Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Sociedad MIÉRCOLES 14 6 2006 ABC La OMS denuncia que la mitad de las reservas de sangre no son seguras 56 países no hacen pruebas para el virus del sida, la hepatitis B y C, o la sífilis b La Federación de Donantes de Sangre denuncia la caída de las reservas de sangre españolas, ante la indiferencia del Ministerio de Sanidad ABC GINEBRA MADRID. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado que 56 de los 124 países que tienen controlados no someten la sangre donada a pruebas para detectar si está infectada con el virus del sida, la hepatitis B y C o la sífilis. La falta de infraestructuras y de personal capacitado, así como el elevado coste que supone realizar estos análisis impiden garantizar la seguridad de la donación. La OMS propone contar con donantes que no perciban ninguna compensación económica por su sangre. Los donantes regulares no remunerados son el verdadero pilar a la hora de lograr provisiones duraderas de sangre limpia porque son menos propensos a mentir sobre su estado de salud y suelen llevar una vida más sana señala la agencia sanitaria de Naciones Unidas en un comunicado con motivo del Día Mundial del Donante de Sangre. En África del Sur, por ejemplo, el índice de prevalencia del virus del sida entre la población adulta es del 23,3 por ciento, mientras que entre los do- nantes regulares de ese país es del 0,03 por ciento. Las donaciones por habitante en los países de ingresos elevados son hasta quince veces superiores a los de las rentas más bajas, a pesar de que es en esos últimos donde son más necesarias. Las transfusiones de sangre son vitales en los países más desfavorecidos para tratar patologías como la anemia asociada al paludismo grave en los niños o las complicaciones del embarazo. Estos dos problemas sanitarios causan un millón de muertes en el mundo cada año. AP Una embarazada más ancha que larga SONGYUAN (CHINA) La mujer que mira con indiferencia cómo su marido le mide su cintura es Qiao Yubo, una joven china que a los cinco meses de gestación luce una oronda circunferencia de 1,75 centímetros, ocho centímetros más que su propia estatura. Quiao espera al menos quintillizos y a esta altura de embarazo su tripa empieza a ser un problema para moverse. Come siete veces al día y no existe ropa a medida que se adapte a sus increíbles formas. do aseguró que Sanidad mira hacia otro lado en una cuestión tan importante Durante el año pasado se registraron 1.645.000 donaciones; este año no superan 1.634.000. El índice de donación también ha caído en España de 39 a 37 donaciones por cada 100.000 habitantes, según los datos de la federación de donantes. Las donaciones no aumentan y las necesidades de sangre se incrementan con el aumento de la población. El presidente de esta entidad, que agrupa a 70 asociaciones de donantes, considera que el gran crecimiento poblacional de los últimos años, fruto de la apertura de las fronteras, ha contribuido a esta disminución. En breve, se lanzará una campaña de concienciación sobre la importancia de la donación de sangre destinada a los inmigrantes, que cuenta con el apoyo del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Transfusiones no remuneradas La OMS se propuso en 1997 el objetivo de que el cien por cien de las donaciones de sangre lleguen a ser voluntarias y no remuneradas en todo el mundo, una meta hacia la que se avanza muy lentamente De hecho, la mayoría de los países en desarrollo aún dependen de las donaciones pagadas y de las de los familiares de los enfermos, aunque en países como China, Malasia o la India se han logrado grandes progresos durante los dos últimos años. En España las donaciones son altruistas, aunque no son suficientes. El presidente de la Federación Española de Donantes de Sangre, Martín Manceñido, denunció ayer que las donaciones están estancadas o incluso han disminuido ante la indiferencia del Ministerio de Sanidad Martín Manceñi- COMUNICACIÓN El fundador de Libération amenaza con irse y exige 500.000 euros al Grupo Rothschild JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. El diario francés Libération está en la encrucijada. Los lectores desaparecen. Las ideas se evaporan. El dinamismo profesional languidece. La dirección no encuentra un rumbo creíble. La administración no logra atajar unos crecientes déficit estructurales. El accionista de referencia considera insostenible la situación de la empresa. El fundador se dice presto a abandonar el barco que se hunde, a cambio de 500.000 euros de indemnización. Libération fue fundado por JeanPaul Sartre en 1973, concebido como instrumento de agitación política maoísta. Serge July, único miembro del equipo fundador que todavía está al frente del diario, había publicado un libro mítico, en el que se considera- ba inevitable la guerra civil revolucionaria, en Francia y Europa. Aquella primera época dorada apenas duró ocho años. La primera gran crisis de Libération data de 1981. Desde entonces, Libération ha conseguido superar una crisis cada dos o tres años. Encontrando siempre generosos capitalistas más o menos próximos a la izquierda socialista. Al final de los ochenta y primeros noventa, llegó a soñar con desplazar a Le Monde como periódico de referencia para cierta izquierda reformista. La penúltima gran crisis data de la primavera de 2005. Edouard de Rothschild invirtió 20 millones de euros en Libération Fue la última y gran revolución cultural fallida. El periódico nacido para propagar en Francia y Europa la revolución maoísta aceptaba Serge July AFP como accionista de referencia al último de los vástagos más emblemáticos de la historia del capitalismo mundial. De Mao a Rothschild. Los 20 millones de Edouard de Roths- child apenas sirvieron para tapar deudas y pagar jubilaciones anticipadas. Hacia el mes de diciembre pasado, la caja de la histórica cabecera volvía a estar vacía, las cuentas al descubierto, sin apenas publicidad, con muchos proyectos y menos lectores. Las cuentas del primer trimestre de este año han precipitado la nueva crisis. Libération ha perdido 2.5 millones de euros entre enero y marzo. Y nadie sabe cómo atajar el déficit, que amenaza con crecer. El sábado pasado, Edouard de Rothschild anunció a Serge July que le había retirado su confianza como director general del periódico. July aceptó su salida inmediata, a cambio de una indemnización de 500.000 euros. Rothschild no considera excesiva tal exigencia, pero la estima fuera de lugar, a la vista de la situación económica del periódico. El rumor del despido o dimisión de July circula por las redacciones desde el lunes. Ante la insistencia de los rumores, July publicó ayer un breve comunicado anunciando su disposición a partir de la compañía, si Rothschild invierte una suma significativa en el periódico.