Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 JUEVES 15 6 2006 ABC Nacional ETA exige ahora a Francia que siga los pasos de Zapatero y se siente a negociar París se limita a replicar a la banda que la solución compete a la soberanía española b Los terroristas dan un aviso vela- do al Gobierno al advertir de que mientras Francia no reconozca Euskal Herria, la lucha por los derechos y el conflicto continuarán J. PAGOLA MADRID. En vísperas de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comunique al Congreso de los Diputados el inicio de una negociación con ETA, la banda hizo público ayer un comunicado en el que emplaza a las autoridades francesas a que también se impliquen en el proceso como parte del conflicto París sólo respondió para negar a Josu Ternera cualquier capacidad de interlocución y para reafirmarse en que el terrorismo de ETA es un problema de España, aunque Francia esté dispuesta a colaborar para su erradicación. La banda ya ha intentado en diversas ocasiones la apertura de una negociación con las autoridades galas. Envió una carta al propio primer ministro De Villepin y ha reiterado los emplazamientos mediante comunicados. Pero París ha dado la callada por respuesta, simplemente, porque, a diferencia del Ejecutivo de Zapatero, no reconoce un átomo de capacidad de interlocución a ETA. En la reciente entrevista en Gara los cabecillas se lamentaban de ello. A lo más que está dispuesta Francia es a trasladar a los presos de ETA que están en sus cárceles a España, pero como fruto de una negociación directa con el Gobierno español y nunca con la banda. El Elíseo no quiere oír hablar, ni de lejos, de un estatuto especial para Iparralde Pese a esa actitud inflexible, la banda intenta ahora, por enésima vez, reclamar la atención de París. Y lo hace aprovechando la disponibilidad de Zapatero de hablar con ETA y de Patxi López de compartir mesa de negociación con Batasuna. Así las cosas, en el comunicado que hizo llegar ayer a varias emisoras de radio del País Vasco francés la banda se queja de que las autoridades galas imponen la censura y el silencio para que el conflicto no se conozca y no se resuelva En efecto, los terroristas reconocen el escaso eco que sus pretensiones tienen en Francia, sobre todo porque allí no cometen atentados. Ese silencio, según la organización criminal, no borrará la existencia del conflicto ya que mientras Francia no reconozca a Euskal Herria, la lucha por los derechos y el conflicto continuarán De esta forma, ETA emplaza a Francia a que aborde la solución a través del diálogo y la negociación Considera que el objetivo de ésta tiene que ser ofrecer una salida democrática a la raíz del conflicto y a sus consecuencias para lo que la banda ofrece su máxima disposición para emprender un proceso de diálogo Además, pide al Gobierno galo que cesen las operaciones policiales. Según la organización criminal, ante el proceso abierto en España, y en concreto en el País Vasco, ahora Francia debe dar una respuesta positiva y demostrar su compromiso para dar una solución democrática Comunicado de ETA enviado ayer a varias emisoras del País Vasco francés banda confirma que sigue en vigor el alto el fuego iniciado el pasado 24 de marzo, y expresa su voluntad de llevar hasta el fin el proceso abierto. Al mismo tiempo, muestra su deseo de que la respuesta que recibirá sea acorde con el paso que ETA ha dado En su comunicado, la banda acusa al AFP Parte del conflicto Para los etarras, las autoridades francesas no pueden ser espectadores pasivos y, al ser parte del problema, tarde o temprano tendrán que tomar parte directa en la solución del conflicto Que no dejen perder esta oportunidad insiste ETA. Por lo demás, la Gobierno galo de ocultar a los ciudadanos de ese país la realidad del País Vasco francés. Pero esa realidad, a la vista de las sucesivas elecciones, no es otra que la mínima implantación, casi marginal, de los nacionalistas vascos y abertzales en Iparralde En abierta sintonía con la banda, el El presidente del Gobierno confirma su intención de empezar en el verano la negociación con la banda ABC MADRID. El presidente del Gobierno confirmó anoche que mi voluntad es que sí comiencen este verano las conversaciones con ETA, después de que- -a finales de mes- -haya recabado el aval del Parlamento. José Luis Rodríguez Zapatero, durante una entrevista en la cadena Ser, reiteró que necesitamos la máxima comprensión y apoyo del PP pero también que, si no lo obtiene, mi responsabilidad es llevar adelante el proceso siempre que mantenga la convicción que tengo hoy: que estamos ante la mejor oportunidad de ver el fin de la violencia A ese fin, dijo que mi intención es volver a hablar con el líder de la oposición, Mariano Rajoy, antes de comparecer en el Congreso, aunque matizó que para ello tiene que haber un clima y un ambiente determinado Tras reafirmar que es evidente que no habrá negociación política con ETA, del mismo modo que vamos a mantener vigente la ley de Partidos -por la que está ilegalizada Batasuna- sostuvo- -con múltiples ejemplos- -que su Gobierno está actuando con mucha más cautela y transparencia que el Ejecutivo de José María Aznar en 1998. Así, a la pregunta de si habrá un próximo acercamiento de presos, respondió que en el 98 se dieron pasos cuya lógica aún no he acabado de comprender para añadir que el Gobierno dará los pasos teniendo en cuenta los precedentes y cada paso lo dará con la máxima seguridad de que es útil para consolidar el fin de la violencia La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, ante el último comunicado de ETA dijo que, a juicio del Ejecutivo, la expresión utilizada por la banda- llevar hasta el fin su alto el fuego- -sólo debe tener un significado: Acabar definitivamente con la violencia y renunciar de forma irreversible y definitiva al terrorismo. El Gobierno, que acogió con optimismo la pretensión de ETA de llevar hasta el fin su alto el fuego, censuró no obstante su pretensión de presionar al Gobierno francés, al que según la propia banda va dirigido el comunicado. Así, señaló que supone algo tan fuera de la realidad como emplazar a otro Estado soberano en este caso, el galo.