Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 17 6 2006 Nacional 19 Rouco alerta ante Rajoy, Aznar y Gallardón del peligro de una crisis constitucional y social El arzobispo de Madrid apela a las raíces cristianas para asegurar la unidad de España de la República de Weimar para afirmar que no hay garantías que puedan impedir las transgresiones a la Carta Magna CRISTINA DE LA HOZ MADRID. La cuestión ética ante el futuro del Estado democrático de Derecho Este fue el título que escogió el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, para su discurso de aceptación del Doctorado Honoris Causa por la Universidad San Pablo CEU. El encabezamiento de la intervención ya constituyó toda una declaración de principios en la que alertó de los peligros del absoluto relativismo ético hizo el apunte histórico de lo acontecido en la República de Weimar- -cuando el partido nazi convirtió en papel mojado la Constitución de 1919 sin tocarle una coma- o vino a decir que el hombre sin Dios puede acabar derivando hacia regímenes como el del Tercer Reich o el comunismo soviético. En suma, que sólo la vuelta a las raíces cristianas en diálogo con el laicismo humanista, puede asegurar una España unida humana, espiritual y socialmente Y todo ello lo dijo arropado por muchos miembros de la Conferencia Episcopal; por el nuncio de Su Santidad. Manuel Monteiro de Castro y, significativamente, por el líder del PP, Mariano Rajoy; el ex presidente del Gobierno José María Aznar, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón. b Recuerda la Constitución ciencia, el derecho al matrimonio y a la familia y al valor del bien común. Crisis que puede arrastrar consigo, quiérase o no, -avisó- -la crisis del Estado mismo de Derecho No paró ahí. Tras criticar lo que llamó la dictadura del relativismo indicó que, si además se trata de enseñarla obligatoriamente a través del sistema educativo por encima de los derechos de los padres y de los alumnos, el peligro resulta extraordinariamente preocupante poniendo de manifiesto las discrepancias que mantiene con el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero sobre la enseñanza de la religión. Aznar saluda a Rouco en el acto de entrega del Doctorado Honoris Causa disponer que determinado grupo de seres humanos sea aniquilado de modo que, incluso llegando al poder por medios democráticos- -y aquí volvió a hacer una referencia al Tercer Reich- -es posible servirse de éstos para poner en práctica perversos programas como lo fue el del nacional socialismo. JAIME GARCÍA Perversos programas Monseñor Rouco Varela prosiguió su alocución con más vaticinios pesimistas, hasta el punto de que señaló que el hombre por sí solo, sin Dios, puede Diálogo fe- razón frente a la Alianza de Civilizaciones Monseñor Rouco Varela ofreció ayer su propia fórmula para frenar la irrupción del fundamentalismo islámico, consistente en un proceso comunicativo y de formación de la conciencia pública en que deben intervenir la razón y la fe al unísono Frente a la Alianza de Civilizaciones de José Luis Rodríguez Zapatero, el cardenal arzobispo de Madrid entiende que debe haber un diálogo cultural entre el pensamiento laico- que no el laicismo ideológico puntualiza- -y el pensamiento cristiano, situados ambos ante el desafío históricamente formidable del fundamentalismo islámico que les afecta al menos por igual Además, para que esta fórmula funcione y fructifique en la configuración de una conciencia social es necesario, según Rouco Varela, el respeto escrupuloso a la libertad religiosa y de todas sus connotaciones individuales, sociales e institucionales En todo caso, y después de la visión absolutamente pesimista que ofreció en su discurso sobre el futuro del Estado democrático de Derecho, ofreció una fórmula de probada eficacia esto es, recurrir a la oración para despejar y abrir mentes y corazones a la hora de proponerse sin demora y alcanzar ese objetivo históricamente urgente e ineludible de poner renovados fundamentos éticos a la sociedad y al Estado Ausencia de conciencia moral Rouco Varela lamentó la ausencia de conciencia moral en el quehacer político para recordar a continuación las tragedias históricas del constitucionalismo europeo en el primer tercio del siglo XX, del cual es ejemplo excepcional la Constitución de la República de Weimar argumentó. De esta reflexión coligió que no hay seguridades jurídico- formales suficientes que puedan impedir por sí mismas, automáticamente, las transgresiones y las crisis constitucionales Aunque eludió referirse directamente a la situación política española, el cardenal arzobispo de Madrid no dejó de lanzar invectivas contra el Gobierno socialista. Así, al menos también cabía interpretar su referencia a la profunda crisis en que se encuentran, a su juicio, los derechos fundamentales, entendidos éstos como el derecho a la vida, a la libertad religiosa y de con-