Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional EL LUNES COMIENZA EL JUICIO CONTRA TXAPOTE Y GALLASTEGI VIERNES 16 6 2006 ABC Víctimas del terrorismo y el PP vasco se movilizan ante la vista por el asesinato de Miguel Ángel Blanco Los miembros del comando Donosti se enfrentan a 50 años de cárcel y al pago de 500.000 euros de Ermua, el socialista Carlos Totorika, viajará el lunes a Madrid para asistir en representación del Consistorio a la vista oral, lo que considera un deber ético N. VILLANUEVA B. TORQUEMADA MADRID. El juicio contra los acusados del secuestro y posterior asesinato del concejal del PP Miguel Ángel Blanco, Txapote y su compañera, Irantzu Gallastegi, contará el próximo lunes con una afluencia de público inusual en una vista de la Audiencia Nacional. A la presencia ya anunciada de representantes de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) de Dignidad y Justicia y de la propia familia del edil popular se suma una nutrida representación del PP y la presencia del alcalde de Ermua, el socialista Carlos Totorika, quien acudirá en representación del Ayuntamiento vizcaíno, al considerarlo un deber ético según manifestaron fuentes del Consitorio. Pero la mayor movilización ha venido de manos del PP vasco, cuya rama juvenil, Nuevas Generaciones, ha convocado una concentración en la puerta de este órgano judicial minutos antes del inicio de la primera sesión de la vista oral. En un comunicado, las juventudes populares vascas han convocado a los jóvenes de toda España a participar de forma pacífica y silenciosa en este homenaje que quieren rendir a la memoria de Miguel Ángel Blanco. La del lunes será la segunda vez que Javier García Gaztelu Txapote se siente en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional tras su entrega temporal por Francia, el pasado mes de diciembre. Y lo hará de nuevo en compañía de su novia y también miembro del comando Donosti Irantzu Gallastegi. Ambos fueron expulsados de la sala el pasado miércoles por el presidente de la Sección Tercera, Alfonso Guevara, cansado del comportamiento de los dos etarras durante el juicio por el asesinato del también concejal del PP José Luis Caso, causa por la que el fiscal solicitó 30 años de cárcel. b El alcalde Ermua entera se echó a la calle en el entierro del concejal, cuya muerte provocó una gran conmoción social nado) en cuyo domicilio pernoctaron esporádicamente hasta los últimos días de junio y primeros días de julio de 1997, cuando pasaron a hacerlo a diario. Durante su estancia en esa vivienda, Txapote y Gallastegi comunicaron a Muñoa que iban secuestrar a un concejal del PP, de quien estaban obteniendo información Fue entonces cuando Muñoa comentó a sus compañeros que sus padres tenían un apartamento en Zarauz (Guipúzcoa) y les ofreció la posibilidad de utilizarlo durante el cautiverio de Blanco, lo que los etarras rechazaron tras visitar el piso y ver que no reunía los requisitos idóneos para esconder al edil. A finales de junio de 1997, Muñoa llevó a los procesados a San Sebastián para recoger al tercer miembro del comando, José Luis Gueresta (fallecido) y ya juntos los tres solicitaron a Muñoa que aparcase su vehículo en un lugar cercano a la estación de tren de Eibar (Guipuzcoa) pues, según le explicaron, la persona que iban a secuestrar era un concejal del PP de Ermua (Vizcaya) que trabajaba en una empresa de Eibar Se trataba de guardar un ABC El edil todavía estaba vivo cuando apareció con dos disparos 40 minutos después del ultimátum de ETA sitio para aparcar posteriormente el turismo que iban a utilizar para trasladar a Blanco. Los etarras intentaron secuestrar al concejal el 9 de julio, pero tuvieron que posponerlo al día siguiente porque el edil no fue a trabajar. A las tres y media de la tarde del 10 de julio, tras haber salido del apeadero del tren de la plaza de Unzaga de Eibar, Blanco fue abordado por Irantzu Gallastegi, quien le llevó a un vehículo de color oscuro, donde le esperaban Txapote y el fallecido Gueresta. Acercamiento de presos A las seis y media, la Ertzaintza recibió la llamada de Egin- Irratia en la que un comunicante en nombre de ETA reivindicaba el secuestro del edil y daba un plazo hasta las cuatro de la tarde del día 12 para que el Gobierno trasladara a los presos de la banda a las cárceles de Euskal Herria de lo contrario el concejal aparecería muerto El 12 de julio, 40 minutos después de que se cumpliera el ultimátum dado por ETA, el cuerpo de Blanco, aún con vida, era localizado en una pista forestal del barrio Azobaka de la población guipuzcoana de Lasarte. El edil se encontraba boca abajo con las manos en la parte delantera del cuerpo atadas con un cable eléctrico y con dos heridas en la cabeza por disparos de arma de fuego Los procesados le pegaron dos tiros con la boca del arma a escasos centímetros de su piel como recoge el informe de la autopsia, y aprovechando las condiciones de absoluta indefensión en las que se encontraba Miguel Ángel. Indignación popular En esta ocasión, el Ministerio Público pide para cada uno de ellos 50 años de prisión, pues al delito de asesinato se suma el del secuestro del concejal, que mantuvo a toda España en alerta y produjo las mayores concentraciones de la historia de la democracia. Además de la cárcel, la Fiscalía solicita una indemnización de 500.000 euros (83 millones de pesetas) para los padres de Miguel Ángel Blanco. En su escrito de calificación provisional, el fiscal relata cómo en fecha no precisada de 1996 ambos procesados acudieron a la población de Eibar (Guipúzcoa) donde contactaron con el también etarra Ibón Muñoa (ya conde- El temor a otro ataque obliga al edil de UPN a no vender productos inflamables El temor de algunos vecinos a que sea atacada de nuevo la ferretería de José Antonio Mendive, portavoz de UPN en Barañain (Navarra) obligará a este concejal a limitar su negocio y dejar de vender ciertos productos inflamables. Fuentes próximas al edil informaron a Servimedia de que esta restricción se producirá después de que algún vecino haya planteado al Ayuntamiento que el riesgo a otro atentado como el del 22 de abril debería llevar a que se fijasen determinados requisitos para que Mendive reabra su comercio. En concreto, tras esta sugerencia de los vecinos, el Consistorio ha planteado al edil de UPN que debe reforzar la seguridad de su establecimiento si quiere seguir vendiendo algunos productos, como bombonas de gas o ciertos tipos de pinturas. El coste tan elevado que supondría esto ha llevado a Mendive a decidirse por no seguir vendiendo estos productos inflamables, ya que para ello debería blindar la ferretería. El edil del UPN está reformando su comercio.