Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Madrid MIÉRCOLES 14 6 2006 ABC El encuentro entre la mujer nigeriana forzada a ejercer la prostitución y su hijo, retenido desde que nació por dos proxenetas, se produjo, por fin, ayer. Hoy se repetirá ¡Hoy es el día más feliz de mi vida! TEXTO: M. J. ÁLVAREZ MADRID. ¡Por fin se han conocido! Se han puesto cara el uno al otro. Se han abrazado y se han besado... decenas de veces, todas las que dan de sí dos horas y media. Como suele hacer a diario todos los padres con sus hijos, aunque en este caso hayan tenido que pasar casi cuatro años para que las cotidianas muestras de cariño y afecto entre una madre y un hijo se produzcan. No obstante, ha merecido la pena. Es lo mejor que me ha pasado nunca. Hoy es el día más feliz de mi vida decía Joe. De su hijo recuperado, explicó que se parece a su hermano; está precioso y bien de salud, no ha sufrido malos tratos y habla con normalidad explicó, aliviada. Pensé que me iba a dar un infarto al verlo Atrás han quedado el miedo, las largas noches en vela, la preocupación constante, la incertidumbre y la angustia por no saber nada de su bebé. Por desconocer cómo sería su rostro; qué le gustaría; lo que le molestaría; lo qué le haría reir... Cuántas veces pensó que lo daría todo por verle aunque fuese un instante, y cuántas se torturó por no saber cuál fue la primera palabra que pronunció, cuándo comenzó a andar, o si llamaría a otra mamá El calvario ha terminado para Joe David O. la joven nigeriana de 27 años, a la que le arrebataron a su hijo nada más venir al mundo un 20 de agosto de 2002 en el Hospital de Móstoles. Un matrimonio de su misma nacionalidad se lo quedó en prenda hasta que saldara la deuda contraída con los proxenetas que la compraron 45.000 euros. Ella, mientras, sólo tenía que prostituirse para recaudar lo exigido, quisiera o no, y pagar puntualmente- -vía transferencia bancaria o en mano, en función del lugar en el que se encontrara- -si quería volver a ver a su retoño. tonio, de 34, al que conoció cuando se dedicaba a vender su cuerpo en un club de alterne de cualquier lugar de España. Antonio, por el cual, primero, se vio con fuerzas para abandonar la prostitución, y con el que, luego, ha compartido en el último año todo el drama que le había ocultado: el secuestro de su retoño. Se lo contó una vez que las amenazas y coacciones le afectaron de lleno, y, por ello, denunciaron los hechos ante los Mossos d Esquadra en Sort (Lérida) Sin pegar ojo y cargada de regalos La pareja viajó a Madrid acompañada por dos cuñados. Su hijo menor, un bebé que no tiene aún siete meses, se quedó al cuidado de los abuelos paternos. Joe apenas consiguió pegar ojo. La espera se le hacía eterna. Cuando llegó la hora, el grupo acudió al centro de acogida; ella hecha un manojo de nervios y cargada de regalos para su pequeño. La visita fue más larga de lo previsto: de 10.30 a 13 horas. Y aunque, en un primer momento, el pequeño se mostró asustadillo y desconfiado según su madre, pronto alejó todos sus temores y ya no sólo se dejaba besar o abrazar, sino que era él mismo el que tomaba la iniciativa, explicó Carmen González, adjunta al Defensor del Menor. Madre e hijo, incluso pudieron jugar juntos con un payaso, un puzle y los caramelos que le llevó. En el encuentro, emotivo y tierno, hubo muy buena sintonía. Desde que el pasado día 6 fuera liberado por la Policía los cambios se han precipitado en su, hasta ahora, invariable existencia, hasta dar un giro de 180 grados. De inmediato fue trasladado a un centro de protección de la Comunidad, en donde permanece, a la espera de la decisión que adopten las autoridades: Fiscalía de Menores, juzgados de Móstoles y Gobierno regional, que velarán Joe volverá hoy a visitar a su pequeño y a llenarle de besos por el entorno más adecuado para su desarrollo. Por su parte, Joe y Antonio agradecieron el apoyo de toda España y lo rápido que la Brigada de Extranjería de Madrid ha encontrado al menor- -un mes- y la tardanza de los Mossos en pasar el caso a Madrid (un año) EFE a pesar de disponer de muchos datos y documentación informa Efe. El cuerpo policial catalán recuerda en su web que la mujer denunció el secuestro dos años después, y a instancias de la policía autonómica. Antonio añadió que en el piso de Móstoles encontraron pelos, alguna uña y una braguita Dos horas y media juntos La pesadilla también ha acabado para su pequeño, de casi 4 años, privado desde la cuna de la figura materna, de sus mimos, desvelos y atenciones. Aunque su estado de salud es bueno, las carencias emocionales que ha sufrido y su aislamiento, ya que sus dos captores, el matrimonio compatriota que lo tenía retenido en la urbanización Parque Coimbra, le dejaban mucho tiempo solo y encerrado, hace que se muestre receloso al contacto con la gente. El esperado encuentro entre ambos se produjo a primeras horas de la mañana de ayer. Joe, que cuenta con 27 años, viajó expresamente desde Granada, su lugar de residencia, acompañada por su compañero sentimental, An- Ordenan repetir el juicio por el descuartizamiento de un hombre ABC MADRID. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ordenó ayer repetir el juicio contra cuatro ciudadanos polacos que fueron absueltos por la Audiencia de Madrid de la muerte y descuartizamiento de un hombre en Alcalá de Henares al estimar que se rechazó sin motivación suficiente la incorporación de pruebas. Así lo acuerda la Sala de lo Civil y Penal del TSJM, que estima el recurso de apelación presentado por el Ministerio Fiscal contra la sentencia del 30 de noviembre de 2005 de la Audiencia Provincial de Madrid que, tras un veredicto de no culpabilidad, absolvió a Roman S. S. y Robert R. de un delito de asesinato, y a Artur J. B. y Jacek P. H. de encubrimiento. La causa de la nulidad de la sentencia es que la decisión que adoptó el magistrado presidente de no incorporar los testimonios de las declaraciones que prestaron en comisaría y en el juzgado de instrucción los cuatro acusados no tuvo una motivación suficiente y adecuada En su día, un jurado popular, formado por 4 hombres y 5 mujeres, consideró que no había pruebas para dictar un veredicto de culpabilidad para los cuatro procesados. El juicio deberá repetirse ahora con distinto jurado y diferente magistrado presidente.