Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 13 6 2006 Nacional 15 Matas amenaza con retirar la reforma del estatuto balear al negar el PSOE su apoyo Según el PP, queda en evidencia la maniobra de equipararlo con el catalán b Blanco tacha de aberrantes las exigencias del Gobierno autonómico de que no se modifique en el Congreso el texto que salga de la Cámara regional JOSEP MARIA AGUILÓ PALMA DE MALLORCA. El Parlamento autonómico de Baleares debería votar hoy el nuevo proyecto de estatuto de autonomía, pero anoche no había sido posible que los dos partidos mayoritarios, el PP y el PSOE, acercaran posiciones, y, además, no se descarta que, ante esta situación, el presidente del Gobierno balear, Jaume Matas, opte por no incluir en el orden del día la propuesta de reforma. Si fuera así, el debate no se reanudaría hasta el próximo mes de septiembre, lo que, de hecho, imposibilitaría su aprobación durante la presente legislatura. En estos momentos, los dos puntos que separan a populares y socialistas son, por una parte, las diferencias de criterio sobre cómo incluir en el nuevo texto una fórmula que permita garantizar que la Autonomía reciba 3.000 millones de euros de la Administración central por el concepto de insularidad y, por otra parte, la falta de acuerdo sobre cuándo debería crearse el nuevo Consejo de Formentera. El PP quisiera que dicha institución insular se crease de inmediato, mientras que el PSOE considera que sí debe ponerse en marcha, pero todavía no. Además. Matas quiere garantías de que socialistas y nacionalistas no vayan a aplicar en el Congreso el modelo andaluz al texto balear. Ante la crisis abierta, desde las direcciones nacionales de los dos partidos mayoritarios se dio un cruce de denuncias en el que Ángel Acebes, desde el PP, acusaba al PSOE de haber quedado en evidencia, pues hasta ahora habían sostenido que el texto balear era igual que el catalán. Además, el secretario general de los populares defendía la posición de Matas, pues la alianza de socialistas y nacionalistas en Las Cortes podría permitirles incluir el paquete de enmiendas ya aplicadas en el caso andaluz para dar a su vez cobertura al modelo confederal que esboza el proyecto pactado por Zapatero y Mas para Cataluña. ¿Si era idéntico por qué el PSOE de la noche a la mañana le retira su apoyo? Porque no era verdad. Era un proceso de intoxicación, en lo que son maestros comentó Acebes. Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, reclamó a Mariano Rajoy una desautorización en toda regla de Jaume Matas. Blanco justificó esta petición en que, según dijo, el PP balear pretende que el PSOE suscriba un acuerdo formal para que no se pueda modificar ni una coma- -del texto que apruebe el Parlamento autonómico- -en las Cortes planteamiento que tachó de aberrante porque supondría un pacto entre dos partidos para negar a la soberanía popular la capacidad de decidir Los populares temen que el PSOE y los nacionalistas introduzcan en el Congreso artículos del modelo andaluz El pasado mes de mayo, Matas propuso que el nuevo Estatuto recogiese de forma explícita la necesidad de poder contar en un futuro con un nuevo Régimen Especial de Baleares (REB) para que el Ejecutivo autonómico pudiera ofrecer, entre otras posibilidades, ventajas fiscales para las empresas que decidieran invertir en las Islas. El PSOE no estaba de acuerdo en este punto, por lo que Matas indicó recientemente que renunciaba a esta propuesta si este gesto de buena voluntad política iba a suponer que al final hubiese acuerdo entre populares y socialistas. Por su parte, los socialistas defendían la pasada semana que si no era posible llegar a un acuerdo consensuado sobre el nuevo texto en Baleares entre tos los partidos con representación política en el Archipiélago, siempre cabía la posibilidad de que el Congreso pudiera introducir distintos cambios, argumentación no compartida por el PP, que siempre consideró que el texto que fuese aprobado en las Islas debía contar, a ser posible, no sólo con el apoyo del PP y del PSOE, sino también de Unión Mallorquina, el Partido Socialista de Mallorca (PSM) e Izquierda Unida- Los Verdes. A estas diferencias hay que añadir el hecho de que la pasada semana Matas y el secretario general de los socialistas baleares, Francesc Antich, anunciasen que se había roto el principio de acuerdo genérico alcanzado sobre la reforma por un punto del articulado relativo a la lengua catalana.