Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 14 6 2006 105 MUNDIAL 2006 LA SELECCIÓN PABLO Defensa central de la selección española Me gusta hacer las cosas fáciles El espigado defensa cuenta con la confianza de Luis y es uno de los fijos en el once de España. Él huye del ruido y prefiere seguir como ahora, trabajando en silencio, porque esta filosofía le ha rescatado de la parte cruda del fútbol; ahoTEXTO JULIÁN ÁVILA ra, está disputando un Mundial. Puede verse las caras con Shevchenko, pero lo que más le preocupa es su equipo LEIPZIG. No se ha afeitado y aún no ha decidido si lo hará. Una llamada durante la entrevista le sopla que Shevchenko está recuperado y puede jugar. ¡Menuda noticia! ¿Se fija en los delanteros a los que se va a enfrentar? -Es parte de mi trabajo. Debes conocer sus características. Si prefiere jugar de espaldas, si es rápido, si le gusta entrar por los costados, si busca la segunda jugada, si va bien de cabeza... ¿Y cómo piensa detener a Shevchenko si finalmente juega? -Sin perder el sitio ni su referencia. Si estamos juntos no encontrará espacios y nos facilitará la labor. Es muy listo para ganar la espalda a los centrales porque sus desmarques son inteligentes. Con el balón controlado y encarando es un seguro de vida. ¿Esperaba ser titular? -Sinceramente, no. Ni que llegaría jamás a jugar en Primera. En este equipo hay mucho nivel como para que nadie pueda considerarse titular. Por encima de los nombres está la selección. No importa qué jugador sea el elegido y eso se nota en el ambiente. ¿Por qué tanta modestia? -Porque todo esto es un sueño. Nunca había jugado en las categorías inferiores de la selección ni en un club como el Barcelona o el Real Madrid o el Atlético, ni en sus categorías inferiores. Estaba en el Albacete y desde ahí es muy complicado abrirse las puertas de la selección. Desde ese momento he tenido que vivir deprisa. El paso al Atlético, la selección, el Mundial... -Ha llegado a este punto de puntillas y sin hacer ruido. -Así es. Le ocurre a la mayoría de los centrales. La gente está más preocupada de los centrocampistas y de los delanteros, que son los que marcan los goles. Para ellos es el reconocimiento porque lo difícil es hacer los goles. Nosotros lo que buscamos es la mayor regularidad posible. ¿Se maneja en uno de los puestos complicados del equipo? -Así es. Cuando se empieza en las categoría inferiores todo el mundo quiere jugar del medio campo hacia delante. Es normal. Luego te vas adaptando y te das cuenta que es más fácil, entre comillas, jugar en ese puesto. Defender es más fácil que atacar, pero a la larga compruebas que la dificultad es máxima ya que el portero y los centrales tienen un plus de responsabilidad. Un error atrás en un momento clave te puede condenar y te manda a casa. Pablo estira con un preparador físico durante el entrenamiento de ayer ¿Quién fue su espejo? -He aprendido mucho de Chiqui Siviero. Fue mi primer compañero en el centro de la defensa en el fútbol profesional. Un excelente profesor. Me enseñó muchísimas cosas y los conceptos que debe manejar un futbolista en esa posición. ¿Es fácil jugar al lado de Puyol? -Lo es. Te quedas asombrado de la intensidad defensiva que pone y de su sentido táctico. No se relaja en ningún momento y es más sencillo. ¿Qué le dice o le pide? -Nada, porque se conecta bien con él. No para de hablar un instante. Está pendiente de todo, de las subidas de los laterales para hacer las coberturas, de alertar las diagonales de los exteriores... Te contagia esa intensidad y esa atención. ¿Luis les ha dado los papeles para buscar el balón de cabeza en un saque largo o quién hace de libre? -Jugamos y marcamos por zonas. Si uno va al balón el otro debe estar pendiente del rechace. Atrás no se puede dudar y hay que tomar decisiones con determinación. -Se prodiga sacando el balón. -Me cuesta más que a Puyol. No es mi fuerte y busco lo más fácil, que es dar la pelota al centrocampista más cercano y mejor situado. Hay que ser inteligentes y busco la seguridad. No se pueden perder balones tontos. EFE VORONIN Delantero de la selección de Ucrania No estaría mal un empate IGNACIO TYLKO POSTDAM. ¿No es molesto estar siempre a la sombra de Schevchenko? -Es el líder y a su lado nos sentimos bien. ¿Por qué no se llevan bien con su seleccionador? -No tenemos malas relaciones, pero tampoco son excelentes. ¿Cómo es Ucrania? -Buscamos consolidar la defensa para luego sorprender en algún contragolpe con la velocidad de nuestros atacantes. Nos empleamos en cada partido al ciento veinte por ciento. Todos somos solidarios y nos dejamos el alma por el compañero. ¿Puede sorprender Ucrania? -Muchos nos consideran los tapados, pero el principal objetivo es superar la fase de grupos. ¿Firman un empate contra España? -El objetivo siempre es ganar, pero no estaría mal.