Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 VIERNES 16 6 2006 ABC MUNDIAL 2006 LA SELECCIÓN ENRIQUE ORTEGO DAVID VILLA Máximo goleador del equipo nacional en Alemania Necesitaba esos goles Con sus dos tantos se ha colado en el grupo de máximos goleadores del Mundial junto a Rosicky, Cahill, Omar Bravo, Klose, Carlos Tenorio y Wanchope. Su mala racha queda atrás TEXTO JULIÁN ÁVILA UN ESTILO DE VESTIR N KAMEN. David tuvo ayer un día ajetreado. Atendió los compromisos pactados con la prensa y después se perdió con la familia en el ruidoso Dortmund para sacar provecho de las veinticuatro horas libres- ¿Se duerme mejor después de marcar dos tantos en un Mundial? -Estoy feliz y contento. Es el partido soñado por cualquier delantero del mundo. Dos goles, un buen partido y con el equipo convencido. ¿Lo necesitaba? -Claro que sí. Los goleadores vivimos del gol. Llevaba tres encuentros sin marcar y eso, quieras o no, te preocupa. Sabemos que los goles vienen por rachas y que cuando te atrapa una mala no sabes cuándo va a terminar. Espero que estos dos aciertos me den mucha confianza. -Si no estaba en racha, ¿por qué lanzó la falta? -Porque el entrenador ha depositado en mí la confianza necesaria. La tiré yo porque estaba a una distancia de la portería que viene bien para mi pegada. Si hubiese estado algo más retrasada la hubiesen lanzado Marcos Senna o Pernía, que tienen más pegada. -Con ese acierto fue más fácil lanzar el penalti. -Por supuesto. Luis ha decidido que sea el primer lanzador si estoy en el campo, y tuve la suficiente confianza para tirarlo. -Parece que es el torneo de los 9 -La verdad es que en esta primera fase se están viendo muchos goles y que los delanteros centro están teniendo mucho protagonismo. A mí no me importan los dos míos, sino los cuatro que logró el equipo. -Sabe que con esta contundencia han elevado las dosis de optimismo en España. -Teníamos envidia sana de las selecciones que iban ganando. Este equipo tenía necesidad de conseguir un marcador rotundo. Había cierto aire de revancha por el último resultado en el Mundial de Corea. -El equipo jugó sin fisuras. -La victoria se construyó desde abajo. Íker estuvo fenomenal en la portería, la defensa no se despistó en ningún momento, el centro del campo trabajó y creó sin descanso y los delanteros estuvimos más acertados que en otras ocasiones. -Pudo lograr un triplete -Fallé una ocasión que no se puede desperdiciar, pero firmo que todos los partidos de aquí a la final salgan como éste. O mejor me lo guardo para otra ocasión que tengamos más necesidad. ¿Y ahora? -Nos espera Túnez. Llevamos mucho tiempo trabajando sobre una idea y debemos mantenerla en la medida de lo posible. Si jugamos así, el resto de encuentros llegaremos lejos. Hay mimbres en esta selección y debemos convencernos de que podemos hacer algo importante. El planeta fútbol se rinde a la tropa española M. OLIVER MADRID. Los cuatro goles y el juego desplegado por la selección cautivaron ayer al planeta fútbol. La prensa internacional se hizo eco de la exhibición de los hombres de Luis. Especialmente elocuente fue el diario francés L Equipe, que con un Atención a España destacó la juventud, talento y profundidad del banquillo español. El rotativo galo colocó a la selección a la altura de los grandes favoritos. La edición on line de la BBC tituló: Una magnífica España se pasea ante Ucrania para subrayar la actuación de Xabi Alonso, al que calificó como líder de la súper actuación del equipo español. El portugués A Bola incide en que La furia española destruye a Ucrania y apunta que el com- binado nacional es serio candidato al título si es capaz de mantener el nivel mostrado en su debut. El alemán Bild hace referencia a la majestuosa actuación de España y califica su juego como uno de los mejores que se ha visto en lo que se lleva de Mundial. La Gazzetta dello Sport tituló ayer Súper España: Sheva se inclina haciendo referencia a que la ex estrella milanista no tuvo nada que hacer ante el poderío español. En Argentina y Brasil también alabaron la actuación nacional. Así, Clarín apuntó que España tuvo un debut soñado mientras que O Globo destaca su juego como el más vistoso de lo que llevamos de Mundial. o conoce absolutamente nada a Luis quien piense que la exhibición del miércoles va a perturbar su concentración o le va a hinchar el pecho hasta hacerle desaparecer esa barriguilla que ahora tiene. Y, por supuesto, no va a permitir que sus jugadores piensen que se puede vivir del recuerdo del partido por reconfortante que sea. Eh, chicos, que no hemos ganado nada... comenzará a repetir a sus jugadores. Y el mensaje será el mismo para los medios de comunicación. Y tiene razón, no se ha ganado nada. Se ha dado un paso y por delante queda un maratón. De lo que más orgulloso se sentía ayer el seleccionador era de que la España futbolística se haya dado cuenta de que tenía un plan, una idea, un concepto táctico y que todo lo que ha trabajado está en el camino adecuado. Él siempre ha sido un enamorado del juego de contragolpe. Pero no desprecia nada. Cuando en las últimas semanas metió en esa turmix que tiene por cabeza todas las alternativas manejadas en los últimos meses, se dio cuenta de que con los hombres que tiene, con sus características técnicas y físicas, lo más lógico era apostar por esta carta, y en ello está. Tácticamente tiene preparadaas otras formas de juego. No descarta volver a jugar con dos extremos, o con uno y esa banda muerta de la que tanto habla, o con dos medios centro, o con uno y cuatro medios punta por detrás de una referencia ofensiva... Y hasta con tres centrales y los dos laterales más avanzados... Pero a lo que no quiere renunciar, y así se lo exigirá a sus hombres, es a tener una personalidad propia, a llevar el peso del partido, a tener el balón, a buscar la victoria... aunque te rompan la cara. En definitiva, a tener un estilo. Y vestirse siempre de la misma manera. Más duras serán ahora las hostias pensaron ayer muchos en la concentración antes de irse a disfrutar del descanso. Pero sólo está en sus manos evitarlo. Que lo de Ucrania no sea la excepción que confirma la regla, sino el principio de una historia maravillosa.