Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 13 6 2006 Madrid 43 Siete Colegios de Médicos respaldan el informe sobre sedaciones irregulares Cuestionan la profesionalidad de los médicos de urgencias del Severo Ochoa b Reconocen, en un comunicado, la independencia de los peritos que analizaron los historiales y detectaron anomalías y felicitan al Colegio madrileño por su labor SARAH ALLER MADRID. El informe elaborado por 11 peritos designados por el Colegio de Médicos que confirmó prácticas irregulares en la sedación a pacientes del Hospital Severo Ochoa ha trascendido las fronteras de la región y ha provocado ya reacciones en otros Colegios profesionales españoles. Ayer, siete de estos órganos decidieron hacer público un comunicado en el que cierran filas en torno a la presidenta del Colegio madrileño, Juliana Fariña, ponen en duda la profesionalidad de los médicos de urgencias de Leganés y respaldan la investigación llevada a cabo. El comunicado no puede ser más claro y contundente. Lo firman los máximos responsables del Colegio de Médicos de Granada, La Coruña, La Rioja, Cádiz, Cáceres, Asturias y Guipúzcoa y en él recuerdan, de entrada, que el Colegio de Madrid no ha hecho sino cumplir con su responsabilidad aunque no haya sido agradable el hecho de tener que analizar minuciosamente la labor de determinados compañeros de profesión, en este caso los médicos encargados del servicio de urgencias del Hospital Severo Ochoa. Sobre ellos, los presidentes de los siete Colegios se pronuncian abiertamente. Aseguran que, a tenor de lo investigado, sus actividades parecen como poco, de dudosa profesionalidad aunque será la justicia- -dicen- -quien, se encargara de dirimir En los dos folios escasos de comunicado, los representantes médicos de las siete provincias no sólo felicitan a Fariña por su actuación firme y ejemplar en la crisis del Severo Ochoa, teñida, según ellos, de ruido político e interpretaciones interesadas sino que reconocen además la independencia de los peritos que eligió, puestos en cuestión reiteradamente por los sectores afines a los médicos de Leganés. El exhaustivo informe- -precisan- -elaborado durante tres meses con los datos extraídos de las 73 historias clínicas refuerza el valor de los Colegios, en este caso el de Madrid, que ha ofrecido una opinión objetiva, recta y estrictamente profesional Ha logrado librarse de Casares Los firmantes no tienen reparos a la hora de referirse a la politización de la crisis abierta en el Severo Ochoa. A su juicio, la presidenta del Colegio ha sabido mantenerse firme en la investigación pese a la estridente algarabía montada por determinados sectores sociales y profesionales El objetivo de estos colectivos, a su juicio, era claro: echar tierra al asunto, aupándose en el erróneo corporativismo para defender a toda costa a determinados compañeros, minando de paso a la Administración autonómica madrileña y eludiendo cualquier conocimiento profundo de los fallecimientos Esta defensa- numantina dicen- -de los médicos involucrados en las sedaciones irregulares les ha convertido al final en mártires de la sanidad pública, nada más lejos- -dicen- de lo que realmente se dirime Las palabras más duras de los presidentes médicos se dirigen al doctor Miguel Casares, el único miembro del Colegio madrileño- -presidente de su comité deontológico- -que cuestiona el informe de los peritos y que incluso dimitió. Lo califican de inapropiado representante de la ética médica critican su desmedido protagonismo y que haya intentado suplantar a la Junta Directiva, en vez de asesorarla El Colegio de Madrid- -concluyen- ha logrado librarse de él. La presidenta del Colegio madrileño, Juliana Fariña JAVIER PRIETO Mientras no haya sentencia, los médicos son inocentes MADRID. Esas fueron las palabras que pronunció ayer la presidenta del Colegio de Médicos, Juliana Fariña, a su salida del juzgado número 7 de Leganés. Acudió para explicar al juez cómo seleccionó a los 11 peritos que analizaron los historiales médicos del Severo Ochoa. Fariña declaró durante media hora y ratificó que los criterios fueron varios: experiencia acreditada en su especialidad, trayectoria profesional reconocida e imparcialidad. Las enfermedades presentes en los historiales médicos que había que analizar marcaron la pauta: se escogieron especialistas en medicina interna, geriatría, neumología y oncología, entre otros. Para evitar susceptibilidades, más de la mitad de ellos no tienen como pagador único a la Consejería de Sanidad, que es parte en la crisis. Los historiales siempre fueron confidenciales y ningún perito supo de entrada qué otros expertos conformaban el grupo de investigación MARÍA ANTONIA MORAL Presidenta de Víctimas de Negligencias Sanitarias No se siente la bestia negra del Hospital Severo Ochoa, pero reconoce que no parará hasta conocer la verdad. Las víctimas de negligencias, dice, siempre se llevan las migajas de la Justicia Si esto pasara en otro país, el juez pondría el hospital patas arriba S. ALLER MADRID. ¿Qué esperáis del juez de Leganés en el caso del Severo Ochoa? -Como de todos los jueces... pero a las víctimas de negligencias sanitarias siempre se nos han dado las migajas de la justicia. Nunca hemos podido sentar a un médico en el banquillo por la vía penal, porque los mejores defensores de los médicos que incurren en delitos son los jueces y los fiscales. Si esto pasa en otro país, el juez pone patas arriba el hospital, saca todas las historias clínicas de los pacientes y acaba sabiéndose lo que pasó allí. -Habéis solicitado que se estudien historiales médicos anteriores a 2003- -Sí, pero el juez argumenta que ya se han analizado. Sin embargo, el responsable de ese estudio, el doctor Casares, ni siquiera se basó en historias clínicas. Ahora dice que en el infor- me actual del Colegio de Médicos no se ha entrevistado a los médicos de Leganés ni a los familiares de los fallecidos. Él tuvo la oportunidad y no lo hizo. Ayer, algunos médicos del Severo Ochoa entregaron un informe al juez sin siquiera estar personados en la causa. El único ánimo de todo esto es intoxicar. ¿Habéis recibido últimamente más denuncias de familiares? -Sí. Una referida al fallecimiento de un hombre en 2003 después de ingresar para una prueba diagnóstica y ser sedado. ¿Qué os dicen las familias implicadas en la crisis del Severo Ochoa? -Están angustiadas porque creen que no se va a saber la verdad a través de la justicia. Además, cuando se involucra la política, se menosprecia a las víctimas y no se busca esclarecer los hechos. ¿Os sentís la bestia negra del Severo Ochoa? -En absoluto. Queremos saber la verdad y que la gente se deje el miedo en casa y denuncie. Esto es un atentado contra la salud pública. El informe demuestra, de entrada, que se excedían en las dosis. El fiscal no sé con quién está pero, desde luego, no al lado de las víctimas.