Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 MARTES 13 6 2006 ABC MUNDIAL 2006 GRUPO F Cahill rescata a Australia El centrocampista del Everton- -que incomprensiblemente no fue titular- -y la candidez nipona voltearon un duelo que los asiáticos ganaban a seis minutos del final MUNDIAL DE IZQUIERDAS l campeonato se ha volcado a la izquierda. Por la banda zurda, Alemania ganó su primer partido. Casi todo se lo guisaron Lahm y Schwinsteiger por ese lado. La demostración de Robben será difícil de igualar por otro jugador. Riquelme también se dejaba caer por esa banda y Sorín explotaba mucho más la derecha que Burdisso la izquierda. Ahora, estamos a la espera de Roberto Carlos y RonaldinBERND ho, que igualmente SCHUSTER maniobran desde allí. España tiene a Pernía y bien Villa o Reyes. Un Mundial de izquierdas, por el momento. Los zurdos siempre han parecido unos jugadores especiales. Aparentan ser más elegantes que los diestros y quizá lo son, pero creo que también tiene que ver que, como son menos, un veinte por ciento si acaso, nos fijamos más en ellos. Los zurdos buenos son buenos de verdad. Dan la impresión de ser más futbolistas, más técnicos, tienen un toque especial, como si sus pies se amoldaran mejor al guante de la bota. Maradona es un ejemplo. En Alemania tuvimos uno buenísimo, Overath. Rivaldo también era espectacular... y Redondo, el ejemplo de elegancia que siempre persigue a estos hombres raros porque, pudiendo ser derechos como los demás, se quieren hacer notar de alguna manera y es jugando al fútbol con ciertas ventajas cuando el balón va por su banda. E Australia Japón 3 1 Australia Schwarzer; Moore (Kennedy, m. 60) Neill, Culina, Chipperfield; Emerton, Grella, Bresciano (Cahill, m. 52) Wilkshire (Aloisi, m. 74) Kewell y Viduka. Japón Kawaguchi; Tsuboi (Moniwa, m. 56) (Oguro, m. 91) Miyamoto, Nakazawa, Komano; Nakata, Fukunishi, Alex, Nakamura; Yanagisawa (Ono, m. 78) y Takahara. Árbitro El Fatah (Egipto) Amarilla a Miyamoto, Grella, Moore, Moniwa y Aloisi. Goles 0- 1, m. 26: Nakamura. 1- 1, m. 84: Cahill. 2- 1, m. 89: Cahill. 3- 1, m. 93: Aloisi. Cahill, héroe del partido, intenta evitar el despeje de Yanagisawa IGNACIO TYLKO KAISERSLAUTERN. ¡Ver para creer! Ni siquiera el hechicero Hiddink pudo imaginarse que Australia saldría victoriosa de su exótico duelo ante Japón cuando, a seis minutos del final, perdía 1- 0. Pero emergió la figura de Tim Cahill, que no se entiende cómo no fue titular, y volteó la situación. El del Everton estuvo genial con sus goles- -el primero de pillo y el segundo con un magnífico disparo desde fuera del área- -y Aloisi dio la puntilla a los nipones, igual de inocentes que siempre. Por más que Zico se empeñe en imponerles algo más de picardía, no hay manera de que aprendan el feo pero ne- cesario oficio de perder tiempo o cortar el ritmo al rival. En su segundo Mundial después de 32 años, los socceroos firmaron su primer triunfo. Y lo hicieron, curiosamente, cuando ya pensaban que seguirían sin ver puerta en una Copa del Mundo. Australia se veía incapaz de vencer la resistencia de Japón. Lo intentaba de todas las formas, pero siempre encontraba una mano salvadora de Kawaguchi. Pero tanto se envalentonó el meta del Jubilo Iwata que salió de forma precipitada y alocada en un saque de banda y provocó un barullo del que sacó petróleo Cahill, uno de los contados futbolistas que han jugado con dos selecciones absolutas (lo hizo con Samoa a los 14 años) y para el que la FIFA inventó la norma que impide cambiar de equipo nacional a quien es convocado a partir de los 21 años. Con los de Hiddink crecidos y los japoneses asustados, Cahill y Aloisi cerraron la remontada, que no debió ser tal ya que el tanto japonés se produjo por un error del árbitro, el egipcio Abd Elk Fatah, quien se tragó una falta de libro en el área pequeña de Takahara, el delantero del Hamburgo, sobre Schwarzer, el mal portero del Middlesbrough y de la selección aussie que permitió a Nakamura anotar el gol más tonto, hasta ahora, del Mundial.