Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 16 6 2006 103 MUNDIAL 2006 GRUPO B RICOS Y POBRES l Inglaterra- Trinidad y Tobago tuvo un componente social, de comportamiento de unos profesionales y otros. Me decepcionaron totalmente los ingleses. Ya lo hicieron en el primer partido. Al margen de sus escasas ideas futbolísticas, no me gustó su pasotismo. Parecía que no querían jugar. Que tenían enfrente un juguete que no les gustaba y lo despreciaban. Muy pobre su juego y muy pobre su BERND espíritu. Si siemSCHUSTER pre han destacado por algo, ha sido por su carácter y motivación. Esta seleción inglesa parece que le da lo mismo ganar o perder. Parece mentira que con los jugadores que tiene no ofrezca otra cara, repito, en ambos conceptos. Ganó porque tenía que ganar, pero ha dejado más dudas aún que después del primer partido. Trinidad y Tobago fue la otra cara. Dieron todo, se entregaron al máximo. Incluso creo que llegaron a pensar que podían llegar al final con el empate, como ante Suecia. Tiene mucho valor este comportamiento. Son chicos que saben que no tendrán otra oportunidad y tampoco tienen nada que perder, caen en manos de un técnico europeo, con experiencia, como Leo, y le hacen caso. Se organizan con un buen orden táctico, juegan y disfrutan. E El singular tallo inglés Crouch cabecea así el 1- 0 de Inglaterra, haciendo falta al defensa caribeño FOTOS: AP Y AFP Sudores fríos para Inglaterra Logra su clasificación para octavos carente de recursos y sin imaginación. Sufrió de lo lindo ante Trinidad y Tobago y se alivió con un gol de Crouch a seis minutos del final lena para untar en el café de media tarde. Y ese grupo limitado, adiestrado por Beenhakker para la supervivencia, pudo ganar ayer en Nuremberg. Un cabezazo de Crouch a seis minutos de final condenó a la antigua metrópoli y calmó al imperio. Inglaterra jugó de pena, pero suma seis puntos y ya piensa en la siguiente ronda. Inglaterra cegó su mirada en la estatura de Crouch. Sobresale tanto, por su altura y su peculiar aspecto, que los británicos fueron tozudos en su idea. Lanzar el balón al tallo del Liverpool en espera de un rechace para Lampard, Gerrard o el que pasase por allí. Resultó que entre los 900.000 habitantes de Trinidad y Tobago hay un tipo de 2,01 metros que también juega al fútbol. En la primera parte, Lawrence maniató a Inglaterra a base saltar y saltar contra Crouch. El enjambre de nombres rotundos, Beckham, Lampard, Owen, Gerrard, Ferdinand, no equivale de momento en Inglaterra a función colectiva, sino todo lo contrario. Es un equipo sin imaginación, muy previsible, que vive del balón parado (Beckham) y de los rebotes. Leo Beenhakker planteó una pelea cabal para Trinidad y Tobago: defender y contraatacar. Un canto a la lógica. Así aguantó como pudo. Sin gran agobio en la primera mitad, salvo la cantada espectacular de Crouch, quien recibió un balón blando, limpio y en solitario delante del portero. Y remató casi al córner. Inglaterra se desarmó en defensa por las jaimitadas de Robinson, un coladero por alto. Dos veces centró a su área Trinidad y Tobago y dos veces reclamó Inglaterra a su portero. Nunca estuvo. Pegó puñetazos al Inglaterra T. y Tobago 2 0 Inglaterra: Robinson; Carragher (Lennon, m. 57) Ferdinand, Terry, A. Cole; Beckham, Lampard, Gerrard, J. Cole (Downing, m. 74) Owen (Rooney, m. 57) y Crouch. Trinidad y Tobago: Hislop; Gray, Lawrence, Sancho, Edwards; Withley, Birchall, Theobald (Wise, m. 85) Jones (Glen, m. 69) John y Dwight Yorke. Árbitro: Kamiwaka (Japón) Mostró tarjeta amarilla a Theobald, Withley, Jones, Gray, Lampard y Hislop. Goles: 1- 0, m. 84: Centro templado de Beckham y remate de cabeza de Crouch apoyándose en su defensor. 2- 0, m. 90: Zurdazo imponente de Gerrard desde fuera del área que se cuela por la derecha de Hislop. ROONEY SE ESTRENÓ JOSÉ CARLOS CARABIAS Fiel a su historia en los Mundiales y lejos del pronóstico actual que invitaba a jugarse unas libras por su destino, Inglaterra se clasificó para los octavos de final sudando la gota gorda. Delante tuvo a Trinidad y Tobago, una magda- Debut en el minuto 57 El delantero del Manchester sustituyó a Michael Owen y fue aclamado por el graderío inglés. Corrió mucho, pero su aportación productiva fue escasa. Rooney se lesionó el 29 de abril en el metatarso del pie. aire y en la segunda, Terry tuvo que sacar el balón que se colaba. El equipo inglés se fue al descanso sin ofrecer nada y con una desazón en el cuerpo que sólo daba la impresión de poder remediar Wayne Rooney. Así estaban las cosas. La poderosa liga de las islas, sin recursos frente a su metrópoli. La grada, los jugadores, la ausencia de ideas y hasta el lugar recóndito de las islas reclamaba la presencia de Wayne Rooney. El tipo que podía arreglar el desaguisado salió por fin. Minuto 57. Mucho carrete por delante. Inglaterra, sin embargo, no alteró su aspecto taciturno. Su fútbol fue lúgubre, denso, sin ninguna gracia. Rooney estiró la zancada, insufló ánimo a la grada, pero no cambió el paisaje. Eriksson no tenía otro plan y tampoco sus jugadores. Beckham siguió lanzando globos sonda al área caribeña, mientras Gerrard y Lampard comenzaron a aparecer sin la contundencia que les caracteriza. Fue un grupo sin ingenio, atrevimiento cero, y además poroso en defensa. La inquietud ya era murmullo alarmista cuando un centro más de Beckham encontró la frente de Crouch y de ahí a la red. Fin a los sudores fríos en el minuto 84. Un fenomenal trallazo de Gerrard maquilló un resultado engañoso seis minutos después.