europeos. Es una forma de decir que ha habido connivencia activa CONTROL DE LOS ESTADOS Ni los servicios secretos, ni la Policía ni los servicios aeroportuarios saben todo lo que está pasando con esos vuelos ni están en condiciones de contestar a nuestras preguntas EVIDENCIAS Los vuelos son ilegales porque coinciden con los indicios que tenemos de secuestros de personas ro que todos los servicios de la Administración española actúen en sintonía con estas intenciones. ¿Qué espera ahora del Gobierno español? -Pues que el ministro Moratinos pueda encontrar una fecha para estar con nosotros en el calendario que vamos a empezar a elaborar la semana que viene, y que el responsable del CNI conteste a la carta que le he enviado. ¿Ha habido otros responsables de los servicios de información europeos que han declarado en su comisión? -El general jefe de los servicios secretos italianos ha comparecido en una sesión a puerta cerrada y su colega alemán ha aceptado ya hacerlo próximamente, aunque aún no tenemos fechas. ¿Han sido productivas ese tipo de comparecencias, les han dado información valiosa? -No quisiera comentar algo para lo que no estoy autorizado. Pero puedo decir como presidente de esta comisión que lo que hemos descubierto hasta ahora es que la mayor parte de los estados miembros no llevan un control de los movimientos aéreos. Ni los servicios secretos, ni la Policía ni los servicios aeroportuarios saben todo lo que está pasando con esos vuelos ni están en condiciones de contestar a nuestras peguntas. ¿Cree que los vuelos aún se producen? -La atención de los periodistas y los Parlamentos ha hecho que estas acciones hayan disminuido mucho. No puedo garantizar que esos vuelos que transportan ilegalmente personas detenidas hayan cesado, pero es evidente que desde que el tema está en la opinión pública han disminuido mucho. ¿Existen o no cárceles secretas, que serían el elemento más serio de la investigación? -No hay dudas sobre eso, porque hay un grupo grande de personas, entre Moratinos podría comparecer a primeros de julio E. S. BRUSELAS. El Ministerio de Asuntos Exteriores ha realizado ya las primeras gestiones para buscar una fecha para la comparecencia del ministro Miguel Ángel Moratinos durante el próximo periodo de sesiones, en Estrasburgo, a primeros del mes que viene. Según fuentes bien informadas, la carta fue enviada al Parlamento Europeo el jueves y ya se han puesto en marcha las gestiones para encontrar una fecha en el pleno de esa semana. El problema es que las dos próximas fechas disponibles para la comisión temporal de investigación ya se han fijado para el 3 y el 4 de julio, con pocas posibilidades de introducir nuevas comparecencias. Las dos jornadas estarán dedicadas al debate en pleno y a la votación del informe parcial que ya fue aprobado en comisión esta pasada semana. Por lo tanto, la comparecencia de Moratinos en estas circunstancias no podría suponer ningún cambio en la tramitación de este documento, que ya está cerrado. Los servicios jurídicos de la Cámara tal vez puedan hacer maravillas con el calendario, pero todo parece indicar que la comparecencia del ministro tendrá que estar vinculada a la segunda parte del informe, cuyos trabajos se prolongarán al menos hasta el mes de diciembre. Precisamente esta semana se va a reunir la mesa de la comisión de investigación para empezar a establecer el calendario de los trabajos en el próximo semestre, durante el cual debe culminarse el informe completo. La importancia de esta comparecencia estriba en que abrirá la puerta a que otros ministros de Asuntos Exteriroes sigan el ejemplo de Moratinos y acepten declarar. treinta y cincuenta, que la Cruz Roja Internacional declara como prisioneros de los norteamericanos. Y desaparecidos, que no están entre la lista de los detenidos en Guantánamo que Estados Unidos ha comunicado recientemente. Por tanto, asumimos que esas personas están en una o varias cárceles secretas, aunque no sabemos si están en África, en Asia, en Afganistán o en Egipto. Eso no lo sabemos. ¿En Europa? -Cárceles secretas en Europa creo que ahora no existen. ¿Pero han existido? -Lo que puedo decir hasta ahora es que en nuestra comisión no hay ningún dato que pueda probar la existencia de esas cárceles secretas en Europa, pero tampoco puedo estar cien por cien seguro. -En el caso de España, su informe dice que los vuelos han sido ciento veinte, muchos más de lo que se pensaba. ¿Cómo calificaría la actividad de la CIA en España? -No puedo calificar eso porque le recuerdo que seguimos hablando de un informe preliminar y no es posible decir si se trata de una actividad más o menos intensa que lo que se haya llevado a cabo en otro país. De todos modos, tengo que aclarar que la existencia de vuelos, incluso de vuelos relacionados con la CIA, no quiere decir que sean vuelos ilegales. Dentro de nuestro trabajo solamente consideramos como ilegales los vuelos que transportan prisioneros ilegalmente. La CIA tiene muchos vuelos relacionados con sus actividades, para transportar agentes, recoger informaciones, y muchos de estos se hacen en coordinación con los servicios secretos europeos dentro de la lucha contra el terrorismo. Lo único que podemos decir es que los vuelos que hemos identificado son vuelos de la CIA con toda probabilidad, aunque podrían ser también vuelos de otros organismos del Gobierno norteamericano. Pero no estamos en condiciones de afirmar que todos o que la mayoría son vuelos ilegales. Podemos decir que con mucha probabilidad algunos de esos vuelos son vuelos ilegales porque son coincidentes con los indicios que tenemos de secuestros ilegales de personas, sobre todo porque hemos escuchado directamente en la comisión el testimonio de alguna de esas personas que fueron secuestradas. Por eso debemos ser serios y reconocer que pensamos que la mayoría de los vuelos no son ilegales. -Algunos diputados les han acusado de que ésta era una comisión que se creaba no para investigar, sino para llegar a unas conclusiones predeterminadas. -No creo que se puedan decir las dos cosas a la vez, que nuestra comisión no tiene pruebas nuevas y al mismo tiempo que se dedica a usar las pruebas para hacer demagogia. No tengo dudas de que la naturaleza de nuestra comisión puede recibir críticas, eso es la fortaleza de la democracia. Pero yo creo que es mi obligación seguir intentando hasta el final descubrir la verdad, colaborar en la promoción de las medidas necesarias para que estas cosas no vuelvan a pasar y proteger efectivamente los derechos de los ciudadanos europeos.