Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Sociedad VIERNES 16 6 2006 ABC Rouco alerta sobre el proceso de secularización que vive España b Frente a los ataques del nacionalismo, el cardenal defendió la unidad como valor moral y el Defensor del Pueblo animó a no caer en un laicismo exacerbado D. M. MADRID. El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, defendió ayer que sí se puede realizar una reflexión teológica sobre España El prelado argumentó sobre esta posibilidad durante la conferencia de clausura del curso Catolicismo y España organizado por la Universidad San Pablo CEU y la Fundación García Morente. Para Rouco, la luz de Dios creador y redentor se puede proyectar sobre toda la realidad, no sólo desde un punto de vista abstracto y esto incluye las realidades en que la existencia del hombre ha cuajado entre ellas España. Frente a los ataques del nacionalismo, el cardenal defendió la unidad como valor moral y pidió no confundir unidad con uniformismo ni centralismo político Y llamó la atención sobre el proceso de secularización que se está produciendo en España, y que se centra especialmente en los ámbitos de la educación y la cultura. Para hacer frente a este proceso, Rouco afirmó que la Iglesia no tiene que preocuparse tanto por lo que hay fuera de ella misma, ni de adaptarse a las actitudes más o menos exitosas de la sociedad actual La iglesia- -continuó- -debe preocuparse más de su santidad interior que de su eficacia humana exterior La conferencia de clausura del arzobispo de Madrid fue presentada por el Gran Canciller de la Universidad San Pablo CEU, Alfonso Coronel de Palma, que destacó el amor a España y a todos los españoles de Antonio María Rouco Varela Laicismo exacerbado Por su parte, el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica Herzog, defendió la posibilidad y la necesidad de la convivencia entre la Iglesia y el Estado. Y afirmó que aunque nuestra Constitución diga que el Estado es aconfesional, también dice que no es indiferente al hecho religioso. Por lo tanto, la religión no puede circunscribirse, en exclusiva, al ámbito de la vida privada El Defensor del Pueblo animó a no caer en un laicismo exacerbado porque nada hay más ajeno a la laicidad que imponer el laicismo como religión civil También subrayó la necesidad de buscar un equilibrio entre religiosidad y laicidad, y destacó la importante influencia de la religión en la historia de España como argumento para afirmar que no se puede prescindir de ella