Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión JUEVES 15 6 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7.28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Mañana en HIPOTECAS PARA LOS INMIGRANTES L último reducto de la prohibición religiosa de prestar y tomar a préstamo, que era el Islam, acaba de ser conquistado. El préstamo, diabólico invento desde que se inventó el interés compuesto, ha estado condenado por todas las religiones bajo la etérea expresión de usura, que nadie ha sabido cuantificar jamás. Pero el banco británico Lloyds TSB ha anunciado ayer que ofrece hipotecas LUIS IGNACIO que cumplen PARADA con la ley islámica. Así que comprará la propiedad en nombre de su cliente musulmán y este pagará una entrada y el resto en cómodos plazos mensuales, como si fuera un alquiler, con lo que el interés queda escondido. Hace casi 4.000 años, en los textos védicos de la India se denominaba usurero a cualquier prestamista. Platón y Aristóteles condenaron los préstamos en la antigua Grecia. La Lex Genucia romana prohibía la usura. Pero bajo Julio César se seguía prestando al 12 por ciento. En el judaísmo, la condena se basa en el Deuteronomio, y todavía el Talmud distingue entre usura y tasa de interés adecuado acordada entre el prestamista y el prestatario Hasta la Iglesia católica prohibió el cobro de intereses al laicado en el siglo V. Y, en tiempos de Carlomagno, la usura fue declarada delito. Pero todavía hoy la Iglesia de Escocia acepta que cargar un interés por negocios y préstamos personales es compatible con la ética cristiana sólo si el interés es justo y no excesivo, que vaya usted a saber dónde están la justicia y el exceso. Mahoma estableció, alrededor del año 600, que la riba, los intereses sobre préstamos, eran contrarios a la ley divina. Pero con el invento del Lloyds, la City londinense está encantada y el ministro británico de Economía espera que el Reino Unido se transforme en centro de las tradiciones islámicas en materia financiera Será porque las hipotecas para inmigrantes, compatibles con la sharia, pueden mover unos 300.000 millones de dólares al año, según los expertos. ¡Dios santo, que alianza de civilizaciones! E Toda España, junta en el Mundial España en su debut fue una. No nos fijamos si el guaje Villa era de Gijón, o si Xabi Alonso nació en San Sebastián. Ni siquiera nos fijamos en que nuestro portero y capitán era de Móstoles. Todas nuestras miradas se centraron en la roja como decía ayer Ignacio Camacho, una marea unida, compacta, con el escudo de España en el corazón, que supo jugar como un equipo. Arrolló a una selección ucraniana que no fue más que un manso corderito Hacía tiempo que España no tenía esa ilusión, esa alegría. Teníamos buenos jugadores, pero no teníamos un equipo. Y parece ser que lo hemos encontrado. La unión hace la fuerza. Siendo un equipo, la final del 9 de julio no es una quimera. Y es el momento de que España aparque sus diferencias políticas y también en ese ámbito, no sólo con la selección, seamos un equipo. Como reza la frase que decora el autobús español en tierras germanas: España, un país, una ilusión Esperemos que la unión no dure sólo hasta el 9 de julio. ¡A por ellos! José Manuel García Arrechea Madrid Flor negra Hoy es un día negro, tan negro como la flor que me he colocado en la chaqueta en repulsa a las imágenes de la entrega de galardones de la Unión de Actores, en la que la Secretaría de la Mujer, y en concreto Pilar Bardem, regalaba una flor blanca a la ex diputada de Batasuna y abogada de Arnaldo Otegui, Jone Goirizelaia. Esta Secretaría está formada por Ariadna Gil, Aitana Sánchez Gijón o Pilar Bardem, que seguramente les suenen por montar hace dos años la campaña No a la guerra y ser protagonistas de espectáculos cuando menos bochornosos y dignos de patio de colegio. Resulta paradójico e irónico que tan sólo dos años después de aquel circo, las mismas mujeres que abogaron por la no violencia hoy regalen rosas a los verdugos. Estas mujeres depositarán una rosa blanca cada día 24, en