Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid MARTES 13 6 2006 ABC SE DICE SE COMENTA JUICIO EN HUMANES El juzgado 2 de lo Penal de Móstoles inicia hoy la vista oral por la querella criminal presentada por el PP de Humanes contra diversos familiares del actual alcalde, Adolfo Álvarez- Sojo, a los que se les acusa de los delitos de desórdenes públicos, amenazas a la autoridad y delito electoral. El 14 de junio de 2003 se registraron incidentes cuando familiares de Álvarez- Sojo increparon e incluso agredieron al nuevo alcalde del PP. Un bochornoso episodio sobre el que la Justicia debe ahora pronunciarse. MADRID AL DÍA MADRID EN CATALUÑA El Gobierno regional va a promover una serie de actos para promocionar nuestra Comunidad en Cataluña. Uno de estos actos, será la presentación del velero Turismo de Madrid capitaneado por el medallista catalán José María Ven de Ploeg, con el que por primera vez la región participa en el circuito oficial de regatas de vela. Además, se organiza una exposición sobre Madrid de similares características a la que la Generalitat organizó en Sol. La diferencia es que la madrileña no va a estar precisamente en el Palau de la Generalitat. HOMÓNIMOS CONFUSOS RAMIRO BUENO LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Nudistas en bicicleta Escribo en respuesta a la opinión que tachaba de espectáculo penoso y bobada de protesta la tercera manifestación ciclonudista de Madrid. La manifestación, que se celebraba el sábado en 100 ciudades alrededor del mundo con miles de participantes y que aumenta cada año, pretende llamar la atención sobre la desprotección que tenemos los ciclistas ante al feroz tráfico motorizado de nuestras ciudades. Las bicicletas son un medio de transporte eficaz, sano, ecológico, barato y poco peligroso para los peatones. Lo que reclamamos es nuestra fragilidad como vehículo y la desprotección a la que nos someten los políticos ignorando a los ciclistas urbanos en VÍCTOR INCHAUSTI Parquímetros. El barrio del Pilar está sufriendo un acoso policial sin precedentes. En algunas calles suele haber varios coches de la Policía Municipal, apostados en puntos estratégicos. Al mismo tiempo, deambulan por la zona policías secretas y hasta algún detective. La causa no es la captura de criminales peligrosos, sino la implantación de un sistema de aparcamiento, denominado SER, al que la mayoría de los vecinos nos oponemos. Carlos Hdez. de la Torre Navarro sus planes urbanísticos. Lo que sí me parece penoso es usar el automóvil todos los días, en su mayor parte para transportar a una sola persona, gastar miles de euros al año en gasolina, contaminar proporcionalmente y hacer con ello ciudades inhabitables para mucha gente, entre ellos los niños y los ancianos. Entiendo que los automovilistas que el sábado se encontraron con la marcha ciclista se sintieran molestos por el atasco creado por 250 ciclistas, pero que piensen en lo que a mí me molesta encontrarme con otros tantos coches atascados y metiéndome humo en ojos y pulmones, cada día al ir a trabajar con mi bici. Espero que nuestras reivindicaciones sirvan para que se preste atención a las bicicletas como un medio de transporte urbano serio. Jaime Ingram Solís DIMES Y DIRETES LAVAPIÉS N adueña de ciertos espacios urbao es verdad que los innos, sirve a una clientela (inmimigrantes quiten puesgrante y autóctona) ampliada y tos de trabajo a nuesen definitiva crea trabajo y ritros conciudadanos. Desempequeza. ñan, con altos niveles de precaEsas actividades étnicas riedad y bajos salarios, los que aparecen donde se establecen ellos no quieren cubrir en seccolonias numerosas de inmitores que, sin esos extracomuRAFAEL grantes. Los casos del Raval barnitarios, quedarían prácticaPUYOL celonés o el Lavapiés madrileño mente desabastecidos. El trabase están convirtiendo en refejo por cuenta ajena define el horencias de esos nuevos espacios que rizonte laboral para la inmensa mayoson a la vez locales y globales. Lavaría de los extranjeros que se han instapiés fue un barrio afectado