Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 14 6 2006 Nacional 15 Los ecos de las trifulcas, como los rumores, corren como la pólvora. Y cuando la riña es entre compañeros más. Y si de política hablamos, vuelan. La que sostienen Aguirre y Gallardón a cuenta de la sucesión de Rajoy ya tiene alcance internacional. Palabra de Financial Times Alberto y Esperanza, un duelo de titanes en el Financial Times TEXTO: MAYTE ALCARAZ MADRID. Militan en el mismo partido, sobrecontrolan sus Administraciones y son dos de los políticos más relevantes de España. Y se detestan Con este encabezamiento, la mente de un españolito de a pie vuela, sin escalas, con destino al kilómetro cero de España. Y eso que el panorama nacional da para que la imaginación aterrice sobre la cabeza de otras parejas de compañeros y sin embargo enemigos, que pululan por nuestras tribunas públicas. Pero Madrid es Madrid y Alberto y Esperanza, son Alberto y Esperanza. Y el Financial Times que como al españolito de a pie la pareja de titanes madrileños le despierta más morbo que ninguna otra, no se resistió ayer a dedicar un artículo a la lucha de gallos entre dos pájaros de la misma bandada Lo cierto es que el rotativo ejerce la equidad con maestría salomónica: si de ella destaca que está considerada como una de las mujeres más poderosas de la política y ha usado su buena posición con gran efectividad de él subraya que es el más astuto de los dos y fue uno de los primeros políticos en llegar a la estación de Atocha en los ataques del 11- M Pero todo eso en el capítulo de los elogios sin matices, porque en el de los pellizcos de monja el periódico no escatima ni un gramo de mala intención: la presidenta está protegida por el anterior primer ministro, José María Aznar y el regidor es un poco rebelde y después de presidir la Comunidad de Madrid durante ocho años, ser alcalde es un pequeño descenso Claro que peor es cuando el periodista atiza un derechazo en la mandíbula de la dirigente madrileña al calificarla de una Margaret Thatcher o cuando dice de su compañero de filas que no tiene otro propósito que inflar su ego Lo cierto es que los golpes son paritarios, y eso consuela, dirán ambos, a ellos que les acusan de cultivar las banderías. Y como de repartir méritos se trata, el artículo los coloca a la misma altura a la hora de transitar el camino de la sucesión de Rajoy, para el que no hay matices, por cierto: El débil e inefectivo líder de la derecha apostilla el Financial Times con fecha de caducidad incluida: Cuando Rajoy abandone, probablemente después de las elecciones de 2008... augura. Perturbados por el ruido Pero lo más ofensivo para el ya reseñado españolito de a pie (sobre todo de a pie por Madrid, claro) es cuando el periódico británico sentencia, a cuenta de las obras de Gallardón en el asfalto de la capital, que los madrileños están perturbados por el polvo y el ruido Eso es peor que llamar a la presidenta del ala derecha o al regidor disidente Sólo es comparable a la andanada final del trabajo periodístico: El partido conservador está condenado a perder las elecciones si no se desprende del legado de Aznar y se centra