Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 15 6 2006 Sociedad 59 Seis mil médicos y cinco mil enfermeras emigraron en busca de un mejor sueldo En países como el Reino Unido el salario se triplica por una jornada de cuatro días b Las comunidades autónomas se Descubren cómo se transforman las células embrionarias en casi cualquier otra ABC MADRID. Científicos de la Universidad de Edimburgo han identificado una molécula que confiere a las células madre embrionarias su capacidad para regenerarse y transformarse en casi cualquier tipo de célula. La investigación, publicada hoy en la edición digital de la revista científica Nature abre la posibilidad de convertir las células normales somáticas de un paciente en células embrionarias, eliminando los reparos éticos derivados de la obtención de estas células. Las células madre embrionarias sólo pueden extraerse destruyendo embriones humanos, de ahí el dilema ético que se plantea a muchos investigadores. Los autores proponen que la proteína Nanog dirige la maquinaria de las células madre embrionarias para eliminar viejos patrones de la actividad genética e instala los nuevos patrones pluripotenciales. En su trabajo con ratones que producen esta proteína en exceso, demostraron que las células madre neuronales podían convertirse en pluripotenciales con una eficacia mucho mayor. ven obligadas a contratar personal sanitario en países de la Europa del Este e Iberoamérica para cubrir las vacantes N. R. C. MADRID. La Sanidad española está inmersa en una terrible paradoja. Mientras asiste impasible a la fuga de médicos y enfermeras a otros países se ve obligada a contratar a personal extranjero para cubrir la asistencia sanitaria. La revista Medical Economies ha puesto una cifra a ese movimiento migratorio sanitario. Un informe asegura que unos 6.000 médicos españoles y 5.000 enfermeras ya han salido de España en busca de mejores condiciones salariales y una mayor seguridad en sus contratos. La misma razón que impulsó a otros profesionales de países de menor desarrollo económico a dejar su puesto para trabajar en nuestro país. Portugal se ha convertido en el destino preferido de los facultativos españoles. En el país vecino trabajan unos 3.200 especialistas y médicos en formación. Su presencia es tan notoria que en algunos centros como el hospital público de Santa María de Lisboa, la cuarta parte de la plantilla es de origen español. Detrás de Portugal, Reino Unido es el país con mayor número de médicos españoles: alrededor de 1.600, donde cobran hasta tres veces más que en España por una jornada laboral de cuatro días y medio y un horario más flexible. Le siguen Francia, Suecia y Alemania, como principales importadores de facultativos españoles. Portugal es también el país europeo preferido por las enfermeras españolas, donde ejercen unas 1.500. Como los médicos, los países preferidos para ejercer son el Reino Unido, Francia e Italia. Unos van y otros vienen Para contrarrestar el éxodo de profesionales, Cataluña, Extremadura, Canarias y Castilla- La Mancha, entre otras comunidades, han recurrido a la contratación en el extranjero. El informe publicado asegura que la inmigración de médicos a España aún es pequeña pero está en alza. Polonia se ha con- vertido en nuestra principal fuente de facultativos. En el antiguo país socialista se dan dos circunstancias que lo hacen especialmente atractivo para nuestros hospitales: hay un superávit de especialistas, con bastante buena formación y muy mal pagados. Las ginecólogas procedentes de Marruecos son también las más contratadas en los centros sanitarios españoles, especialmente en Cataluña con población musulmana numerosa. Siguen a polacos y marroquíes, los médicos de Colombia, Cuba, Argentina y México, países con titulaciones homologables con Europa. Los hospitales españoles también buscan enfermeras en otros países. La Organización Colegial de Enfermería calcula que ya ejercen en nuestro país más de 4.600 enfermeras de otra nacionalidad. Alemanas, inglesas y británicas están cubriendo la nueva demanda creada con los jubilados de países comunitarios en las zonas mediterráneas. Los colegios de médicos y enfermeros temen que la fuga de profesionales y las jubilaciones convierta la falta de personal sanitario en un problema de difícil solución.