Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión DOMINGO 18 6 2006 ABC AD LIBITUM PROVERBIOS MORALES LA LECCIÓN DE ROUCO VARELA OS anticuarios gallegos conocen bien a un tal Rouco que, en la primera mitad del XIX, construía unos relojes magníficos que, cuando aparecen, justifican el ansia de los coleccionistas. Nuestro Rouco, Antonio María, no es relojero; pero, como si lo fuera, calcula la precisión y el minuto de sus actos. No es casualidad, por ejemplo, que su tesis doctoral, en Múnich, versara sobre Iglesia y Estado en la España del siglo XVI un asunto que sigue vivo, problemático, y que, en sus manifestaciones presentes, parece inseparable de los muchos problemas centrífugos, rompedores de la Nación, que nos afligen a muchos y les dan de comer a otros cuantos. M. MARTÍN Ahora, al recibir el FERRAND doctorado Honoris Causa por la Universidad de San Pablo CEU, ha centrado su discurso de investidura en torno a La cuestión ética ante el futuro del Estado democrático de Derecho Como en una alegoría plástica de la tesis del cardenal, asistieron a la ceremonia académica, olvidándonos de las jerarquías y representaciones eclesiásticas, Mariano Rajoy, José María Aznar y Alberto Ruiz- Gallardón; y, ateniéndonos a lo descrito en los diarios capitalinos, estuvieron ausentes todos los ministros y cargos del Gobierno, incluso el titular de Justicia, a quien corresponden las relaciones con la Iglesia. Esa escenificación del catolicismo como predio exclusivo de la derecha es tan falsa como sintomática del fanatismo- -antiteo mejor que ateo- -que, en contra de sus bases, caracteriza a la cúspide actual del PSOE. España, al margen de la fe y como enfatiza el arzobispo de Madrid, pierde su identidad, o parte de ella, si no se contempla desde sus raíces cristianas. Podrá proponerse otro modelo ético para nuestra convivencia, pero saltar al vacío, negar lo existente y asumir la incertidumbre del relativismo y sus efectos es un ejercicio de suicidio intelectual colectivo. Uno de los pasados trabajos de Rouco- Antecedentes históricos de las relaciones actuales entre la Iglesia y la comunidad política en España publicado en 1974, sigue siendo valioso para entender como cruce de poderes lo que distancia al Gobierno de Zapatero de la Iglesia y, de paso, ayuda a entender el mosaico de sensibilidades que, según su titularidad geográfica, diferencia- ¿divide? -a los integrantes de la Conferencia Episcopal. A Rouco le asusta que el relativismo ético sea parte esencial de la vigente enseñanza obligatoria. No hace falta ser católico, y basta con acudir al sentido común y a la contemplación de la realidad para sentir el pánico del cardenal. De ahí, como aseguró en su discurso doctoral, tal y como ocurrió en el III Reich, por medios democráticos se pusieron en práctica los perversos programas de la ideología nacional socialista Como Rouco el relojero, el nuestro, el de hoy, ha puesto en hora el reloj de la conciencia colectiva. CALVARIO del eusquera contiene un altísimo porcentaje de romaNDA el personal vasco muy alterado por el desnismos y, como ya observara Unamuno, casi todas las cubrimiento de cerca de trescientos grafitis de palabras vascas que aluden al mundo del espíritu son época romana en el castro de Veleya (Álava) El cristianas y latinas. No ha subsistido ningún concepto caso es que entre ellos hay varios con palabras eusquériespiritual prerromano, con la excepción de la palabra cas o similares, otros con jeroglíficos egipcios y un tergogo, que quiere decir cualquier cosa, desde pensacer grupo con símbolos cristianos. Los fragmentos de miento o alma a estado de ánimo loza en que aparecen inscritos parecen datar del siglo Hay algo que me escama en el lote arqueológiIII o IV. Algunos medios hablan ya de la Biblioteco de Veleya y que se refiere a su pieza teóricaca de Veleya, lo que resulta un poco exagerado, y mente más valiosa. Se trata de la representación el diario abertzale Gara se refiere a la consternaesquemática de un Calvario, la más antigua del ción que ha producido el hallazgo (aunque no dimundo, según los descubridores. En primer luce a quién) Los arqueólogos recalcan la imporgar, me consterna- -como dirían los de Gara- -tancia del asunto, pero piden prudencia a los peque sobre la cruz central del mismo, flanqueada riodistas, lo que en Vascolandia equivale a pedir por otras dos, y con dos figuras antropomorfas peras al árbol de Guernica. La sombra del escándalo se cierne sobre la arqueología vernácula JON JUARISTI postradas a ambos lados ¿la Virgen y San Juan? figure la inscripción RIP (Requiescat in pace) en desde que saliera a la luz, hace unos años, la falsificalugar de la preceptiva INRI (Iesus Nazarenus Rex Iudación de pinturas rupestres en una cueva del Gorbea. eorum) En un cristiano del siglo III este error no parece Los especialistas se tientan la ropa, y no es para menos. verosímil. Creían firmemente en la resurrección de ¿Qué tiene que ver este acontecimiento con la inmiCristo y no le habrían colocado la fórmula destinada a nente negociación del Gobierno con ETA? Nada de nalos fieles difuntos que dormirían hasta oír la trompeta. da, pero el barullo mediático induce a la confusión. En Con todo, no es esto lo más desconcertante. Rodeando el el caso de que se certifique la autenticidad de las insCalvario central hay una profusión de cruces secundacripciones, se demostraría que en el siglo III se hablarias de las que penden sus crucificados correspondienba en Álava una lengua emparentada genéticamente tes. Los arqueólogos alaveses afirman que puede tratarcon el eusquera actual, que los jeroglíficos egipcios se se de representaciones de dioses paganos. A mí, por el conocían en el Imperio Romano y que la introducción contrario, me hacen pensar en los rebeldes vascos o vasdel cristianismo en el País Vasco fue muy anterior a cocántabros contra Roma que fueron crucificados por aquel siglo VIII en que la situaba don Francisco Navaorden de Octavio Augusto en el monte Ernio, en Guipúzrro Villoslada, autor de la famosa e insoportable Amacoa (en el siglo XIX, el párroco de Ernialde, aldea situaya. De lo primero, se tenía la convicción; de lo segundo, da junto al Ernio, tomó el nombre de Santa Cruz cuando la certeza, y se sospechaba lo tercero. O sea que, en se echó al monte como guerrillero carlista, en honor de términos científicos, el paradigma no cambia. Si acalos héroes allí supliciados) Lo malo es que dicha histoso, se consolida. ria es una invención del siglo XVI, bien atestiguada, paLo que no prueban en absoluto las susodichas inscripra justificar el mito del cristianismo precristiano o mociones es la existencia de una antigua Euskadi. Más noteísmo primitivo de los vascos. Cautela, pues, no sea bien lo contrario: revelarían la integración de aborígeque nos encontremos ante una reedición fastuosa de los nes de lengua vasca o protovasca en la civilización rorinocerontes peludos del Gorbea. mano- cristiana. Nada nuevo, por otra parte. El léxico L A