conmemoración del inicio de la tregua de ETA. Es totalmente inadmisible que gente como Pilar Bardem represente a las mujeres en ningún terreno, ya que Pilar se solidariza con los asesinos de decenas de niños y les susurra al oído la paz esté con vosotros Para aquéllos que hemos sufrido en nuestra familia la lacra del terrorismo, nos resulta humillante y doloroso tener que ser espectadores una y otra vez de este tipo de imágenes. Es una vergüenza, una verdadera decadencia de los valores morales y éticos de una sociedad podrida y enferma que tiende a confundir el bien y el mal. España está aletargada y a nadie le importa, y mucho menos a su presidente. Gracias a Dios, a mí sí me importa, y quiero luchar contra las injusticias que está cometiendo el Gobierno para con las víctimas del terrorismo. Ya nos ha quedado claro que somos víctimas de derechas y de segunda, pero por mis muertos yo seguiré luchando para que algún día cese esta repugnante traición a la verdad, al honor y a la memoria, porque a mi nadie me va a devolver a mis muertos. Ellos se los llevaron para siempre. Por mi familia y por las 1.200 familias más que sufren el olvido en lo más profundo de sus almas, por ellos: no silenciaré ni mi odio ni mi rabia. Quiero que toda España sepa que no estoy a favor de la negociación. Creo que estas actrices deberían llevar rosas blancas a las verdaderas víctimas que yacen solas en su lecho de muerte, viendo cómo se las desprecia y humilla desde el poder. Pero tengan cuidado, señoras cuando visiten las tumbas: la conciencia les remorderá tanto que jamás vol- verán a dormir tranquilas. Tendrán la sensación de que las rosas blancas se pudren en sus sueños y será entonces cuando se den cuenta, de que son esas flores podridas y no las que ustedes regalan, las que representan sus valores y su moral. A partir de ahora llevare cada día 24 una rosa negra a la tumba de los míos como señal de duelo y desacuerdo con este proceso traicionero. Y cuando roce la tumba de los míos, lloraré de alegría al recordar que la paz sólo tiene dos caras: la de mi abuelo y la de mi tío. Beatriz Botella Mateu Madrid Buena salud de los edificios El 70 por ciento de las Inspecciones Técnicas de los Edificios de Madrid resultan favorables y sólo un 30 por ciento suponen la obligación de realizar algún tipo de obra de reparación, dentro de un clima general de correcto cumplimiento de la obligación de revisar los inmuebles. En un principio los propietarios intentaban eludir estas revisiones. Pero tres hundimientos concienciaron a las comunidades de copropietarios de la necesidad de tener sus casas revisadas y a punto, según el Ayuntamiento de Madrid. El Estatut que quiero El Estatut que quiero para Cataluña se define en pocas palabras. Espero que respete a cada persona, a cada ser humano, independientemente del color de su piel, de su lengua, de su religión, de sus ideas políticas, de sus aficiones. Pido para todos los ciudadanos que se apruebe una ley que nos permita vivir en libertad. Libertad de movimientos, sin temor a ser asaltados en nuestra propia casa. Libertad de expresión, para no ser ofendidos cuando éstas se expresan públicamente. Libertad de religión, para que se respete, la libertad de cada conciencia. Libertad de enseñanza, para poder educar a los hijos según unos principios. Quisiera que el Estatut estuviera por encima de intereses políticos y pensara en ser respetuoso con todos los que vivan en Cataluña. Defendiendo su libertad interior y exterior como lo más sagrado. Pilar Crespo Álvarez Tarragona Bajo las estrellas Nuestras terrazas de copas favoritas ocupan esta semana la portada del suplemento Madrid 360. Desde las más glamourosas a las más sencillas, desde las más tradicionales a las de riguroso estreno, todas se antojan el anexo indispensable durante el estío para los locales más noctámbulos, que se afanan por tomar las calles y ofrecer a los madrileños un rincón para disfrutar de las noches al fresco. Un auténtico placer cuando la canícula aprieta al que los capitalinos sucumben año tras año.