Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión DOMINGO 18 6 2006 ABC LA BURBUJA ABC Y SUS LECTORES Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es MARAGALL Y EL PITO DEL SERENO NTE el temor a ser envenenado por sus enemigos en una posible conjura, Mitrídates VI, rey de Ponto, empezó a ingerir desde joven pequeñas cantidades de veneno que aumentaba según se iba haciendo inmune a ellas. Medio siglo antes de nuestra era y tras ser traicionado por un familiar, trató de envenenarse con una dosis letal. No lo consiguió: estaba completamente inmunizado. Desde entonces, y en su honor, se llama mitridación a la inmunización contra algún veneno conseguida mediante la administración de dosis progresivas que permitan al organismo generar sus LUIS IGNACIO propias defensas. PARADA A Pasqual Maragall le ha ocurrido lo que al rey de Ponto. Cuando aquél intentaba colmar sus ansias expansionistas, se enfrentó a Roma y fue derrotado por Pompeyo, Sila y Flavio. Cuando éste hacía lo propio, se ha visto traicionado por Zapatero, Mas y Montilla. Eso explica que lanzara ayer un mensaje televisado para llamar a la participación en el referéndum del Estatuto, algo que le había prohibido la Junta Electoral, a la que ha tomado por el pito del sereno. Aquellos entrañables personajes de la noche desde el siglo XVII hasta bien entrado el XX daban cada hora una especie de parte meteorológico: Las doce en punto y sereno de ahí su nombre. Y llevaban un chiflo que hacían sonar para llamar a la Policía si observaban cacos por los alrededores. Algunos, sin embargo, eran tan estrictos que no permitían voces o algarabía en la calle. Y hacían sonar su silbato con el menor motivo, como, por ejemplo, cuando los vecinos alborotaban después de una fiesta. De modo que del pito del sereno no hacían caso los policías ni los alborotadores. Mitríades tuvo que ordenar a un soldado que le matase. Maragall despreció la ley electoral, que es una forma política de suicidarse, aunque la Junta silbe a veces a capricho. ¿Confía don Pasqual en que debido a la mitridación la alta concentración de veneno que tiene en su cuerpo, la cicuta no le haga efecto? A Con motivo del primer aniversario, el pasado 13 de junio, de la muerte de Jaime Campmany, numerosos lectores se han dirigido a ABC para rememorar su figura y elogiar la Tercera de su hija Laura, publicada ese mismo día con el título Un año sin Campmany A JUAN CARLOS SAINZ DE LA MAZA le ha parecido sencillamente inigualable la Tercera de Laura. Como tantos otros lectores habituales, echo mucho de menos las columnas del insigne maestro, pero Jaime tiene una dignísima sucesora en su hija MANUEL DÍAZ HEREDERO se dirige a Laura como un modesto Juan Español que nunca se perdió la colaboración de su padre. Parece que fue ayer. Me ha emocionado tu Tercera del martes. ¡Qué sentimientos! Qué elegancia en esa prosa rimada que a mí tanto me gusta y con la que él, con tanta soltura, frecuentemente nos obsequiaba... Ese verbo murciano con castizos epítetos que tú ahora recuerdas... Aunque no tuve ocasión de darte el pésame en su momento, sentí hondamente su ausencia y he orado por él con frecuencia. Sólo me queda darte la enhorabuena por el acierto y la fluidez de tu pluma. De tal palo... Disculpa el tuteo, ¡triste privilegio el de la edad! FELIPE- NERI JUNQUERA nos ha hecho llegar una poesía para Laura en el primer aniversario de la muerte de su padre. Asegura FERNANDO IZQUIERDO que él también lloró hace un año. Fuimos muchos. Incontables. Dicen, el Evangelio nada menos, que no es el discípulo mayor que su maestro. Con el inconveniente de ser hija de su padre, al incorporarse a ABC, su llegada al periódico fue sencilla. Pero cuando empecé a leerla pensé que hasta el Evangelio se equivoca. El larguísimo verso que le dedica en la Tercera rebasa, de momento, todo lo que se pudiera opinar sobre usted, Laura. A medida que lo iba leyendo me daba cuenta de que era pura poesía. ¡Qué verso tan maravilloso! No sé si hay baberos en el cielo. Pero a su padre se le habrá caído la baba E. MIGUEL GUTIÉRREZ ha leído con enorme emoción, cargada de nostalgia, la Tercera de ABC que Laura Campmany dedica a su padre. ¡Qué tierna, qué certera, qué brillante! De casta le viene al galgo... Ese largo romance en endecasílabos no lo hubiera mejorado su progenitor. ¡Gracias a los dos! Unos días antes de morir don Jaime, yo, que diariamente le seguía y era lo primero que leía del periódico, después de saborear el humor de aquella mañana, escribí un soneto para enviárselo agradecido. Lamentablemente, no lo hice y dos