Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional MARTES 13 6 2006 ABC PULSO PALESTINO Con la presencia de 25 representantes de monarquías de todo el mundo, entre ellos la Reina Sofía, Tailandia festeja estos días los 60 años en el trono de Bhumibol Adulyadej, el soberano más veterano del planeta N acionalistas e islamistas miden sus fuerzas en el Parlamento palestino para dilucidar si, como quiere el presidente Abbas, se convocará un referéndum para decidir si se reconoce o no el derecho a existir de Israel, así como las líneas maestras de lo que podría ser un tratado de paz. La sociedad palestina fue convocada a las urnas para elegir a sus representantes y optó, para sorpresa de muchos, por el partido islamista de Hamás. Sin embargo, a diferencia de lo que está ocurriendo en otros Estados árabes- -como Marruecos, Egipto o Jordania- -ese voto no reflejaba un cambio social en esa dirección. Los palestinos FLORENTINO continúan siendo prePORTERO dominantemente moderados en su forma de interpretar el islam. Si votaron a Hamás fue para expresar su rechazo a la corrupción e incompetencia de Al Fatah. Era su forma, sin duda peculiar, de pedir un gobierno digno. El triunfo de Hamás ha bloqueado el proceso de paz, la famosa Hoja de ruta ha privado a la Autoridad Palestina de buena parte de la ayuda internacional que venía recibiendo; y ha situado a este esbozo de Estado en el rincón de los apestados internacionales. Arafat había conseguido reconocimiento internacional y dinero, a pesar de su condición de terrorista y de practicar y permitir la corrupción. Ese activo se ha evaporado. Mahmud Abbas y los nacionalistas de Al Fatah saben perfectamente que la sociedad palestina no comparte el programa radical de Hamás, que quieren volver al proceso de paz y a disfrutar de la ayuda internacional. Legitimados los islamistas por las urnas, sólo es posible dar la vuelta a la situación a través de las urnas. No se trata de que cambien, sino de que tengan que aceptar un programa de política exterior radicalmente contrario al propio. No es nada creíble que, en el caso de que perdiera, Hamás estuviera dispuesta a negociar con Israel, pero permitiría a Abbas mantener viva la esperanza, sacar a la ANP del agujero negro en que se encuentra y, sobre todo, tratar de recuperar los montos económicos perdidos. Para Hamás el referéndum es una trampa a evitar. Si lo pierden quedará en evidencia que no cuentan con el apoyo ciudadano y se verán aún más presionados a reconocer a Israel, algo radicalmente contrario a su credo político- religioso. Si lo ganan, la tensión interna puede llevar al definitivo estallido de una guerra civil hasta ahora latente. De ahí su esfuerzo en tratar de bloquear la voluntad del presidente en el Parlamento y, sobre todo, el incremento del número de cohetes lanzados por sus milicias contra Israel, con el ánimo de crear una situación tal que haga inviable la reapertura del proceso de paz. Si por la vía parlamentaria no consiguen impedirlo lo harán a través de la violencia. El decano de las monarquías PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. El país de la sonrisa está de fiesta. Tailandia celebra estos días el 60 aniversario de la subida al trono del Rey Bhumibol Adulyadej, el decano de las monarquías mundiales. No en vano, Bhumibol es el soberano de la Tierra que más tiempo porta una corona real porque, a sus 78 años, lleva ya seis décadas rigiendo el destino de esta nación del Sureste asiático. Y es que, aunque Tailandia es una Monarquía constitucional en la que el Rey no tiene poderes políticos, su figura no sólo es respetada por políticos y militares, sino reverenciada como una divinidad humana hasta tal punto que sus súbditos deben arrastrarse, literalmente, ante su presencia. ronación el 5 de mayo de 1950, el soberano Rama IX, nacido en Estados Unidos y educado en Suiza, ha sabido granjearse el cariño de su pueblo debido a sus hondas preocupaciones sociales, que le han llevado a concebir 3.000 proyectos para desarrollar la agricultura y la ganadería de Tailandia, y a sus constantes visitas a los campesinos. Diecisiete golpes de Estado Gracias a este enorme apoyo popular, el Rey Bhumibol ha convivido durante su largo reinado con nada menos que 23 primeros ministros, un total de 16 constituciones y, sobre todo, con los 17 golpes militares que han sacudido la agitada y sangrienta historia reciente de Tailandia, marcada por el crecimiento económico, pero también por numerosos escándalos de corrupción que nunca han erosionado la imagen del Monarca. Sin ir más lejos, el último de estos casos aconteció tan solo hace un par de meses, cuando el primer ministro Thaksin Shinawatra no tuvomás remedio que dimitir sometido a las presiones de las multitudina- rias manifestaciones populares que se sucedieron en su contra por los supuestos negocios fraudulentos en los que se hallaba implicada su familia. En medio de esta grave crisis aún sin cerrar, la sociedad tailandesa se ha tomado un respiro para festejar los 60 años de reinado de Bhumibol, el alma de la nación Para ello, cientos de miles de personas vestidas de amarillo, el color de la realeza, abarrotan las celebraciones que tienen lugar estos días, y que alcanzaron su momento más espectacular en el desfile de embarcaciones que navegó ayer por el río Chao Phraya de Bangkok. Indulto de 25.000 presos Además del cariño de sus súbditos y de la gratitud de los 25.000 presos indultados como medida de gracia, el soberano tailandés recibió las felicitaciones de los representantes de 25 monarquías, entre los que destacan la Reina Sofía de España, el Príncipe Andrés de Inglaterra, el Príncipe Alberto de Mónaco, el Rey Abdalá II de Jordania y el Emperador Akihito de Japón. La fuerza de la tierra Todo ello a pesar de que Bhumibol, el noveno miembro de la dinastía Chakri (cuyo nombre significa la fuerza de la tierra e incomparable poder alcanzó el trono después del oscuro asesinato de su hermano mayor, el Rey Ananda Mahidol, el 9 de junio de 1946. Pero, tras una regencia que duró hasta su co- EPA La Reina Sofía felicita al Rey de Tailandia en su aniversario BANGKOK. La Reina Sofía asistió, en representación de la Ca- sa Real española, a las festividades y a la recepción que con motivo del 60 aniversario de la subida al Trono del Rey de Tailandia, Bhumibol Adulayadej, ofreció éste en Bangkok a las principales monarquías de todo el mundo. Los invitados, pro- cedentes de 25 países, se reunieron ayer en una recepción en el salón del trono de Ananta, en la capital tailandesa, para expresar sus mejores deseos al Monarca, a su esposa, la Reina Sirikit, y a toda la Familia Real. En la imagen, los invitados a la ceremonia escuchan el discurso del Rey Bhumibol.