Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Internacional MARTES 13 6 2006 ABC AGUINALDO DE JESUS JAIME Ministro adjunto al primer ministro de Angola Si Angola no tiene carreteras no podemos beneficiarnos del petróleo Madrid presenció el encuentro empresarial hispano- angoleño, en el que se habló de la delicada situación que vive Angola, apenas cuatro años después de haber firmado un acuerdo de paz interna. Reconstrucción, inversiones y políticas sociales fueron los temas discutidos TEXTO JÚNIA N. GAMA FOTO ERNESTO AGUDO MADRID. Más de 800.000 muertos, cuatro millones de desplazados, una economía devastada y un terreno plagado de minas antipersonales que siguen provocando la mutilación de miles de personas en la que fue colonia de Portugal durante cinco siglos. Estos son los resultados de casi tres décadas de guerra entre el Gobierno angoleño y los rebeldes de UNITA (Unión Nacional de Independencia Total de Angola) Aguinaldo de Jesus, ministro adjunto al primer ministro angoleño, estuvo en Madrid en busca de ayuda española. ¿Qué necesidades son prioritarias en Angola? -La prioridad es reconstruir y desarrollar el país. Queremos estabilizar la macroeconomía, pues sólo así se da confianza a los inversores nacionales y extranjeros. La segunda prioridad es seguir con la rehabilitación de nuestras infraestructuras, destruidas por la guerra. Ninguna inversión es viable en un país que no tenga carreteras, puentes, sistemas de distribución de energía, de agua, y comunicaciones. La tercera prioridad es diversificar la economía: que los sectores ajenos al petrolífero pasen a tener una mayor participación, porque generan empleo. -Con tanto petróleo y crecimiento económico, ¿por qué la población angoleña todavía es una de las más pobres del mundo? -Nuestra tasa de pobreza está disminuyendo, pero no se puede olvidar que es un país recién salido de la guerra. Existe potencial en el suelo y en el sub- suelo, pero hay que transformarlo en riqueza para beneficiar a las personas. Esta transformación no es posible sin infraestructura, no se puede construir un país de un día para otro. ¿Qué políticas está adoptando Angola para remediar los problemas más urgentes de la población? -El Gobierno está realojando a la población, lo que exige limpiar de minas muchos terrenos. Trabajamos por la creación de las condiciones económicas y sociales que permitan a las personas regresar. Si el país no tiene carreteras, escuelas, hospitales, ¿cómo va a poder la población volver a sus casas? Angola siempre tuvo que contar con sus propios recursos. Los fondos prometidos al Gobierno durante la normalización de nuestras relaciones con las ins- tituciones financieras internacionales nunca fueron entregados. Nunca tuvimos un Plan Marshall, fondos a nuestra disposición para financiar la planificación nacional. Tal vez ello se debe a que se creyó que, al ser un país productor de petróleo, no necesitaríamos ayuda. Pero no es así. ¿Cómo va la negociación de la compra de aviones militares españoles, respaldada por Moratinos y negada en su día por José Bono? -Si España no sabe cómo van las negociaciones, tampoco lo sabe Angola. Estamos a la espera de que nos digan algo, porque necesitamos los aviones.