Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 16 6 2006 37 Madrid El 85 por ciento de los alumnos de Sexto superan la prueba de nivel con un 7,22 de media La Fiscalía pide la detención de los atracadores que quedaron libres y la Policía captura a tres El Ministerio Público pasa de alegar falta de pruebas a pedir el arresto inmediato en 24 horas b La operación policial, realizada en Vigo y Madrid sigue abierta. El fiscal general del Estado dio el visto bueno a la rectificación tras la polémica generada M. J. ÁLVAREZ N. COLLI MADRID. Dicho y hecho. Dos de los cinco miembros de la banda de atracadores sorprendida in fraganti por la Policía cuando penetraban por el conducto del aire acondicionado de una sucursal madrileña el pasado día 8 ya están detenidos de nuevo, informaron a ABC fuentes de la investigación. La operación policial (realizada en las ciudades de Vigo y Madrid) se produjo apenas unas horas después de que la Fiscalía de Madrid solicitara al juez la detención inmediata de este grupo presuntamente delictivo, al que se atribuye al menos quince atracos similares, perpetrados en Galicia y la Comunidad de Madrid, con idéntico modus operandi y con personas de características similares. Asimismo, un tercero de los asaltantes, el cabecilla de la banda, llevaba desde el domingo en prisión, puesto que, cuando se abortó el atraco en Madrid- -en el barrio de Canillas, al norte de la capital- el pasado día 8, se encontraba cumpliendo el tercer grado penitenciario en el centro Victoria Kent, según fuentes cercanas a la investigación. Una vez que quedaron en libertad, la tarde del pasado sábado, se le revocó ese régimen. Como telón de fondo está el giro de 180 grados que dio ayer la situación en el aspecto judicial. Así, de no pedir medida cautelar alguna contra los atracadores ante lo que consideró la víspera falta de pruebas policiales la Fiscalía de Madrid reclamó, a primeras horas de la tarde, la inmediata detención de los asaltantes, basándose en la aparición de nuevos indicios surgidos en la investigación policial que apuntarían hacia la preparación por este grupo de delincuentes de nuevos atracos a entidades bancarias. Es decir, por detectar un claro riesgo de reiteración delictiva. Riesgo de reiteración Como ya informó ABC, en la transcripción de las conversaciones telefónicas aportadas al atestado policial, de 150 folios, se indicaba que los detenidos tenían en cartera la comisión de otros tres robos: uno en Valencia y otros dos en Madrid, uno de ellos en una céntrica entidad situada en la calle de Juan Bravo. A todo lo anterior, las fuentes fiscales consultadas por este periódico señalaron que se ha tenido en cuenta el vídeo grabado por la Policía del asalto frustrado en la calle de Mota del Cuervo, si bien precisaron que han tenido que verlas por televisión y que incluían nuevos elementos inculpatorios que, hasta ahora, no habían estado a disposición del Ministerio Público. Sin embargo, poco después, la cinta fue entregada al Juzgado de Madrid. Las duras críticas recibidas por la Fiscalía han llevado a su máximo responsable, Cándido Conde- Pumpido, a seguir muy de cerca la evolución de esta investigación, por su interés por el tema y la petición de explicaciones. Así, la Fiscalía de Madrid no ha cambiado su criterio hasta contar con el visto bueno del fiscal general del Esta (Pasa a la página siguiente) Una imagen del video grabado por la Policía del atraco frustrado de Canillas de utilizar la fuerza ya que los implicados en el robo parecían esperar los arrestos. No se sabe si ocurrirá lo mismo con los otros dos, que continúan en la calle. Al cierre de esta edición, la operación continuaba abierta. El juez vigués responsable de este asunto, que ha unido todas las causas abiertas relacionadas con este grupo, incluida la tentativa de asalto, será el que tenga que decidir ahora si los arrestados tienen que ser trasladados a dicha ciudad o no es necesario. De este modo, se cierra parcialmente una agria polémica que ha estado presente en las últimas horas no sólo en el ámbito policial y legal, sino también en el político y que ha provocado una importante alarma social y un agrio debate en la opinión pública. Esperaban a los agentes Tres de los integrantes del grupo, de edades comprendidas entre los 29 y 52 años, son madrileños y los otros dos gallegos. Todos tienen antecedentes. Las mismas fuentes añadieron que durante las detenciones, que se practicaron por orden del Juzgado de Instrucción número 7 de Vigo, no hubo necesidad