Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 16 6 2006 Nacional 17 EL LUNES COMIENZA EL JUICIO CONTRA TXAPOTE Y GALLASTEGI Marimar Blanco: Nos alivia y nos conforta que por fin se haga justicia La hermana del edil cree que el desprecio de los etarras al Tribunal encubre su miedo b La familia de Miguel Ángel Blan- co afronta el juicio con confianza en una sentencia justa y con la certeza de que mucha gente nos arropará en ese momento difícil B. TORQUEMADA MADRID. Andrea ya ha cumplido tres años y Leire tiene once meses. Dice Marimar que sus dos hijas lo son todo para los abuelos, volcados en ellas. La familia de Miguel Ángel Blanco mira también hacia el futuro, en las vísperas del juicio por el asesinato del concejal de Ermua. Las provocaciones obscenas de los pistoleros Txapote y Gallastegi en la Audiencia Nacional en estos últimos días no han conseguido desalentar ni a Marimar ni a sus padres, aferrados a la serenidad como mejor antídoto frente a la infamia. Además, no estarán solos en la sala de vistas donde este lunes se toparán por primera vez, frente a frente, con los asesinos: Muchos amigos y compañeros nos arroparán en un momento que será difícil pero a la vez de alivio. Al fin se hará justicia, y eso nos conforta La hermana de Miguel Ángel no piensa ahora en los probables gestos de desprecio de los etarras, del estilo de los que ya han prodigado en el juicio por el asesinato de José Luis Caso: Eso quizá lo hacen- -reflexiona Marimar- -simplemente por miedo, porque saben lo que se les viene encima, que es el peso de la ley. A la vez, la comprobación de que no hay en ellos atisbo de arrepentimiento refuerza el sentimiento de rebelión cívica, de que no vale cualquier paz a cualquier precio, como demostraron el sábado los ciudadanos en Colón En todo caso, cree que sus sentimientos y los de sus padres se pueden ver más afectados por todo lo que vamos a tener que revivir en el curso de las declaraciones y porque quizá se den a conocer detalles que no sabemos sobre lo sucedido, datos que revelen aún más horror sin doblegarse, cuando secuestraron a mi hermano Los padres de Miguel Ángel viven ahora en Vitoria, aunque visitan el cementerio de Ermua todas las semanas: A mi madre la reconforta- -dice Marimar- se siente así más cerca de su hijo. Por lo demás, vamos allí siempre que hay homenajes El pueblo sigue siendo el que era entonces, de amplia mayoría constitucionalista y fiel a la memoria de las víctimas, aunque todo se atempera con el tiempo. Aquel boicot a los negocios de los que se sabía que justificaban y amparaban a los asesinos ha ido remitiedo comenta. Confianza en la Justicia Marimar no espera que el juicio a Txapote sirva para recuperar la unidad política frente a ETA, pero sí confía plenamente en el flanco judicial del Estado de Derecho y en que habrá una sentencia justa contra los asesinos. Mientras, continúa con su labor al frente de la Fundación Miguel Ángel Blanco, entidad consagrada a impedir la amnesia ética de la sociedad. Ahora auspicia una exposición itinerante que recopila fotografías y artículos de prensa de aquellos días de las manos blancas, cuando toda España gritaba con rabia y espanto contra ETA. Tenemos que acordarnos ahora más que nunca- -insiste- -de por dónde no quisimos pasar Su entereza es ilustrativa: A mí, como parte joven de la familia me ha tocado ser la fuerte Pero también mis padres han vuelto a sonreír. Con Andrea y Leire, claro Marimar Blanco MIKEL PONCE A Marimar le duele que se haya evaporado el espíritu de Ermua, del que aprecia que sólo queda la rebeldía cívica, reflejada en la manifestación del otro día mientras se ha liquidado la unidad democrática, la no cesión y la no claudicación Precisamente, recuerda, ésos fueron los principios por los que el Estado de Derecho resistió,