Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 16 6 2006 109 Deportes Final de la Liga ACB: El Unicaja se aferra al factor pista para doblegar hoy al TAU de Vitoria Montmeló, la masía de Rossi El campeón italiano ha ganado en siete de sus diez actuaciones en el Gran Premio de Cataluña, que hoy conocerá los primeros entrenamientos TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MONTMELÓ (BARCELONA) El sumo desafío en el mejor campo de combate para los dos contendientes. El gran duelo del año, entre Rossi y Pedrosa, llega al circuito anhelado por ambos campeones. Montmeló es el trazado de sus máximas alegrías. Ambos han registrado en Barcelona su mayor número de éxitos. Unos triunfos y unos podios clave, porque el Gran Premio de Cataluña, séptimo de la temporada, significa históricamente un golpe de timón para el resto del campeonato. El piloto español conquistó aquí dos victorias, en 250 (2005) y en 125 (2003) además de dos podios en esas cilindradas. Ahora, su reto es frenar la carrera estelar de la estrella italiana, que ha convertido Montmeló en su masía. Acumula siete triunfos y otros dos cajones en diez años. Sólo se quedó sin cava el año de su debut en 125, 1996, cuando no acabó la carrera. De miedo. Valentino comenzó a vencer aquí en 1997 y desde ese año no se ha bajado del podio barcelonés, un éxito que es sinónimo, habitualmente, de título. En aquella campaña se adjudicó la prueba de 125 y, cuatro meses después, festejó su único cetro universal de la categoría, porque inmediatamente saltó a los 250 centímetros cúbicos. Las curvas Renault y Repsol son la clave Montmeló es el circuito matriarcal para Pedrosa, Gibernau, Elías y Lorenzo. El asfalto donde más han trabajado a lo largo de su trayectoria. Sete tiene una asignatura pendiente. Rossi le privó del éxito en los dos últimos años. También pisó el tercer podio en dos ocasiones. Elías fue tercero en 250 y segundo en 125. Lorenzo no ha disfrutado de un cajón en esta casa y la tiene igualmente en su lista de exámenes. Una prueba que Capirossi sí ha aprobado con creces. Tercero en 250, en 1998, y en la clase reina en 2001, derrotó a Rossi en el año 2003 y evitó que su compatriota acumulara cinco victorias consecutivas en esta sede. Ahora, Loris y Sete volverán a ser, junto a Pedrosa, los adversarios de Valentino. Los pilotos de Ducati afirman que las curvas tres (Renault) y cuatro (Repsol) son importantes en Montmeló. Si haces bien esas curvas, vas por el sitio en el resto del trazado señala Gibernau. Bien lo sabe Rossi. peones recibieron la corona de laurel en noviembre, uno con Yamaha, otro con Honda, una realidad que se repitió en 2005. Un año en el que ambos campeones compartieron todo: cetro universal y victoria en La Masía. Rossi volvió a vencer a Sete y a Melandri. Ahora, Capirossi, que le derrotó en 2003, y Dani, recién ascendido, firman juntos esa declaración de guerra: Todos contra mí como subraya el número 46. Montmeló vivirá, este domingo, el gran duelo al sol. Siete triunfos contra dos. Nueve podios contra cuatro. El duelo de campeones puede provocar un récord de público La plusmarca de Montmeló es 105.698 espectadores en domingo y 192.000 en los tres días del año pasado Tribuna cubierta. Capacidad: 5.000 espectadores Puente Repsol 5 4 Curva Repsol 6 Pelouse Campsa Pelouse B G 15 Banco Sabadell use M L 8 Seat 9 Elf 2 1 7 N 11 Nissan 12 Oficinas C 16 H Pelo use 10 A La Moreneta Boxes 13 F Tribunas Curvas E K J D Tribuna ampliada y cubierta. Capacidad: 10.000 espectadores Cambios de marcha y velocidad máxima Cambios de marcha y velocidad máxima (en categoría MotoGP (Km h y marcha) 9- 115- 3 1- 330- 6 10- 240- 4 2- 110- 2 11- 115- 4 3- 190- 3 12- 240- 5 4- 150- 3 13- 100- 2 5- 245- 4 1490- 2 6- 110- 2 15- 105- 3 7- 150- 3 16- 210- 3 85- 1 817- 215- 4 antes, Pedrosa