Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 VIERNES 16 6 2006 ABC Nacional Militantes y sedes del PP en Cataluña han sufrido medio millar de ataques en diez años Los Mossos investigan posibles responsabilidades en los incidentes de los últimos días b La Policía autonómica cree que los jóvenes que han protagonizado los incidentes en los actos del PP no pertenecen a grupos antisistema, sino que son independentistas M. J. CAÑIZARES M. J. FRANCO BARCELONA. Sedes y militantes del PP han sido objeto de casi medio millar de ataques y amenazas en los últimos diez años en Cataluña. Detrás de estas agresiones, cuyo punto álgido coincidió con el resurgir del comando Barcelona de ETA a finales de los noventa, se encuentra una amalgama de grupos alternativos en la que el movimiento independentista radical ha tenido un fuerte protagonismo. Así, entre 1995 y 2002, el PP fue víctima de un total de 366 ataques en forma de daños en sedes, boicots aislados, cócteles molotov pintadas, agresiones, amenazas a personas y de bomba. El mayor número de agresiones tuvo lugar en 1988 y 1999, con un total de 162 incidentes registrados, que coincidieron con la reorganización de las estructuras de ETA en Barcelona. Efecto mimético Y es que la actividad de estos colectivos, que en algunos momentos llegaron a utilizar tácticas de la kale borroka ha seguido una línea muy similar a la de la banda terrorista, que ejerce, según explicaban los investigadores, un efecto mimético en algunas organizaciones. Así, a partir de 2001 comienzan a decrecer los ataques al PP, según datos del propio partido, que sufre una veintena de actos vandálicos. También cambian los métodos de agresión, pues el uso de artefactos da paso a otro tipo de violencia aparentemente menos organizada, pero igualmente virulenta- -pintadas, lanzamiento de huevos y piedras, destrozos- El llamado terrorismo de baja intensidad recurre a métodos algo más rudimentarios, fenómeno en el que también influye el fuerte dispositivo policial, que permitió desarticular a varios grupos antisistema. En 2003, la guerra de Irak provoca un recrudecimiento de los ataques a sedes y militantes del PP, sobre todo en Cataluña, donde en un mes hay medio centenar. En este caso, son altercados muy parecidos a los de estos últimos días de campaña del referéndum: lanzamiento de huevos, insultos e intentos de boicots. Llega 2004, año en que el pacto tripartito entre PSC, ERC e ICV permite a Maragall presidir la Generalitat y se produce el polémico encuentro del líder republicano, Josep Lluís Carod- Rovira, con ETA. A esa reunión le sucede una tregua de la banda sólo en Cataluña. Esos movimientos alternativos pierden intensidad y el número de ataques a militantes y sedes del PP se reduce, aunque no desaparece, tal como se ha visto en los últimos días. Los Mossos d Esquadra creen que los jóvenes que han protagonizado los incidentes en los actos del PP en Granollers y Mataró, el lunes y martes pasados, no pertenecen a grupos antisistema, sino que son independentistas, como por lo demás denotaban las banderas y pancartas que portaban algunos con lemas como Somos una nación o Cataluña independiente La Policía autonómica trata de identificar mediante el visionado de diversas imágenes a tres personas que mostraron una actitud más violenta durante los altercados ocurridos al acabar el mitin del secretario general del PP, Ángel Acebes, en Mataró el pasado martes. Entre ellos figura un joven que le Un grupo de alborotadores durante el mitin de Rajoy en Granollers pegó una patada al retrovisor del coche de los escoltas de Acebes y cuarteó el espejo. Portavoces de los Mossos manifestaron a este diario que esa persona será localizada e identificada, aunque queda por determinar si se le podrá hacer alguna imputación. Quizá un delito o una falta de daños. Lo ocurrido en Granollers y Mataró no se encuadra, según estas fuentes, en un delito de lesiones puesto que no hubo heridos, ni de desórdenes públicos, ya que no se dieron actuaciones como destrozos de mobiliario. El análisis de las imágenes permitirá ver si puede haber más responsabilidades. Los Mossos destacaron que en el caso de Mataró- -y visto lo ocurrido el día anterior en Granollers en el mitin del presidente del PP, Mariano Rajoy- -se había acordado con los responsables de seguridad de Acebes que éste El PP inicia en el Congreso una ofensiva contra Montilla por las agresiones a Rajoy ABC MADRID. El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, anunció ayer la puesta en marcha de una ofensiva parlamentaria contra el ministro de Industria y primer secretario del PSC, José Montilla, a quien señala como responsable de la campaña de protestas e insultos contra Mariano Rajoy en Cataluña. Aprovechando la sesión de control del miércoles, exigirán al ministro explicaciones por lo que califican de sucia campaña del PSC, que ha fomentado, dicen, los ataques al principal partido de la oposición. Cuatro preguntas, más otra a Zapatero, pretenden que Monti- lla aclare, por ejemplo, las actitudes provocadoras del PP, o que se manifieste sobre los lemas antidemocráticos que él mismo ha promovido La discrepancia, la controversia, el debate, es esencial y vital en democracia. Afortunadamente, no existe el pensamiento único ni la verdad absoluta. Pero el ataque, el querer sacar al rival y a la alternativa del terreno de juego, las malas artes y la organización de campañas como las que ha organizado el PSC- PSOE en Cataluña son intolerables afirmó el portavoz. Además, en el PP existe el convencimiento de que la campaña del PSC ha recibido el visto bueno del PSOE con el objetivo de criminalizarlos Agregó Zaplana que se trata de una estrategia que, en algunos casos, viene envuelta en acuerdos políticos como el Pacto del Tinell y, en otros, consiste en la justificación de las agresiones de las que ha sido objeto el líder popular, que desde el miércoles han cesado. Sólo se salvó de esta acusación el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, uno de los pocos que, junto a la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha condenado los ataques. A juicio de Zaplana, Maragall ha querido salir del barrizal Además, exhortó a Rodríguez Zapatero a que si de verdad condena estas actuaciones, lo que tenía que hacer es censurar a su ministro, porque es el verdadero impulsor de estas campañas. Y no sólo impulsor, sino que él mismo se ha delatado con todas sus manifestaciones cuando ha enjuiciado estos hechos añadió.