Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional EL REFERÉNDUM SOBRE EL ESTATUTO CATALÁN SÁBADO 17 6 2006 ABC La verdadera prueba del nueve del Estatuto será la comparación de su respaldo explícito con el censo de votantes. Es decir, si será apoyado por más del 50 por 100 de la ciudadanía Una guía para entrar y salir de Cataluña Cuestión de porcentajes Esto se acaba. Y se acaba como empezó, con una escaramuza legal sobre los llamamientos a la participación, en este caso el que Maragall tenía prePor visto lanzar en la tele IGNACIO al borde del pitido final CAMACHO de la campaña, y que ayer fue impugnado por PP y ERC, los dos partidos que preconizan el no La batalla por la neutralidad del Gobierno autonómico respecto a la participación no es baladí, porque en un referéndum la abstención se considera un posicionamiento, una tercera vía entre el voto afirmativo y el negativo, más cerca del segundo que del primero. Descontada la abstención técnica, el porcentaje de urnas vacías va a influir, y mucho, en la interpretación de los resultados, ya que servirá para medir el grado de interés ciudadano por el Estatuto. Amén de que los expertos saben que una intensa movilización garantiza las expectativas de un alto número de síes porque los partidarios del no van a votar seguro en su gran mayoría. A veinticuatro horas de la consulta, los estados mayores de los partidos calibran ya la manera de leer el resultado de modo favorable a sus intereses. Naturalmente, todos considerarán oficialmente cumplido su objetivo, como es usual en las noches electorales, y además nadie duda de la victoria legal del sí pero la verdadera prueba del nueve del Estatuto consiste en comparar su respaldo explícito con el censo de votantes. Es decir, si será apoyado por más del 50 por 100 de la población con derecho a voto. Las previsiones apuntan a lo contrario, si bien en unas proporciones tibias que favorecerán la apropiación del resultado por todos los contendientes. Se espera una participación inferior al 60 por 100, y entre un 25 y un 30 por 100 de noes promovidos por el PP, ERC y Ciudadanos de Cataluña, aunque en los medios políticos catalanes hay serias dudas de que el electorado de Esquerra secunde la consigna negativa del partido. Habrá quienes se decidan por el sí- -algunos sospechan que el propio Carod va a votar afirmativo en la soledad de la cabina: tendrá que enseñar el voto para despejar la duda- y otros que se quedarán en casa. Pero al menos se cuenta con un 25 o un 28 por ciento de noes lo que dejaría al Estatut con un apoyo real en torno al 40 por 100 del censo y abriría la puerta a su deslegitimación moral: bastante menos de la mitad de la sociedad catalana. Con esas cifras, empero, todos cantarán victoria. La Generalitat y CiU se considerarán moderadamente aliviados dado el desinterés que ha despertado la campaña, favorecido por sus propios participantes, que han preferido el perfil bajo para no estimular la movilización del adversario. ERC podrá enfatizar la negativa autoapropiándose de votos ajenos, y el PP y Ciudadanos pondrán énfasis en la ausencia de una mayoría de respaldo. Para nosotros son muy importantes las comparaciones apunta el diputado popular por Barcelona Jorge Moragas, activo blogger de internet que estudia estos días el listón de otras convocatorias. El PP va a ampararse, sobre todo, en el Estatuto del 79, aprobado con un consenso bastante superior al que se le supone a éste. Y va a cargar su artillería con una munición contundente que deja en evidencia a la clase política catalana: el amplio respaldo parlamentario del texto no se corresponderá, sin ninguna duda, con su refrendo popular. No sólo el PP prepara su argumentario en las hemerotecas. Jordi Mercader, el director de comunicación de la Generalitat, también ha mirado papeles a su conveniencia. El Estatuto gallego se aprobó con un 28 por 100 apunta, dispuesto a acostarse en ese cómodo colchón comparativo. La de mañana va a ser una noche de porcentajes, pero nadie va a hablar de la verdadera cifra clave de la política catalana: el tres por ciento, enterrado en la célebre denuncia retráctil de Maragall. Bajo el fresco emparrado del jardín de un restaurante del Eixample, un joven empresario antinacionalista sonríe socarrón al recordar aquella fugaz polémica. Conozco a gente que se sorprendió mucho, porque a ellos le habían pedido el diez DICCIONARIO PERSA DE CATALUÑA MIQUEL PORTA PERALES Asimetría de la tolerancia. Idea utilizada por Ferdinand Mount para referirse a la existencia de un doble rasero a la hora de valorar hechos iguales o parecidos. Cataluña es la patria de la asimetría de la tolerancia, como demuestra que el españolismo sea considerado un vicio y el catalanismo una virtud. Y que el antiespañolismo sea considerado una virtud y el anticatalanismo un vicio. Ecuanimidad. La ecuanimidad es una de las características que mejor definen la política catalana. Ejemplo: el nacionalismo vasco es heroico, el catalán integrador, el gallego valeroso, el español intolerante. El PP va a ampararse en el Estatuto del 79, aprobado con un consenso bastante superior al que se le supone a éste Carmelo González comenzó ayer una huelga de hambre para reivindicar la enseñanza en castellano ELENA CARRERAS Zapatero cree que tenemos razón dice el padre en huelga J. GUIL BARCELONA. Carmelo González, el padre que lleva un año batallando con la administración en Cataluña para reivindicar la enseñanza en castellano para su hija de 4 años, que va a una escuela pública de Sitges (Barcelona) comenzó ayer tarde su anunciada huelga de hambre de 24 horas en la Plaza de San Jaime, ante la sede de la Generalitat catalana. Al poco de iniciar su ayuno, unos jóvenes indepen- dentistas le increparon e insultaron sin llegar a más. Por contra, este padre recibió ayer el aliento de muchos. Políticos como el presidente del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz se acercaron a él para animarle. Además, cuenta con el apoyo de la asociación Convivencia Cívica Catalana, de Universitarios Liberal Demócratas y del partido Ciutadans de Cataluña, entre otros. González y los que le apoyan llevarán sus reivindicaciones al Parlamento europeo y recogen firmas para promover una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) en el Parlamento catalán. Este padre lamenta que ni el Gobierno, ni la Generalitat le han hecho caso, aunque ha recibido apoyos no oficiales de políticos socialistas. Incluso asegura que el presidente Zapatero le da la razón. A través de una persona que tiene acceso a él y me conoce, me consta que cree que tenemos razón y que se puede actuar a través de la Administración catalana, con inspecciones. Pero ese proceso se ha demostrado ineficaz afirmó a ABC.