Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Sociedad MIÉRCOLES 14 6 2006 ABC División del territorio Las zonas agrícolas equivalen a un 49,8 de la superficie española. El porcentaje de zonas agrícolas supera el 50 en Castilla- La Mancha, Islas Baleares, Región de Murcia, Extremadura, Andalucía y Castilla y León. La mayor superficie de regadíos se encuentra en el sur y el este de España, concretamente en Andalucía, Región de Murcia, Comunidad Valenciana y Castilla- La Mancha. Las zonas forestales que ocupan un 47,1 de suelo en España, presentan en conjunto, una tendencia a la estabilización o una ligera disminución. Las zonas húmedas y superficies de agua representan casi el 1 de la superficie en España. Entre 1987 y 2000 se produjo un descenso de zonas húmedas naturales (3 y un incremento (19 de las artificiales (embalses, salinas y canales artificiales) La mayor disminución se produjo en los ríos y cauces naturales (12 ciendo de nuevo en el siglo XXI por los intereses a corto plazo. Y un representante de este nuevo modelo de desarrollo urbano son los campos de golf, que en el año 2000 ocupaban una superficie de 13.441 hectáreas, repartidas por Andalucía (4.400 hectáreas) Cataluña, y Baleares, Madrid y Comunidad Valenciana (con 1.400 cada una) Estas imágenes de satélite muestran el gran desarrollo agrícola en Almería: un mar de plástico de los invernaderos UNEP Medio Ambiente denuncia que la tercera parte del litoral mediterráneo está edificado Madrid, Baleares y Valencia encabezan el crecimiento de zonas urbanas del Observatorio de la Sostenibilidad en España, entre 1987 y 2000 se transformaron más de tres hectáreas de suelo cada día ARACELI ACOSTA MADRID. El suelo es el soporte, pero hoy habría que decir mejor que el suelo nos está soportando La claridad del profesor Martínez de Pisón está en sintonía con los datos recogidos en el estudio Cambios en la ocupación del suelo en España elaborado por el Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE) y que fue presentado ayer por la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona. Y es que el avance de la urbanización y la transformación que ha sufrido el territorio ha sido tal que España es hoy uno de los países europeos, junto a Irlanda y Portugal, donde más ha crecido la superficie artificial (zonas urbanas, industriales, de transportes, de extracción minera, en construcción, vertederos y zonas verdes artificiales) Aunque esta superficie sólo representa el 2,1 por ciento del territorio- -frente al 50 por ciento de las tierras agrícolas y el 47 por ciento de las zonas forestales- -lo cierto es que entre 1987 y 2000 se incrementó un 29,5 por ciento. Esto significa que en ese periodo 200.000 hectáreas han dejado de ser agrícolas o forestales para transformarse en artificiales- -esto es, más de tres hectáreas transformadas al día- según explicó durante la presentación del estudio el director ejecutivo del OSE, Luis Jiménez Herrero. Esto responde principalmente al cambio de modelo urbanístico de ocupación vertical a horizontal. b Según los datos Esta tendencia se manifiesta principalmente en regiones del interior como Madrid, y en regiones del litoral, primero en el Mediterráneo y que ahora empieza a desplazarse al litoral atlántico y cantábrico, aunque en menor medida. Los procesos de urbanización intensiva que ha sufrido el litoral durante las últimas décadas han transformado de manera determinante el paisaje de esta zona, y muy especialmente la primera línea del litoral. Según explicó Jiménez, el 34 por ciento del primer kilómetro de costa mediterránea está ya ocupado. Los mayores crecimientos de superficie artificial se concentraron en Murcia y la Comunidad Valenciana, con aumentos superiores al 50 y 60 por ciento, respectivamente. Así, la urbanización en la Costa Blan- ca alicantina, la Costa del Sol, el litoral barcelonés o la costa tarraconense son superiores al 30 por ciento. En la provincia de Málaga, el 47 por ciento de la costa está ocupada de forma artificial; la provincia de Barcelona y la de Alicante alcanzan también el 45 por ciento de ocupación por este tipo de suelo. El director del OSE explicó que el desarrollismo que se dio en los años 60 y 70, y que parecía irrepetible, se está produ- Crecimiento insostenible Así las cosas, las comunidades autónomas con mayores incrementos de zonas urbanas fueron Baleares, con un 40,2 por ciento; Madrid, con un 34,2 y la Comunidad Valenciana, con un 30,3 por ciento. Y la tendencia es continuista. Así, el informe proyecta que en 2010 el consumo de suelo debido a procesos artificiales podría aumentar un 50 por ciento. Un crecimiento insostenible que trae consigo un mayor consumo de recursos naturales y más emisiones de gases de efecto invernadero. Un mundo que ha cambiado tanto que, como recordó Martínez de Pisón, si ahora abriéramos un libro de Geografía de hace 50 años aparecería un mundo perdido, porque hasta las miradas sobre el paisaje han cambiado Murcia y la Comunidad Valenciana registran aumentos del 50 y 60 por ciento de superficie artificial El PP presenta 140 enmiendas a la Ley de Dependencia y CiU una a la totalidad del proyecto R. B. MADRID. A pesar de que ayer el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, se mostró partidario de llegar a un acuerdo con los populares y con CiU durante la tramitación parlamentaria de la Ley de Dependencia, los comienzos no están siendo nada buenos. Los primeros presentaban 140 enmiendas al proyecto de ley, y los segundos, una enmienda a la totalidad con texto alternativo, además de advertir al Gobierno que su norma puede acabar en el Tribunal Constitucional. Para el PP- -que desea ser constructivo y no presentó una enmienda a la totalidad- -su apoyo pasa por la plena financiación estatal de la gran dependencia, un modelo basado en convenios con las autonomías y garantía de que los servicios serán iguales en todo el país. Los populares insisten en la necesidad de ligar la dependencia a la acción protectora de la Seguridad Social y exigen que las necesidades de los grandes dependientes sean cubiertas al 100 por el Estado, en vez de hacerse cargo de un trocito de cada uno de los tres grados de dependencia. Más duros se mostraron los catalanes de Convergencia, que aseguran haber perdido la confianza en Caldera, a quien calificaron como el ministro español más jacobino y centralista del Estado El grupo parlamentario de CiU en el Congreso presentó una enmienda a la totalidad y un texto alternativo por considerar que el proyecto viola las competencias de la Generalitat y crea un conflicto de inconstitucionalidad ya que supone una invasión de las competencias exclusivas autonómicas en materia de servicios sociales Esta visión es compartida por el PNV y Eusko Alkartasuna, que también presentaron una enmienda a la totalidad. Además, CiU considera que no garantiza la financiación por lo que plantea la creación de un Fondo de Compensación para asegurar la igualdad en todo el Estado.