Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 14 6 2006 Sociedad 61 Tecnología Nace en España el primer sistema de información turística para terminales que se aplica en movilidad El programa SMIT opera en internet y localiza, guía y documenta al viajero desde la pantalla del teléfono b Una empresa gallega ha ideado esta tecnología, activa ya en las Ciudades Patrimonio de la Humanidad y que este mes lo estará en todas las capitales de provincia ÉRIKA MONTAÑÉS SANTIAGO. Tiene nombre de caramelo, y en realidad, SMIT (Sistema Móvil de Información Turística) se ha ideado para hacer más golosa la estancia del turista en su incursión en una ciudad extraña. De hecho, el principio de Economía Turística versa que, cuanto más liviano pueda ser el equipaje, mejor, y a ello no contribuyen precisamente las decenas de folletos, mapas y documentación variada que el viajero recopila en su origen para, una vez en el destino, manejarlos con mayor o menor destreza. En cualquier caso, en su maleta, a día de hoy, nunca faltará el terminal, un dispositivo del que se calcula habrá 3.000 millones de usuarios en el año 2010. Una empresa gallega ha echado mano de todo lo anterior y ofrece, de momento para las once Ciudades Patrimonio de la Humanidad en España, amén de Sevilla y el Camino de Santiago, el primer software de movilidad aplicado a todo un sector, el segundo en potencial económico: el turismo. La lista, tal y como explica a ABC uno de los responsables del proyecto, Fernando Martínez Cienfuegos (de la empresa Gallegos y Cienfuegos, S. L. va a ampliarse sustancialmente este mismo mes, cuando todas las capitales de provincia españolas tengan su información a tiro de tecla. Noruega (con rutas en Oslo y los famosos fiordos) será el primer país foráneo que estrene SMIT y a partir de ahí, las posibilidades son, nunca mejor dicho, mundiales. Y es que el sistema es pionero a nivel internacional, ya que propicia, sin otros requisitos que el teléfono móvil en el bolsillo y cobertura de red GPRS o 3 G, conectarse al servidor de internet y dirigir al ciudadano hacia la ruta, monumento, restaurante, aparcamiento o farmacia que precise. Lo orienta, localiza su posición, traza el camino a seguir (eligiendo incluso la mejor opción de transporte público) puede acompañarlo a su destino mediante el navegador y, si lo desea, le ofrece la documentación necesaria sobre, por ejemplo, la majestuosa catedral que observa. Un turista lee en su móvil información referente a la catedral compostelana desde un lugar privilegiado MIGUEL MUÑIZ Cuanto más fácil se acceda a la información de un lugar extraño, mejor En la práctica, SMIT no ha podido tener mejor acogida por parte de los turistas. Un paseo por el entorno de la Plaza del Obradoiro, en la capital gallega, rubrica que los representantes de los 40 millones de españoles que acabaron 2005 con un móvil en el bolsillo emplean cada vez más su terminal para recabar información, pero que no sea una guía exhaustiva, sino que dé una información concisa señala Martínez Cienfuegos. Cuando el turista llega a un destino desconocido, lo primero que quiere es información y cuanto más fácil sea acceder a ella, mejor dice Jordi Ros, venido de Barcelona. José María Montero, turista de Madrid, opina que el servicio es una buena idea para no perderse pero sería idóneo en varios idiomas (está en inglés y castellano) para los extranjeros que tienen muy complicado moverse sin la señalización pertinente. El servicio se descarga de una web, detecta el móvil del que se trata y se va adaptando a las peticiones del usuario opera sobre el 80 por ciento del parque actual de móviles, PDA wireless y dispositivos inalámbricos, ya que el programa SMIT descarga ficheros de audio, imagen, vídeo... para ilustrar, desde la pantalla del viajero, el recorrido por las calles desconocidas. Trabaja, así, sin límite de capacidad, con la información actualizada que reside en Mapa y guía turístico en uno Todas estas posibilidades están muy bien, pero... ¿qué es SMIT? El desarrollo de esta tecnología de vanguardia, que ha corrido a cargo del galardonado internacionalmente Javier Cuesta, marca un hito en la creciente demanda de aplicaciones en movilidad. Se trata de un sistema de gestión turística que los servidores de internet, gestiona los datos y los proporciona con servicios añadidos, como hacer una reserva a un hotel sobre la marcha. SMIT también puede conectarse e integrarse con cualquier GPS de bluetooth de bolsillo, lo cual le permite extraer el máximo rendimiento a su potente base tecnológica y guiar con precisión al usuario (sin esta opción, el sistema busca la localización del turista por posición de cruces de las calles más próximas) Desde el propio navegador del móvil o tecleando la página web www. geomovil. info (en breve, será en www. smit. es) el usuario se descarga un aplicativo de autoinstalación (no aparece toda la información de un golpe se limita por rutas, ciudades y capas temáticas, si bien se puede ir acoplando a las necesidades específicas del interesado) y detecta de forma automática el tipo de terminal del que se trata. Entonces, el turista señala la búsqueda que quiere realizar a través de los menús que se despliegan, y recibe asistencia y una guía por las rutas de mayor interés de la ciudad, solicita información sobre cada recurso que encuentre a su paso y señala sus preferencias. El sistema es gratuito durante los primeros seis meses de puesta en marcha en un destino concreto, pero se está estudiando cómo se hará posteriormente afirma Martínez Cienfuegos, que indica como opción más probable el pago de un SMS para darse de alta al servicio más una tarifa plana por duración del sistema (unos 3 euros por cada 36- 48 horas de estancia en un lugar) Este sistema móvil escogió Santiago como ciudad piloto, merced a la colaboración de Turgalicia y la Xunta, para destripar la urbe para el peregrino, y se irá implantando progresivamente en función de los convenios con las administraciones locales. También, la pasada Semana Santa, muchos turistas viajaron a Sevilla sin más callejero que su terminal y, en ambos casos, los responsables del proyecto estiman que una mejor información alarga la permanencia del turista al optimizar su tiempo y aumenta los ingresos para la ciudad. Y así... SMIT, dulce SMIT.