o tres días después llegó la noticia de su muerte... Sí, Jaime estará entre los académicos del Cielo Afirma ÁLVARO LODARES PÉREZ que ha pasado ya un año- -parece que fue ayer- -desde que se nos fue Jaime Campmany. Muchos teníamos como cita diaria su columna en ABC, incluso en muchas ocasiones abríamos el periódico por la página en la que estaba su columna. Los que hemos admirado y seguido al maestro Campmany siempre lo echaremos de menos. Ha sido y sigue siendo, porque mientras sea recordado vivirá, una de las mentes más lúcidas de España, ha sido para mí uno de los mejores columnistas de nuestra Historia, el mejor de los últimos tiempos. Su calidad literaria estaba a la altu- ra de Ruano o de Cavia. Nunca fue académico, cosa que se merecía sin duda alguna. Ha sido maestro de periodistas. Recuerdo perfectamente la mañana en la que al leer el ABC me sobresaltaba al recibir la noticia de la pérdida del maestro. Nos ha dejado una obra extensa. Era único para el romance. Los que siempre hemos seguido al maestro Campmany, un año después no lo hemos olvidado ni lo olvidaremos nunca. Su recuerdo siempre permanecerá en nosotros, quedará vivo gracias a sus escritos y libros. Su recuerdo permanecerá gracias a ABC, que nos da la oportunidad de leer a su hija Laura, gran poetisa y escritora RAFAEL CASTELLANOS SOLANA quiere hacerse eco del primer aniversario de la muerte de este genial periodista y escritor, el cual siempre me enviaba dedicado un ejemplar de sus libros. También quiero decir que no puedo estar más de acuerdo con su hija Laura, en la Tercera que escribió el pasado día 13 de junio con motivo de tan luctuoso aniversario. No encuentro palabras mejores para referirse a Campmany padre. Se nota mucho que es hija de don Jaime, y se ve que ha bebido en la fuente que emanaba de tan sabio escritor. Allí donde se encuentre quiero pedirle que nos vaya iluminando para entender este mundo ya sin él. Hasta siempre, amigo Campmany Por último, M JOSEFA SANTAMARÍA ABELLEIRA se declara gratamente sorprendida al leer la Tercera de ABC, que me ha parecido un recuerdo precioso de Laura Campmany, que comparto y me recreo al leer, y también la dedicatoria que hacen compañeros y amigos escritores, en la página central, a nuestro querido escritor Jaime Campmany en el primer aniversario de no encontrarse entre nosotros. No puedo por menos que felicitarles y unirme a todos ustedes en su recuerdo FRANCISCO SOLER VISEDO leyó el 10 junio, en la sección de Cultura, una información titulada Murcia rinde homenaje a Campmany con la entrega de la Medalla de Oro de la región El periodista que redacta la noticia escribe: El Teatro Villa de la localidad murciana de Molina de Aragón fue el escenario del homenaje que la región rindió al periodista Jaime Campmany, columnista de ABC... En esa información sitúan Molina de Aragón en Murcia, cuando en realidad está en Guadalajara. Supongo que querían referirse a Molina de Segura, que sí es localidad murciana Asegura JOHN HERSDCHELL SALAS VALLE que el pasado domingo 11 de junio, en el suplemento dominical NT, en un artículo titulado Iberia y El Prat, ¿pareja mal avenida? se encontró con un gravísimo error en el gráfico que acompañaba la información. Veo con asombro que en el mapamundi colocan Quito dentro de Colombia. Pensé que se trataría de un error humano, pero cual el colmo de los colmos es ver que al referirse a mi capital de nacimiento, Lima, aparece entre paréntesis Chile. Lima es la capital del Perú JOSÉ CABALLERO SÁNCHEZ nos escribe para quejarse por la falta de cuidado en la edición del periódico. En los últimos tiempos observo demasiados errores en las páginas de ABC, un diario que siempre se caracterizó por su exquisito cuidado en su presentación. Esta misma semana ha habido dos ejemplos en otros tantos titulares que me preocupan como lector. El primero de ellos en la sección de Economía el sábado día 10. El titular, textualmente, decía así: Los trabajadores de Figueruelas hará si GM cierra la planta de Azambuja Como puede verse, una frase ininteligible en la que no hay una errata sino un descuido total, ya que faltan una o varias palabras. ¿Nadie revisa luego las cosas? La sensación como lector es de falta de interés por parte del periodista y de los responsables de la Redacción. Pero es que el jueves 15, en la sección Madrid, me encuentro otra perla de titular: Un millón de vídeos llegan a casa de cada madrileño para explicar las bondades de la M- 30 ¿Qué va a hacer cada madrileño con un millón de vídeos en su casa? Por favor, tengan un poco de cuidado lectores abc. es