Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
106 MARTES 13 6 2006 ABC MUNDIAL 2006 LA FIEBRE CONSUMISTA Marcas desde la banda TEXTO: RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL Todos los derechos comerciales del Mundial pertenecen a la FIFA, que los distribuye al mejor postor. Es el caso de BERLÍN. ¿Tiene usted un quiosco y piensa rebautizar su típica salchicha como Menú del Mundial Mejor pague a la FIFA, o alguno de sus agentes se personará. Cualquier uso del término Mundial 2006 es privativo de organización y patrocinadores que han pagado: por ello, estos se reparten dos tercios de las entradas y sólo un millón han salido a la venta. El Mundial 2006 no es un bien público, es un evento privado organizado por las asociaciones que integran la FIFA insiste a los indignados alemanes su jefe de marketing. En el país de la cerveza le han dado la exclusiva en los 64 partidos a la americana Bud, algo que aquí consideran pis de caballo pero que ha pagado 45 millones. La respuesta ha sido el grito de una nación según la N- TV. Es como si la exclusiva del fino en la Feria de Abril la tuviera un chianti italiano. No podemos recibir a millones de personas y ofrecerles una cerveza falsa argumenta el estudiante Johannes Schnitter, que colecciona descalificativos sobre Bud en una web. la cerveza, que distribuye en exclusiva la americana Bud, algo que ha enfurecido a los alemanes pis de caballo di- cen de ella) Mientras, miles de empresas tratan de evitar pasar por la caja oficial y colarse en la ola de consumo Dentro, pero también fuera de los estadios del Mundial, tiene lugar una feroz batalla de marcas valorada en 1.000 millones, según los Anunciantes Europeos: Donde haya despliegue de medios, allí quieren estar los anunciantes Puma vs Adidas Por primera vez, Puma ha vencido a Adidas. Aunque la empresa germana reina en el fútbol, los felinos equipan esta vez a 12 de los 32 equipos. Algunos de los de Adidas (que pone el balón y viste al árbitro) no se han clasificado, aunque tienen al anfitrión alemán, a Francia, España y Argentina. Pero, en la estela de los grandes, otros cientos de marcas- -de electrónica a vehículos- -buscan colarse en la ola de consumo sin pasar por la caja oficial de la FIFA. Hay trucos: unas banderolas en la etiqueta, el patrocinio a un jugador, emblemas proyectados en edificios cercanos, miles de camisetas regaladas; hasta la aerolínea alemana Lufthansa ha pintado la nariz de sus aviones con un balón. Las 15 marcas oficiales han pagado por barba entre 30 y 60 millones y se defienden con uñas y dientes. Los abogados de la FIFA han denunciado más de 1.200 casos en varios de los países participantes y decenas de agentes rastrean los alrededores de los estadios donde se juegan los partidos: ni octavillas se pueden repartir. Pero la propia FIFA reconoce zonas grises legales y hay golpes como el de Nike a Adidas: aunque ésta es la oficial, la americana patrocina a Brasil. La respuesta de qué asocia antes el aficionado con el fútbol, si la FIFA o Brasil, es la ganadora. El Mundial es de la FIFA La FIFA insiste en que éste no es un Mundial alemán. Es un Mundial de la FIFA en Alemania, que nos cuesta 670 millones de euros; y por tanto es la Federación Internacional la que pone las reglas. No importa que sea menos de un 10 de lo invertido por el Estado alemán (7.500 millones) cuyas autoridades han intentado saltarse alguna regla, como permitir otras cervezas: al final se ha tolerado la venta de Bitburger (que patrocina la Bundesliga) como consolación por una antigua cláusula legal. PEKÍN. A la selección alemana de fútbol le ha salido una auténtica legión de seguidores de ojos rasgados en Ningbo, una ciudad ubicada en la provincia china de Zhejiang. En esta urbe industrial situada al sur de Shangai, más de 2.500 empleados de la empresa textil Seduno trabajan a marchas forzadas para entregar a tiempo los pedidos de camisetas del conjunto germano encargados por la marca que las comercializa, Adidas. Debido al fervor patriótico que ha despertado en Alemania la celebración del Mundial, las ventas de elásticas del equipo nacional se han disparado hasta tal punto que ya se han quedado cortas las 750.000 prendas fabricadas y entregadas el pasado mes de marzo. El campeonato ha sumido a Alemania en una fiebre patriótica que mu- Una camarera sirve cerveza en un local de Múnich durante el partido de Alemania AP tación es uno de los mayores proveedores de Adidas, a la que ha llegado a venderle dos millones de camisetas de los clubes que visten con dicha marca, como el Real Madrid, el Milán y el Chelsea. El fervor alemán dispara la producción china PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL No sólo para Alemania Además de Seduno, que también suministra prendas a Reebok, Umbro, Asics, H M o Champion, otra compañía de la cercana localidad de Wenzhou, SSMZ, ha confeccionado 2,2 millones de banderas para once equipos de la Copa del Mundo. Por su parte, una pequeña fábrica de Zhejiang ha vendido 1,5 millones de prendas para el Mundial, que también va a resultar especialmente rentable para China a pesar de que su selección no haya podido clasificarse. cho tiene que ver con lo político y lo social. Por ese motivo, y según reconoció al periódico China Daily el subdirector general de la compañía, Wu Jian- chang, la factoría ya ha recibido otro encargo de 100.000 camisetas más Con unas ventas anuales que rozan los 80 millones de euros, esta compañía dedicada íntegramente a la expor-