Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 12 6 2006 99 MUNDIAL 2006 LA SELECCIÓN sas complicadas. Ya hemos visto como Paraguay le hizo sufrir a Inglaterra, Trinidad le empató a Suecia y Ecuador le ganó a Polonia. No hay que confiarse. En el fútbol de hoy no hay favoritos. -Bueno, está Brasil. -Sí. Es cierto. Por jugadores y experiencia Brasil es la número uno. Luego, en un escalón inferior, estamos un grupito de selecciones que tenemos opciones pero que podemos perder con cualquiera. ¿Cómo ve a Inglaterra? -Está bien. Es un equipo muy difícil de batir. Defensivamente se junta mucho. Es muy sólido y tiene buena llegada con Gerrard, Lampard y Rooney. -Y con su compañero Crouch. -Es un buen jugador de equipo que aporta mucho. Aunque por su físico puede parecer lo contrario, es habilidoso con los pies y siempre puede ser una solución para un atasco. La verdad es que es un tío muy cachondo. Siempre está con una sonrisa en la cara. ¿Han visto algún vídeo de Ucrania? -Todavía no. De todas formas, ya les conocemos y sabemos que son un equipo fuerte y difícil de ganar. XABI ALONSO Centrocampista de la selección española Si no machacas, lo pagas Se perfila como el timonel de la selección. Titular ante Croacia, el centrocampista del Liverpool no ha salido desde entonces del presunto once inicial con el que ensaya Luis. En todos los repartos de petos es él quien ocupa el eje de la medular. El primer pase de España parece ya una responsabilidad de este elegante jugador de gran toque y visión TEXTO JON AGIRIANO KAMEN. Xabi Alonso reconoce que ya siente la comezón de los nervios, la tensión inevitable de estas vísperas. Quiere empezar a competir y está ilusionado con las posibilidades de España. -En todos los entrenamientos está en el equipo titular. ¿Se ve jugando ante Ucrania? -Todos tenemos esa ilusión, pero hay que esperar hasta el miércoles, que será cuando el entrenador nos confirme el equipo titular. Hasta entonces prefiero no pensar mucho en ello y dedicarme a entrenarme bien. ¿Y cómo lo están haciendo? -Muy bien. Son ya tres semanas de trabajo y cada vez estamos más compenetrados y tenemos mejores automatismos, que es algo fundamental. -También es básico tener un estilo y esta vez el de la selección española parece claro: el toque. -Con los jugadores que tenemos está claro que somos más un equipo de tener el balón que de esperar y de salir al contragolpe. Pero tampoco tenemos que volvernos locos. A veces también nos tocará sufrir en muchos partidos y aguantar un resultado. -En Ginebra, antes del partido ante Croacia, alertó usted sobre el peligro de tocar y tocar y acabar mareando la perdiz con un juego insulso y sin profundidad. -Es que hay que ser verticales. Tener una posesión altísima puede no significar nada si no llegas arriba. Hay que tocar, ser verticales y machacar. Aquí, si no machacas, lo pagas caro. -Se está hablando muchos estos últimos días de usted en contraposición a Albelda. ¿De que el seleccionador opte por uno u otro dependerá la forma de juego de España? -Se está exagerando un poco en esto. Somos once jugadores y porque cambie uno no se tiene que diferenciar tanto el juego del equipo. ¿Que juegue uno u otro es toda una declaración de intenciones por parte del seleccionador? -Hombre, es innegable que cada uno tiene sus cualidades y, en ese sentido, es lógico que pueda haber un debate. Pero nosotros tenemos que estar al margen de eso. -Ha completado ya dos temporadas en Inglaterra. ¿Ha cambiado mucho como futbolista? -Sin duda. Estos dos años me han hecho madurar como futbolista y progresar. Ahora juego con más ritmo y he ganado mucho en agresividad. Y no sólo eso. Jugar muchos partidos en competiciones europeas también es una experiencia que te enriquece. ¿Qué posibilidades ve a España en este Mundial? -Prefiero ir poco a poco, partido a partido. -Pero pasar la primera fase se antoja una obligación. -A mí no se me pasa por la cabeza no pasar la primera fase. ¿Qué le están pareciendo los primeros partidos del Mundial? -Que está todo muy igualado, en la misma tónica que en la pasada Eurocopa. Cualquier rival te puede poner las co-