Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL REFERÉNDUM SOBRE EL ESTATUTO CATALÁN MARTES 13 6 2006 ABC Piqué calificó la ausencia de Maragall como una falta de respeto hacia la ciudadanía. Si el personal está ahíto de Estatuto, no lo está menos del psicodrama maragalliano Una guía para entrar y salir de Cataluña Estatuaria estatutaria La noche del domingo, mientras Portugal sudaba tinta para ganar a su excolonia angoleña, TV 3 retransmitía el debate central del Estatuto. Estaban Mas, Carod, Saura, Piqué y... Miquel Iceta. La presencia de Iceta suscitaba la pregunta palmaria: ¿dónPor de estaba Pasqual MaSERGI ragall, promotor de esa DORIA pesadilla de dos años que ha hecho de Cataluña una sociedad perpleja? Piqué calificó la ausencia como una falta de respeto hacia la ciudadanía. Si el personal está ahíto de Estatuto, no lo está menos del psicodrama maragalliano. La semana pasada, su correligionaria Montserrat Tura lo veía animado, activo y apasionado adjetivos que viniendo de una doctora ilustran la constante preocupación por la ciclotimia del president. Con o sin Maragall, la Sociovergencia se va engrasando. Se vio en el debate. Iceta y Saura, fieles al Todos contra el Partido Popular se lanzaron a la yugular de Piqué, quien hubo de cargar, cual estatua de la Pasión, con los pecados de Acebes- Zaplana. Iceta se atuvo al guión de su admirado Montilla: adjudicó al PP el enfrentamiento territorial de España; Joan Saura, comunista reciclado por el buenismo ecologista actuaba como fiscal de purga moscovita. Y sentenciaba: Señor Piqué, tiene la oportunidad de disculparse ante Cataluña por todo lo que ha dicho su partido Hay que decir que Saura aprovecha el protagonismo que le queda: la sociedad civil catalana y el empresariado no están muy dispuestos a repetir otro vertiginoso bienio tripartito. ma hacer todos los papeles del auca y no la del rusiñolesco senyor Esteve sino la de Carod- Puigcercós: líderes de un partido asambleario al que la necesidad de Maragall- gobernar Cataluña como sea -llevó al Pacto del Tinell que selló el Tripartito y la marginación del PP. El resultado ha sido un Estatuto de izquierdas y nacionalista con el que no se sienten identificados los catalanes que también se sienten españoles. Muchos de esos catalanes, a los que Maragall defraudó y abandonó, integran la plataforma política Ciutadans de Cataluña la deldirector tetral Albert Boadella acosados por la violencia de los maulets Para acabar el debate, Saura pidió al elector que cuando deposite el Sí no piense en los políticos, sino en los beneficios que depara el Estatuto. Lo que desconoce el ecocomunista es que nunca como ahora el divorcio entre política y sociedad ha sido tan evidente. También desconoce que, a excepción del revalidado Mas y de Maragall, que pasará a la Historia como el President de l Estatut el resto de actores del Tripartito son ya estatuaria estatutaria. Aspirantes a la jubilación anticipada, como esos dos millares de trabajadores deslocalizados a quienes defendieron tarde y mal, mientras le daban vueltas a la Cataluña Nación. DICCIONARIO PERSA DE CATALUÑA MIQUEL PORTA PERALES El resultado ha sido un Estatuto de izquierdas y nacionalista con el que no se sienten identificados los catalanes que también se sienten españoles El resto de actores del Tripartito son ya estatuaria estatutaria, aspirantes a la jubilación anticipada Bobby Deglané y Carod- Rovira. Ladran, luego cabalgamos dijo Josep Lluís Carod- Rovira a mariano Rajoy el 2 de noviembre de 2005 en la sesión parlamentaria para la admisión a trámite del proyecto del nuevo Estatuto de Cataluña. Como Bobby Deglané, pero al revés. Duran Lleida, Josep Antoni. Me ha llevado algún tiempo averiguar quién es este señor que cada fin de semana hace declaraciones a los medios de comunicación. Es el líder de un partido denominado Unió Democràtica de Catalunya que forma parte de la federación Convergència i Unió. Duran Lleida brinda el ejemplo de cómo ocupar el lugar que los otros dejan libre, aunque sólo sea durante los fines de semana. Republicano en horas bajas Artur Mas colaboró con Iceta y Saura en lanzar alguna puya más contra el sufrido Piqué, pero luego dirigió la artillería hacia un Carod, impasible el ademán, que postulaba la autenticidad soberanista. Más preocupado de las próximas elecciones que del presente referendum, Mas fue hurgando en la herida de un líder republicano en horas bajas. Si en la primera parte del debate, el martirologio lo vivió Piqué, en la segunda, le tocó a un Carod empeñado en sentarse a negociar junto a Euskadi y Navarra y no con Ceuta y Melilla. Carod reivindicaba el virginal Estatuto del 30 de septiembre, el que Zapatero dijo que admitiría tal como llegara del Parlamento catalán y luego Guerra se jactó de su cepillado Sin despeinarse y con la conciencia de estar legitimado en su partido (a Duran se le contentará con un ministerio en Madrid) Mas recordó la política- veleta de la Esquerra que transitó del Sí crítico o la abstención, al voto nulo y el No algo que en Catalunya se le lla- Porta Perales, a la izquierda, durante la presentación de su Diccionario Persa en Cataluña YOLANDA CARDO Porta Perales se autoimpone la difícil tarea de definir qué es Cataluña en tiempos de Estatuto Á. G. A. BARCELONA. ¿Qué es Cataluña? se pregunta Miquel Porta Perales desde hace años. Los mismos que lleva intentando explicar y explicarse la realidad de una Comunidad convulsa y distorsionada por un nacionalprogresismo heredero del nacionalismo algo pacato de Pujol y su Convèrgencia i Unió. Parecía que no podía llegar- se al más difícil todavía, pero la etapa del tripartito ha obrado el milagro y así surgió el Diccionario Persa en Cataluña (del que ABC ofrece todos los días de campaña distintos pasajes) continuación de aquel Si un persa viatgés a Catalunya Porta Perales, que ayer presentó su obra en la Casa del Libro de Barcelona, arropado, entre otros, por Francesc de Carreras, explica en conceptos básicos, obviedades tales que al verse en negro sobre blanco dan pie al análisis profundo de una situación muchas veces rayana en lo grotesco y surrealista, pero que es vivida como una realidad, institucional incluso, en esta Cataluña invadida por una epidemia estatutaria. Porta Perales sólo ha hecho que observar con inteligencia, sentido común y escepticismo lo que sucede en Cataluña. El mismo punto de vista que, está seguro, aplican muchos catalanes y que a otros muchos se les escapa inmersos en una vorágine que cuanto de más arriba se observa, más paradójica e irreal parece. Alguien tenía que escribir este diccionario.