Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional MIÉRCOLES 14 6 2006 ABC La desaparición de dos niñas en Lieja revive la sombra del caso Dutroux El principal sospechoso se entregó al ver su fotografía en la televisión b Hace diez años un pederasta Uruguay insiste en la extradición de ex militares desde Argentina b Los contrarios a la iniciativa piensan en ella como el desencadenante de problemas añadidos que ya se cerraron en la transición del país trasandino ALBERTO C. MÁRQUEZ CORRESPONSAL MONTEVIDEO. La Justicia del país rioplatense ha dado nuevos pasos para que Argentina acepte una serie de extradiciones de ex militares uruguayos acusados de violaciones de derechos humanos en territorio argentino durante la década de los 70. El mes pasado se aceptó la solicitud de extradición a Chile de varios militares de este país, dos de ellos en actividad, acusados por la justicia trasandina de estar implicados en el sonado caso del asesinato del químico y agente secreto chileno Berríos. La fiscal uruguaya, Ana María Telechea, se pronunció la semana pasada a favor de acceder a la petición de la Justicia argentina para extraditar a un policía y cinco militares retirados. Por otro lado, la publicación de una carta conjunta en el día del Ejército firmada por diez ex comandantes en jefe, que asumían toda la responsabilidad de los hechos ocurridos durante los once años de gobierno militar, ha abierto otro frente de debate. asesinó al menos a dos niñas y tenía encerradas a otras dos para violarlas. Los belgas temen que la historia se pueda repetir ahora ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL ESTRASBURGO. El fantasma de la página más oscura de la historia reciente de Bélgica ha retornado a las calles de la ciudad de Lieja. Dos niñas desaparecieron la noche del viernes al sábado y las únicas pistas que se han filtrado a la prensa llevan a la posible implicación de un sospechoso de comportamientos sexuales extraños, que también está desaparecido desde que se busca a las niñas. Lo último que quisieran los belgas es una reedición del drama social que produjo en este país durante más de una década el siniestro caso Dutroux, pero lo que se sabe de este caso, no hace más que resucitarlo. Stacy Lemmens, de 7 años, y Nathalie Mahy, de 10, desaparecieron durante la noche del viernes al sábado en una feria infantil de la ciudad de Lieja. Sus padres, que han formado una familia reconstituída con hijos de anteriores matrimonios, llevaron a todos los niños a disfrutar de las atracciones públicas organizadas por el Ayuntamiento. Cuando la madre quiso regresar a casa hacia la medianoche, no pudo encontrar a las dos niñas. Hasta allí podría tratarse de una de tantas lamentables historias de chiquillos, o de un desgraciado accidente. Pero en Bélgica, cuando una cosa así sucede y no se ha aclarado pasados cuatro días, la prensa empieza a desempolvar el tétrico ambiente de las tramas pedófilas. Más de 30.000 carteles con la fotografía de las dos niñas se están distribuyendo por todo este país relativamente pequeño, a pesar de que no debe haber ninguno de sus habitantes que a estas alturas desconozca el caso que está en todas las portadas de los periódicos. Sospechosos habituales Lo que más había inquietado a la opinión pública fue el hecho de saber que uno de los personajes clave podría haber sido ser el novio de una camarera del bar donde estaba la familia, que también se encontraba en el lugar de los hechos, y que había desaparecido al mismo tiempo que las niñas. Ayer por la tarde, la Policía desveló que se trata de Abdellah Ait Oud, nacido en Bélgica de padres marroquíes y, según la prensa belga, con antecedentes por asuntos de costumbres sexuales irregulares con menores. Su fotografía fue publicada una vez que la Policía hubo investigado en su domicilio y aunque oficialmente hay otras pistas abiertas el hecho de que hubiera desaparecido al mismo tiempo que las niñas parecía señalarle directamente. Pero poco después de que la fotogra- Las pequeñas, de 7 y 10 años, se encontraban en unas atracciones públicas organizadas por el Ayuntamiento fía empezase a ser vista en los telediarios, el propio Abdellah Ait se presentó en la primera comisaría que encontró para explicar que no tenía nada que ver con la desaparición de las niñas. Ait parecía, en efecto, el perfecto culpable frente a un sistema policial y judicial que aun lame sus heridas por el caso Dutroux. Los belgas recuerdan perfectamente que en aquel caso nadie escuchó las señales de alarma que se percibían por doquier en torno a este perturbado. Dutroux fue detenido en 1985 por violación, puesto en libertad, vuelto a detener y condenado por los mismos delitos en 1989. Tres años mas tarde ya le daban permisos para salir de la cárcel y en abril de 1992 había recuperado la libertad condicional. En noviembre de ese mismo año, volvía a ser denunciado por tocamientos de niñas en Charleroi. A pesar de que Dutroux nunca dejó de estar bajo el radar de la Policía belga, los investigadores solo se fijaban en una extraña trama de coches robados, pero nunca relacionaron sus comportamientos aberrantes con las desaparicones de adolescentes. Cuando entraron en su casa en 1996 tenía dos niñas encadenadas en su sótano a las que violaba incesantemente y otras dos enterradas en el jardín. Entonces fallaron todos los mecanismos preventivos hasta el punto de que los policías llegaron a escuchar los gemidos de las niñas cautivas y no le dieron importancia. Ahora, los belgas parecen dispuestos a que no se repita semejante desastre. Ley de Caducidad Punitiva Uruguay afronta en estos momentos la peor crisis de relaciones de la historia reciente con Argentina a causa de la conocida como guerra de las papeleras cuya disputa se busca solucionar tanto en la Corte Internacional de Justicia de la Haya como en el Mercosur. Como telón de fondo existe una estrategia del partido comunista uruguayo y otras organizaciones minoritarias de la izquierda más recalcitrante para lanzar una ofensiva propagandística y así influir en la preparación de un plebiscito que quiere dejar sin efecto la denominada Ley de Caducidad Punitiva del Estado, norma legal que en l989 y con apoyo mayoritario de la población permitió completar la transición democrática complementando la amnistía general para varios miles de guerrilleros de l985, con una exoneración de delitos cometidos por militares en la época dura. El presidente Vázquez, la oposición y algunos de los líderes históricos de la guerrilla se han manifestado en contra de esta acción retroactiva contra la Ley de Caducidad, cuestionándose tanto su legalidad jurídica como su conveniencia política como posible desencadenante de un ciclo de venganzas que imposibilitaría la convivencia de sectores minoritarios pero importantes de la sociedad uruguaya. Los padres de Stacy y Nathalie, de 7 y 10 años, mostraban ayer las fotos de las niñas, desaparecidas el pasado viernes EPA