Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión MARTES 13 6 2006 ABC AD LIBITUM POR OTRA PARTE LA DEMONIZACIÓN DE RAJOY O es fácil, si es que fuera posible, observar en el PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero las notas de identidad que definieron los días de Felipe González. La obsesión por el pasado, por su sañuda revisión crítica, el eje doctrinal del actual presidente del Gobierno, contrasta con la pasión por el futuro que, como principal virtud, lució el felipismo. Por el contrario, difuminada la UCD en un cúmulo de fugas y otras tantas adaptaciones y olvidos, el PP de ayer es semejante al de hoy. En ambos domina la imagen del líder sobre la proyección de alguna idea claramente identificadora de supuestos netamente liberales y o conservadores. En esta semana, la del M. MARTÍN referéndum sobre el EsFERRAND tatuto de Cataluña, se recrudecerán los ataques al PP y, dada su insustancialidad, los golpes volverán a caer sobre la efigie de Mariano Rajoy. El no que propugnan los populares, una destilación de buen sentido nacional lejano de una claudicación nacionalista, irrita a los demás. A unos porque atenta directamente contra el separatismo que les da de comer, y no sólo políticamente hablando, y a otros porque pone en evidencia la falacia de su no meramente diferencial y electorero. Darle leña a Rajoy, algo que facilitan la impericia de su equipo mediático y la zafiedad de muchos de sus más fanáticos amigos, se está convirtiendo en un deporte nacional. El PP, por constitucional y verdaderamente nacional- -de la Nación- -molesta al oportunismo en porciones con que opera el PSOE- -PSC, PSV... -y a todos los grupos y grupúsculos que, sin más fuerza real que la del victimismo nacionalista, convierten o pueden convertir en mayoría situaciones como las de Zapatero y Maragall. Con un sistema electoral como el nuestro, que no es representativo, puede darse cualquier aberración que conduzca al poder mediante el pacto siniestro de la exclusión de las mayorías si éstas no son absolutas. La demonización de Rajoy, a la que no son ajenos algunos de sus pretendidos sucesores, es una operación fascistoide con la que la propaganda zapaterista trabaja ya activamente en previsión de un adelantamiento electoral. Al líder del PP le aconsejan algunos de sus próximos, los que mejor le quieren, lo que sus oficiales más cercanos aconsejaban a Lord Nelson en vísperas de la batalla de Trafalgar, que se despoje de sus señas de almirante para dificultar la labor de los tiradores enemigos. Rajoy, como Nelson, no quiere renunciar a los entorchados que le adornan y, además y sobre todo, si no disparan contra Rajoy, ¿contra quién podrían hacerlo sus adversarios? Es la única pieza notable y fundamental de todas las que pueblan los desordenados pasillos de Génova. Zapatero puede ser perverso, pero no es tonto y sabe, por ejemplo, que un abucheo en L Hospitalet tiene más componentes en la incapacidad de Josep Piqué que en la saña activa de José Montilla. EL SILENCIO DE LOS CHARNEGOS N D glés) y si John F. Kennedy resultó elegido presidenESDE la segunda década del siglo pasado y te, en buena parte fue porque públicamente en nada hasta los años setenta, centenares de miles de se notaba su condición de católico. Sólo reconocienextremeños, andaluces, murcianos, gallegos, do la superioridad de esa mainstream podían circucastellanos, emigraron a Cataluña en busca de un lar y aun desarrollarse el resto de las minorías que se medio de vida que se les negaba en su lugar de nacientremezclan en el crisol de culturas más asombroso miento. La fórmula demostró su validez, pues durande la historia. te más de medio siglo los emigrantes encontraron La vigencia del modelo WASP en Cataluña trabajo y la economía catalana allegó la mano resulta evidente si se considera que, desde la de obra necesaria para el desarrollo induspromulgación del Estatuto de 1979, no ha hatrial, mano de obra que su sociedad era incabido ningún consejero de la Generalitat cuyo paz de procurar, tanto por el bajo índice de apellido terminara en ez -Hernández, natalidad como por el rechazo de los puestos González, Fernández, Gómez, Pérez- a pede trabajo peor retribuidos y peor considerasar de que los catalanes cuyos padres o ellos dos socialmente. mismos no han nacido en Cataluña constituLa causa implícita de ese buen funcionaJOSÉ M yen algo más de la mitad del censo. miento en la asimilación de charnegos consisGARCÍA- HOZ Pero ha sido justamente Pascual Maragall, tía en el bien entendido de que éstos, indepenal decir en voz alta lo que hasta ahora se sobreentendientemente de cuál fuera su número, se limitarían a día, el que ha sacado a la luz y al debate públicos conseguir el objetivo para el que habían llegado a esta realidad: uno de los principios de la práctica Cataluña- -ganarse la vida honradamente- mienpolítica catalana es el racismo. Ni al presidente tras que los catalanes pata negra se reservaban el George Bush, al que muchos consideran el campeón ejercicio del poder político, económico y social de la mundial de los lapsus linguae, se le habría ocurrido comunidad. Desde luego que los andaluces podrían decir que un hispano no puede ser presidente de los tener sus propias manifestaciones culturales, siemEstados Unidos. Pues Maragall sí ha sido capaz de pre que quedara clara su marginalidad: la Feria de afirmarlo: con tal de abortar la eventual candidatuAbril que se celebra en Barcelona simultáneamente ra a la presidencia de la Generalitat de su correligioa la de Sevilla cuenta sus visitantes por millones; nario y contrincante, el cordobés José Montilla, Maque se recuerde, la única vez que el Gran Teatro del ragall no ha dudado en advertir que para alcanzar Liceo ha albergado un espectáculo de música ligera puesto tan relevante cuenta mucho el lugar de naciha sido para que la tonadillera Isabel Pantoja deleitamiento. ra a los taxistas de Barcelona. A pesar de posteriores rectificaciones, lo dicho diSalvadas las distancias, ésta era una fórmula parecho está. Y ahora la sociedad catalana se enfrenta al cida a la de Estados Unidos, cuya acumulación de antipático dilema de proceder a guardar otro muerto razas y culturas no entorpeció su admirable desarroen el armario- -y ya van siendo muchos: el 3 por cienllo, porque en una norma constitucional no escrita to, el consejero extorsionador, las negociaciones de se determinaba que quien, en cumplimiento del sueCarod Rovira con ETA... -o, sencillamente, admitir ño americano, quisiera llegar a la presidencia del que su vida política tiene principios racistas. país debía ser, por origen o por asimilación, blanco, josemaria garcia- hoz. com anglosajón y protestante (WASP por sus siglas en in-