Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 15 6 2006 Nacional 19 Diez aeropuertos españoles fueron usados en 125 vuelos secretos de la CIA Zapatero asegura que el Gobierno ni autorizó ni conoció ese tipo de vuelos servicios secretos de EE. UU. tomaron tierra en Palma de Mallorca, Tenerife, Valencia, Alicante, Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla, Ibiza y Vigo ABC MADRID. La Unión Europea ha concluido que diez aeropuertos españoles fueron utilizados para hacer escala por los vuelos secretos de la CIA. El informe elaborado por el Parlamento señala que hasta 125 aviones gestionados directa o indirectamente por los servicios secretos norteamericanos tomaron tierra en territorio español. Los dos vuelos más recientes de los que tiene constancia la Eurocámara son los registrados el 29 de octubre de 2005 en Barcelona, y el 11 de noviembre del año pasado en Sevilla. También destacan dos escalas realizadas en Vigo, una de las cuales tuvo lugar el pasado mes de agosto en el aeropuerto de Peinador, procedente de la ciudad suiza de Ginebra, y que al día siguiente despegó con destino a Banjul, en Gambia. En este último, supuestamente se trasb Los aviones de los Liberados dos menores marroquíes secuestrados en Almería MARTÍN NAVARRETE ALMERÍA. Agentes de las comisarías de Almería y El Ejido localizaron en la mañana de ayer, entre Roquetas de Mar y Vícar, a dos menores marroquíes, hermanos, que habían sido secuestrados por un organización de su misma nacionalidad. En la operación han sido detenidas seis personas, entre las que hay dos mujeres. Los menores, que han permanecido retenidos durante veinte días, fueron descubiertos a las ocho de la mañana cuando caminaban por una zona de invernaderos. Habían sido liberados pasada la una de la madrugada. A las 6.30 de la mañana lograron contactar con un familiar gracias a un móvil que les prestó un senegalés. Los hermanos estaban muy desorientados y desnutridos según la Policía y durante su cautiverio no les han tratado demasiado bien Los secuestradores exigieron 3.000 euros para liberarlos. Sin embargo, ante la presión policial, optaron por interrumpir su cautiverio. A partir de ese momento deambularon sin rumbo por diversos parajes de la comarca del Poniente. ladaba a sospechosos de terrorismo. Los vuelos de la CIA que realizaron escala en aeropuertos españoles se registraron desde diciembre de 2001, tres meses después de los atentados del 11 de septiembre en Nueva York. Así, el primer vuelo del que se tiene constancia hizo escala el 12 de diciembre de 2001 en el aeropuerto de Tenerife. El informe indica, como ya se tenía constancia, que el mayor número de vuelos pasó por el aeropuerto de Palma de Mallorca, con países de destino como Irak, Libia, Djibuti, o Egipto. En segundo lugar se sitúa el de Tenerife, donde hicieron escala aviones de la CIA que se dirigían a Guantánamo, Libia, Guinea o Ghana. No hay evidencias irrefutables El ponente de la comisión temporal de la Eurocámara encargada de las investigaciones, Claudio Fava, aseguró que, aparte de los casos probados de entregas extraordinarias -entre los que cita los de Abu Omar, Maher Ararm Jaled el Masri, Ahmed al Giza y Mohamed al Zari- -no hay evidencias irrefutables de que en ellos hayan viajado prisioneros. No obstante, considera que si se tiene en cuenta las rutas de muchos de los vuelos y algunos de los países de destino, como Afganistán o Guantánamo, es lógico asumir que esto sucediera en más de una ocasión. El informe de la comisión de investigación del Parlamento ha contabilizado 1.080 vuelos en Europa operados por compañías vinculadas o controladas por la CIA. En otro informe, publicado ayer por el Consejo de Europa, se evidencia que los controles y procedimientos actualmente aplicados en los transportes aéreos civiles no ofrecen garantías adecuadas contra las violaciones de los derechos humanos El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, declaró en la cadena Ser que ni yo como presidente, ni el Gobierno en su conjunto, autorizó ni conoció ese tipo de vuelos, si es que se produjeron en cuyo caso los consideró radicalmente incompatibles con sus principios. Por ello, expresó su disposición a investigar y esclarecer lo ocurrido, pero dijo que en las conversaciones mantenidas con las autoridades de EE. UU. estas no han aportado ningún dato que permita sospechar el uso del que se habla.