Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 13 6 2006 53 Benedicto XVI hablará a los obispos españoles desde la basílica valenciana de la Virgen de los Desamparados El precio de los prematuros (En euros) De 1.500 a 1.999 gr con problemas quirúrgicos significativos 62.012 Con menos de 750 gr 41.288 De 1.000 a 1.499 gr con problemas quirúrgicos significativos 40.308 De 750 a 999 gr 39.800 Con más de 2.499 gr 23.232 De 2.000 a 2.499 gr con problemas quirúrgicos significativos 22.690 Con más de 2.499 gr con problemas quirúrgicos significativos 21.023 GABRIEL MASFURROLL Presidente y consejero delegado de USP Hospitales Todos los sistemas sanitarios occidentales están cerca del colapso Reconoce que los indicadores de la sanidad pública son ajustados, pero se niega a hacer comparaciones con la asistencia privada. Requiere un gran pacto entre los sistemas público y privado para que el ciudadano pueda elegir dónde acudir libremente TEXTO: GONZALO ZANZA FOTO: YOLANDA CARDO tales destaca que en cada enfermo ingresado se presentaron una media de 4 diagnósticos diferentes, incluido el principal que motivó el ingreso, y que estaban relacionados, fundamentalmente, con situaciones crónicas de salud y hábitos de vida (hipertensión, diabetes, abuso de tabaco y obesidad, entre otras) 3 6 9 12 15 MADRID. A través de 30 centros sanitarios, USP Hospitales atiende anualmente a un millón de españoles. El economista Gabriel Masfurroll es su consejero delegado, pero también, uno de los mayores conocedores de las necesidades de la sanidad. No le sorprenden las cifras de actividad hospitalaria que acaba de ofrecer el Ministerio de Sanidad y califica de correcto que cada paciente permanezca ingresado una media de siete días con un coste de 3.300 euros. ¿Es posible comparar los costes y las estancias medias de la sanidad pública respecto a la privada? -No, porque dentro de los hospitales públicos, como de los privados, hay centros muy diferentes entre sí, desde un pequeño hospital comarcal a los grandes con docencia e investigación. Deberíamos comparar hospitales que actúen sobre patologías similares y quizá, así, ni me atrevería a compararlos. Que alguien se atreva a decir si esto es caro o barato, o si se puede hacer mejor, es una frivolidad. ¿Es sostenible con estas cifras el Sistema Nacional de Salud? -Todos los sistemas sanitarios occidentales, desde hace años, están cerca del colapso y por razones muy obvias, como el envejecimiento de la población. La demanda asistencial crece exponencialmente pero los recursos no lo pueden hacer de la misma manera. Mi receta es que ante esta demanda todos los recursos, públicos o privados, sean bienvenidos. Pero es necesario que estén armonizados y que haya alguien que vele por la calidad de los servicios. -El Círculo de Empresarios indicó que una de las posibilidades, entre otras, era que las nuevas prestaciones se ofreciesen en la sanidad privada, mediante acuerdos con las autonomías. ¿Es posible? -Hay fórmulas distintas, pero nunca una mágica y milagrosa que sirva para paliar todo lo que se le puede avecinar a la sanidad. Lo que hay que hacer es renunciar a esa dicotomía anticuada y aburrida de privada y pública. Deberíamos, entre todos los que nos dedicamos a proveer servicios sanitarios, ponernos de acuerdo, armonizarnos y ofrecer los servicios que la ciudadanía demanda. Luego deberíamos ver cómo y quién paga esos servicios. Mi Gabriel Masfurroll cree inevitable la extensión del copago, pero solidario recomendación es huir de ese enfrentamiento entre lo público y lo privado, unámoslos en favor del ciudadano. ¿Está a favor de la gestión de las listas de espera desde la privada, como hacen algunas autonomías? -Es un mal menor. Se puede hacer mucho mejor. Hay que planificar, ordenar y observar quién ofrece y qué ofrece, independientemente de si es público o privado. Desde hace tiempo preconizo para España una especie de guía michelin de la sanidad, donde el ciudadano pueda observar y conocer en qué hospitales se hacen qué cosas, cómo y si se llevan a cabo mejor o peor. Y que, después, pudiera elegir. Sería lo idóneo porque a partir de ahí lo importante sólo será si se hace bien o no. ¿Qué más se puede obtener de la sanidad privada? -Las autonomías deben poner todos los recursos sobre la mesa, ver cuál es la demanda de la población y repartir en función de quién lo hace mejor, no de si es público o privado. Y no sólo en costes, sino también cualitativamente. Como ciudadano, lo que quiero son buenos hospitales, independientemente de si son públicos o privados. ¿DebendebatirloscopagoselMinisterio de Sanidad y las comunidades? -El copago existe en España y no sólo el farmacéutico. Casi un 20 de la población tiene su aseguradora privada. Si todas estas personas no se pagaran ese seguro, el sistema público estaría colapsado. Es un acto de solidaridad porque despejan los hospitales públicos en beneficio de otros que no pueden pagar y que sí los necesitan y los pueden utilizar. Tarde o temprano tendrá que aplicarse. Depende de cómo se haga, fundamentalmente. Debe ser solidario. Como ciudadano, quiero buenos hospitales, da igual si son públicos o privados