Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional EL REFERÉNDUM SOBRE EL ESTATUTO CATALÁN JUEVES 15 6 2006 ABC Los historiadores habrán de precisar en qué momento las arenas movedizas llegaron al oasis catalán, si es que alguna vez ha existido Ecos y voces en el oasis catalán Al llegar a la votación del domingo no faltarán nuevas pruebas de la misma capacidad de transformismo histórico que convirtió la manifestación tras el asePor sinato de Ernest Lluch VALENTÍ en un abucheo al goPUIG bierno del PP. CarodRovira, sin ir más lejos, ayer sostuvo que el Estatut que se vota el domingo es el Estatut del PP. Tanta deformación de la realidad más inmediata tiene sus prismas más light en las plataformas a favor de un sí posibilista de una parte y fatalista bajo mano. Es la zona del tranversalismo templado, bañado por las aguas contemporizadoras de la corriente del Golfo. Con ecos de un vetusto heroísmo trágico, aparece en la prensa catalana el manifiesto Antifranquistes pel no Su no es- -dicen- -por fidelidad a Cataluña. Son personalidades que adjuntan un currículum espectacularmente inserto en el pasado: firman como excombatientes del ejército republicano, expresos políticos, centuriones del catalanismo, hay un ilustre encarcelado y torturado por hablar en catalán a la policía y un excomisario político de brigada del ejército republicano. Lo que no sabrán de los mínimos errores y de los grandes aciertos del pasado nacionalista. Al contrario de los tiempos de la transición, cuando Mossèn Xirinacs aplicaba las tácticas de Gandhi para redimir a Cataluña del mal, quien inicia una huelga de hambre en la plaza de San Jaime es un padre que protesta porque- dice- a su hija le se niega el derecho a recibir la enseñanza en su lengua materna, el castellano. Los historiadores habrán de precisar en qué momento las arenas movedizas llegaron al oasis catalán, si es que alguna vez ha existido. Los escamots con camisa verde que Francesc Macià hizo desfilar por Barcelona acuden hoy aguerridos a la llamada de un SMS para salvar la patria catalana de la invasión españolista. Eso ocurre en una sociedad en la que casi el ochenta por ciento cree que Cataluña es parte de España y en la que la mitad habla el castellano. Esos nuevos escamots proceden de una adolescencia que ha sido aleccionada en la inexistencia de España y en el deber de zarandear los audis blindados. A cada educación determinista le corresponde su franja de fanatismo. vino el 11- M y ganó Zapatero. Ahora habrá que entenderse con Zapatero. Dos o tres ministerios. Y eso, ese trago del referéndum, que pase lo más de prisa posible. No gusta votar sí porque a lo mejor le aprovecha a Maragall. Esos chicos... Bueno, los de Partido Popular se lo estaban buscando. Nosotros somos el partido de orden. Por suerte el Barça va bien Lo que teme un socialista entre bastidores es siempre algo que no dirá en público: Qué Maragall anuncie su candidatura en la noche del domingo, por poco que le haya salido bien el referéndum. Y ¿quién le retira entonces? Sí, los hay que le jalean todavía. A ERC, ni agua. ¿Montilla? A lo mejor ya no está tan fuerte. Lo que ha tenido que aguantarle a Pasqual... No. En tal caso, sería Mas presidente y un socialista como Castells, de conseller en cap Velan el futuro de la dolça Cataluña los héroes antifranquista del no bajo los cuidados de pakistaníes y peruanas en una residencia de la tercera edad. Defensores del pasado impoluto, en un after hours consumen tonificantes musculares los nuevos héroes, los escamots del post- referéndum. Una guía para entrar y salir de Cataluña DICCIONARIO PERSA DE CATALUÑA MIQUEL PORTA PERALES Bula. En Cataluña la izquierda tiene bula, le ríen todas las gracias y le perdonan todos los errores. Y eso pasa en virtud del ser. Es decir, la izquierda tiene bula por el hecho de ser- -miren si la cosa es importante- -de izquierdas. Carod sostiene que lo que se vota el domingo es el Estatut del Partido Popular Si Maragall anuncia su candidatura, a poco bien que le haya salido el referéndum, ¿quién le retira entonces? ERC. En cierta ocasión, Voltaire escribió que el Sacro Imperio Romano no era ni Sacro, ni Imperio, ni Romano. Con ERC pasa lo mismo. No es de Izquierda, porque diferencia y clasifica a los ciudadanos en función de su identidad. No es Republicana, porque no acepta la igualdad de derechos de los ciudadanos. No es de Cataluña, porque su irredentismo lo lleva más allá de Cataluña. Ciutadans de Catalunya celebró anoche el acto central de su campaña en Barcelona YOLANDA CARDO Ciutadans insta a votar no para combatir un estatuto totalitario y nacionalista Á. MARÍN BARCELONA. El acto central de Ciutadans de Catalunya encabezado por el catedrático de Derecho Francesc de Carreras y el periodista Arcadi Espada, en contra del Estatuto congregó anoche a más de mil quinientas personas en el Velódromo de Horta (Barcelona) sin que se registrará ningún tipo de incidentes por parte de Demasiadas concesiones a ERC Lo sabe el catalanista moderado que tuvo en Pujol a su pastor más que a su profeta: Se ha hecho mal. Le dimos demasiada cuerda a ERC. No hacia falta otro Estatut Íbamos a pedir alguna reforma, mejorar la financiación y a entrar en el Gobierno de Madrid. Pero grupos radicales o independetistas que durante la campaña del referéndum han boicoteado varios actos de esta plataforma ciudadana no nacionalista. Por hacer una campaña contra un Estatuto absurdo e ininteligible, hemos sido humillados, insultados y agredidos recordaron los organizadores que pidieron seny (cordura) a sus simpatizantes como res- puesta a los que intentan imponer el pensamiento único en Cataluña Una veintena de miembros de las agrupaciones territoriales de Ciutadans que el próximo mes de julio se convertirá ya en un partido político, reclamaron el no para combatir un Estatuto totalitario y nacionalista, valga la redundancia La mayoría defendió la pluralidad política y lingüística, la tolerancia entre los individuos y la solidaridad entre territorios y expresaron su rechazó más rotundo a que en las escuelas vuelva a enseñarse el espíritu nacional en alusión a la pretensión de Pasqual Maragall de que el texto se estudie en colegios y universidades catalanas.