Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 14 6 2006 11 La familia del niño víctima de un secuestro exprés en Torre Pacheco pagó 50.000 euros para liberarle Las autonomías desmienten al Gobierno y niegan su competencia en Fórum y Afinsa Maragall se desmarca: Nadie merece eso, y menos Rajoy El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, fue el único dirigente catalán que defendió ayer, de forma clara y sin matices, al líder del PP, Mariano Rajoy. Tras mantener un encuentro con directivos de grandes empresas y entidades financieras- -a quienes pidió que se mojen por el Estatuto- Maragall explicó a los periodistas que ha telefoneado al líder del PP para transmitirle su solidaridad y su repulsa por los abucheos, agresiones verbales e intentos de boicot que ha sufrido en sus últimas visitas a Cataluña. El líder socialista se declaró molesto y calificó de francamente desagradables los incidentes ocurridos el sábado en un mercado de L Hospitalet de Llobregat y el lunes en el transcurso de un mitin en Granollers, que le parecieron doblemente graves por lo que representa Rajoy y por tal como es él Es una persona culta y educada, moderada en sus expresiones, por lo que no se merece, ni él ni nadie el trato recibido durante sus desplazamientos a tierras catalanas para participar en la campaña del referéndum del Estatuto. Maragall fue el único que defendió el derecho a discrepar del entonces presidente del PP catalán, Aleix Vidal- Quadras. ELENA CARRERAS El PP recurrirá el Estatuto catalán en el Tribunal Constitucional después del verano La iniciativa legal, en la que ya trabajan, esperará a que el texto se publique en el BOE b Los populares califican de im- presentable que Maragall pida a jueces y fiscales que se armen para defenderle a él ante posibles recursos C. DE LA HOZ MADRID. A falta de tan sólo cinco días para que se celebre la cita electoral en Cataluña en que se someterá a referéndum el nuevo proyecto de Estatuto, el PP está terminando de perfilar su recurso ante el Tribunal Constitucional, en el que lleva trabajando desde que se aprobó el texto definitivo. El 18 de junio constituirá la prueba de fuego para un estatuto que ha pasado por mil y una vicisitudes, todavía sometido a la incógnita de un resultado pendiente del porcentaje de participación y con un gobierno catalán en precario, que convocará elecciones anticipadas en otoño. Todo hace aventurar que tras la batalla política va a abrirse un frente judicial que Pasqual Maragall está intentando desactivar. De impresentable calificaron desde el cuartel general de los populares el mensaje que el presidente de la Generalitat transmitió a la judicatura catalana a la que pidió su apoyo activo para que defienda el Estatuto ante las posibles cuestiones de constitucionalidad que se vayan planteando. Si bien esta petición no afectaría al recurso popular ante el TC, Maragall hace esa petición porque sabe que le van a presentar recursos y quiere que los jueves y fiscales se armen para defenderle a él afirman las mismas fuentes consultadas. Así, ni los ataques a Mariano Ra- joy en esta campaña ni el anunciado calendario electoral catalán, hacen variar la pretensión de los populares de llevar el texto ante el Tribunal Constitucional, para lo que están trabajando los servicios jurídicos del partido junto a la secretaria de Justicia y Libertades Públicas, al frente de la cual está Ignacio Astarloa. Recurso de enorme complejidad por lo vasto del texto a impugnar y por el hecho de tocar todo tipo de materias, incluidas las de financiación, los populares pretenden hacer un trabajo riguroso que, en todo caso, no verá la luz hasta que sea publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) lo que sitúa el recurso del PP pasadas las vacaciones de verano y en plena precampaña de las elecciones anticipadas catalanas. Sólo en el caso de que se aceleraren mucho los plazos tras el referéndum del domingo, no sería descartable que el texto pudiera ser publicado en el BOE en julio, aunque fuentes populares creen que es bastante improbable hacerlo para esas fechas. Duran condena los intentos de boicot a Rajoy, pero subraya que quien siembra vientos, recoge tempestades Montilla ve los ataques no democráticos aunque tampoco lo son las actitudes provocadoras del PP El número dos de la federación nacionalista, Josep Duran Lleida, condenó los altercados porque pretendieron limitar la libertad de expresión de Rajoy aunque añadió que el líder del PP ha podido comprobar los errores de su política y debe sacar conclusiones de las estrategias que han alentado dirigentes de su formación. En referencia a los abucheos que recibió Rajoy el pasado sábado en un mercado de L Hospitalet, Duran señaló que la gente tiene derecho a expresar su rechazo si un dirigente político entra en un mercado siempre y cuando no se traspase esa frontera El dirigente socialcristiano sostuvo que el PP también ha hecho cosas y quien siembra vientos, recoge tempestades Argumentos similares utilizó el secretario general de ERC, Joan Puigcercós, quien lamentó los abucheos y boicots contra el PP, no sin antes subrayar que ha sido este partido el que ha creado un clima previo de crispación y de hostilidad hacia Cataluña Esto es triste- -recalcó- pero ¿qué pasaría si Carod- Rovira se paseara por un mercado de Madrid? porque en Salamanca fue insultado y recibió amenazas de muerte El también diputado republicano Joan Tardà sentenció que al PP le ha salido barato sembrar la discordia en Cataluña Tardà recomendó al PP que ponga fin a su aquelarre si no quiere que en el imaginario catalán se les asocie con la ultraderecha y se acaben convirtiéndo en una fuerza extraparlamentaria El consejero de Relaciones Institucionales de la Generalitat y líder de ICV, Joan Saura, condenó sin paliativos los incidentes, pero acusó al PP de fomentar el victimismo Cataluña ha estado un año recibiendo insultos y ahora no caerá en las provocaciones del PP afirmó Saura. Último acto posible El recurso de inconstitucionalidad constituye el último acto posible del PP contra la reforma estatutaria, consciente de que si no hay suspensión cautelar antes de que se pronuncie el alto tribunal, no quedan muchas posibilidades para impedir la aplicación de la nueva ley autonómica. Otra cosa es que, políticamente, y en función del nivel de participación en el referéndum, se pueda cuestionar un Estatuto que ha suscitado parlamentariamente ya menos apoyos que el que tuvo el de 1979. En ese año hubo una participación del 59,60 por ciento con un 88,14 de síes. Fue, en todo caso, el referéndum que menos entusiasmo suscitó en Cataluña. La consulta sobre la Reforma Política de 1976 movilizó al 74,10 por ciento de los catalanes; la de la Constitución al 67,91 y la de la OTAN al 62,99. Los datos que manejan los socialistas parece que están muy, muy lejos, de estos porcentajes, hecho que justificaría, a juicio del Partido Popular catalán, la agresiva precampaña del PSC, que cree que insultándonos o impidiendo nuestros actos animará a la participación. Se trata de un recurso muy complejo por lo vasto del texto y por el hecho de abordar todo tipo de materias No es descartable que se intenten acelerar los plazos para que el Estatuto sea definitivo antes del verano