por una lado en España. Pero cada día son más fuerte pérdida de población, un acusalos que se convierten en emprendedodo envejecimiento y un intenso deteres de negocios étnicos y de nuevas y rioro urbano hasta que a mediados de pequeñas empresas familiares. los 90 comenzó a recibir una importanEn un país donde el porcentaje de este inmigración extracomunitaria. pañoles emprendedores es todavía baLos nuevos pobladores permitieron jo (17 de la población activa) no nos la recuperación demográfica y una repuede extrañar que el nivel de iniciativitalización económica del barrio en va empresarial de los inmigrantes sea donde proliferan por doquier restautodavía reducido. Pero lo importante rantes, locutorios, oficinas para el enes que crece, se diversifica, afecta a vío de divisas, peluquerías, tiendas de grupos cada vez más numerosos, se alimentación o de electrodomésticos. En Lavapiés hay ya más de 400 comercios étnicos regentados por chinos, paquistaníes, magrebíes o latinoamericanos que tienen como consumidores la amplia y abigarrada colonia de extranjeros que allí se asientan, y otros usuarios españoles que se sienten atraídos por un barrio de gran intensidad vital. Lavapiés es la expresión más acabada del emprendimiento de nuestros inmigrantes y de la diversidad cultural que los caracteriza. Es foco de una nueva ocupación del espacio y de una renovada vida de relación que degenera a veces en tensiones y conflictos. Es el derecho del impulso económico que genera la inmigración y el revés de algunos de sus inconvenientes provocados por un cierto hacinamiento y una lucha por el dominio (habitacional y económico) del territorio. Lavapiés comienza (con sus virtudes y defectos) a ser una referencia. Allí localiza Vargas Llosa la vida en España de Ricardito, un inmigrante peruano con ansias de parisino que protagoniza su última novela, Travesuras de la niña mala Catedrático de la UCM n el Parlamento, mientras un diputado pronunciaba un discurso aburrido, un ujier se acercó a Francisco Silvela y murmuró a su oído: Su Señoría está dormido. Replicándole Silvela: No estoy dormido, estoy durmiendo, porque no es lo mismo estar bebido que estar bebiendo. En el laberinto del callejero madrileño también aparecen homónimas confusiones, atribuidas a ese cruce paradójico del alma española, destilada sangría socarrona en el porrón de los Madriles. Se encuentran nombres repetidos como el de Vázquez de Mella. Cuenta con plaza- -junto a Hortaleza, pegada a Infantas- y calle por Ciudad Lineal, este fundador del Partido Tradicionalista y uno de los principales ideólogos del pensamiento conservador, quien vio la luz en Cangas de Onís en 1861. La Dama de Cabra del Ministerio de Cultura diría que es un doble homenaje innecesario al ser un fascista como Don Pelayo. Si bajamos al metro igualmente existen coincidencias. Gregorio Marañón tiene su estación, la cual se corresponde con su Glorieta en superficie, pero muy alejada del Hospital homónimo. Lo mismo sucede con Quintana. Estación de metro por la calle de Alcalá y calle en Princesa. Si ya lo decía el estupendo López Vázquez en una película; Madrid es para listos. Listos, tontos, o mediopensionistas todos somos hijos de un Dios grande o un dios menor. En cualquier caso, Dios tiene en la guía urbana Amor de Dios por Antón Martín o Válgame Dios- -entre Augusto Figueroa y Gravina- Innumerables veces el sufrido viandante exclama el nombre de Jesús en esta ciudad con mucha leyenda y demasiadas nomenclaturas de santos y militares en sus rúes. (Ciudad que por parte socialista busca un alcalde futurible, y les gustaría contar con un Clint Eastwood, aunque sea tachado de reaccionario por los progresistas) El caso es que contamos con calle y plaza dedicadas a Jesús por el barrio de Las Letras, y otra a Santa María. Y con Jesús y María unidos en Lavapiés, lo mismo que Avemaría. Aunque pronto con las nuevas placas no aptas para miopes que están colocando, y el polvo de las obras cubriéndolo todo, Madrid será capital del extravío y la confusión. E