había celebrado su primer éxito en el circuit preludio de su primer campeonato en 125 y de su ascenso a 250. Era el comienzo de un trienio en el que los dos coparían seis de los nueve títulos en pista. El italiano afirmaba que se veía reflejado en el bambino de Puig Presagiaba que correría junto a él en un futuro. No podía calibrar que sería un rival de verdad tres años más tarde. Dimensiones y capacidad Longitud: 4.727 m Recta principal: 1.047 m Recta zona Nissan: 510 m Total asientos del circuito: 65.458 Asientos cubiertos: 15.000 Plazas en las zonas de pelouse 35.000 Aforo total: 110.000 espectadores Tribunas especiales para esta carrera: A, L, M y N Nueve tribunas permanentes: B, C, D, E, F, G, H, J y K Infografía ABC La campaña 2004 supuso la rotura de Valentino con Honda. El emperador del siglo XXI fichó por el enemigo Yamaha, y supo mantener su primacía humana por encima de la máquina. Con la nueva moto regresó al éxito en Cataluña, superando a Gibernau y a Melandri. Mientras, Pedrosa, fiel a Honda desde 2001, vivía su primer curso en el cuarto de litro y era segundo en su circuito habitual. Los dos cam- 2001: Dani, sexto en su debut en casa Estuvo dos campeonatos en la clase intermedia y en ambas ocasiones consiguió la primera posición en la cita de Montmeló. En 1998 fue subcampeón del mundo. En 1999 obtuvo el entorchado mundial y ascendió a la primera división de este deporte, en la que confirmó su marca catalana Subcampeón el año 2000 en la cilindrada de 500, era tercero en la prueba barcelonesa. En 2001 inició su reinado absoluto en el motociclismo y confirmó su dominio total en el gran premi En aquel 2001, un niño de quince años, un tal Dani Pedrosa, debutaba en el Mundial de 125, mientras Valentino imponía la ley del más fuerte. El chaval era séptimo en la prueba de Montmeló. Tres horas más tarde, Rossi, Biaggi y Capirossi copaban un podio italiano en Barcelona. Hoy, dos de ellos, Valentino y Loris, luchan junto a Dani por el reinado en la primera clase. Al año siguiente, 2002, el imberbe español disfrutaba de su primer cajón en casa- -segundo en 125- mientras el italiano arrollaba con su quinto éxito en este asfalto, delante de Ukawa y de Carlos Checa. Valentino se paseaba a los mandos de la Honda, escudería con la que también obtuvo el cetro en 2003, pero Capirossi le privó del primer cajón en Barcelona. Gibernau, tercero, avisaba también de futuros duelos. Tres horas Porto se retira: No engaño a nadie, no tengo motivación Tenía una Honda oficial y no la ha entendido. Era candidato al título, con Puig, y ha fracasado. Valiente, coge la moto por los cuernos: No siento las ganas que se necesitan T. G. -M. MONTMELÓ. Los aplausos por su despedida no secaban las lágrimas de sus familiares. Su rectitud, su honestidad profesional y su valentía, como subrayó Alberto Puig, emitieron un mensaje extraño en este mundo de intereses individuales. Pocos pilotos tienen la honradez de marcharse de un equipo a mitad de temporada y por decisión propia Sebastián Porto (Rafaela, Argentina, 12- 9- 78) lo me- ditó durante dos semanas y en España, el país que le hizo triunfar, comunicó su adiós. No quiero engañar a nadie. Honda y Repsol me han dado una moto ganadora y no he sabido interpretarla. No tengo la motivación y las ganas necesarias para sentirme vencedor. Si no posees ese sentimiento es difícil intentarlo. Llevo toda mi vida en este deporte, doce años en el Mundial, y es la hora de dejarlo Subcampeón del mundo de 250 en 2004, vencedor de siete carreras en su trayectoria profesional, Repsol no le dejará tirado. Le ayudará en sus proyectos de futuro: Quiero trabajar como Alberto Puig, sacando chicos Se va un hombre recto consigo mismo. De los que ya no quedan. Pelo Curva 3 Renault Área de pelouse 14 La Caixa 17 Porto, ayer, en Montmeló EFE