Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 12 6 2006 95 MUNDIAL 2006 GRUPO F No se SEPARAN JOSEP PEDREROL y JOAQUÍN RAMOS MARCOS LA CÁMARA Y LUIS Josep: Luis Aragonés tiene la capacidad de protagonizar imágenes llamativas cada dos por tres. Un día le vemos desgañitándose en un vídeo clip y poco después echando una bronca espectacular a Cañizares. Tengo claro que al seleccionador le gustan las cámaras. Joaquín: No exageres. Lo bueno de Luis es su naturalidad, su espontaneidad. Está tan concentrado en los entrenamientos que no se da cuenta de la presencia de los periodistas ni las cámaras. Josep: Hazme caso. No es la primera vez que convierte una discusión privada en un debate público. Joaquín: Tengo la sensación de que nos gusta hacer un mundo de una simple anécdota. Cuando pillamos una de sus broncas le criticamos, pero si decidiera que los entrenamientos fuesen a puerta cerrada también le pondríamos a parir. Josep: Aragonés disfruta con esto y se ríe de todo y de todos. Presume de saber manejar a los medios y de tenerlo todo calculado, aunque en alguna ocasión esa peculiar manera que tiene de motivar ha acabado por pasarle factura. Joaquín: Eso está muy bien, pero no conozco a ningún futbolista que hable mal de Luis. Por algo será. Josep: Será porque los futbolistas aceptan el papel de actores secundarios que les toca interpretar porque saben que la única verdad está ahí dentro, en el vestuario. El técnico holandés arenga a los australianos durante un entrenamiento REUTERS Hiddink busca más historia Tras alcanzar las semifinales del Mundial con Holanda y Corea del Sur, el técnico busca la hazaña con Australia AUSTRALIA 2 Neill 7 Emerton IGNACIO TYLKO BERLÍN. Semifinalista con Holanda en 1998 y con Corea del Sur hace cuatro años, en detrimento de España, Hiddink vuelve a ejercer de mago, al frente de Australia, selección a la clasificó después de 32 años de ausencia. Ya es un ídolo en las Antípodas. Hiddink se ha elevado a las más altas cimas en todos sus trabajos. Es un notable director de grupos humanos, a los que transmite la elegancia del deporte rey. Quizá por ello, en la víspera del estreno ante Japón, andaba indignado por las acusaciones de los nipones sobre la supuesta brusquedad de los aussies Me irrita sobremanera que se hagan esas insinuaciones. Quizá intentan presionar al árbitro y eso es juego sucio sentencia. A sus 59 años, está convencido de que Australia dispone de mimbres para hacer historia. Elegido para el cargo en 2005, tras la dimisión de Farina por su fracaso en la Copa Confederaciones, Hiddink supo aplicar el rigor defensivo y el sentido táctico del que adolecían sus jugadores, y fue clave en la clasificación a expensas de Uruguay, en la repesca y en los penaltis. Aloisi marcó el decisivo. Selecc. Guus Hiddink 1 Schwarzez 5 Culina 3 Moore 14 4 Chipperfield Cahill 13 23 10 Grella Bresciano Kewell 9 Viduka Takahara 9 Nakamura Nakata 11 7 Komano Janagisikawa Fukunishi Santos 3 13 11 14 Tsuboi 19 Nazakawa 22 Kawaguchi 23 Miyamoto 5 Selecc. Zico JAPÓN Australia Suplentes Japón 18- Kalac, 12- Covic, 11 Lazaridis, 6- Popovic, 16 Beauchamp, 22- Milligan, 8 Skobo, 20- Wilkshire, 15 Aloisi, 19- Kennedy, 21 Sterjovski, 17- Thompson 1- Narazaki, 12- Doi, 21- Kaji, 2- M. Tanaka, 6- K. Tanaka, 17- Inamoto, 18- Ono, 8O gasawara, 4- Endo, 10 Nakamura, 16- Oguro, 20- Tamada 12 de junio 15.00 h. (Canal Essam Abd el Fatah (Egipto) Integrada en buena parte de futbolistas de la Premier como el imponente ariete Viduka (del Boro y los centrocampistas Kewell (Liverpool) y Cahill (Everton) Australia apuesta por un juego físico y de eficacia ofensiva. El aura de Hiddink comenzó en 1986, en el PSV, con cuatro Ligas, tres Copas y la Copa de Europa de 1988. Tras pasar por el Fenerbahce (90- 91) saltó al Valencia, donde estuvo dos años. Nombrado seleccionador holandés ante la Eurocopa de Inglaterra- 96, mandó a casa a Davids tras una discusión. Llegó a cuartos. Su juego con extremos puros se impuso en Francia- 98, donde sólo los penaltis, frente a Brasil, le privaron de la final. Regresó a los clubes en España, primero con el Real Madrid y luego con el Betis. Hasta que Corea acudió al sabio. Y acertó de pleno. Se coló en las semifinales. Fue apeada por Alemania, tras cercenar, con la ayuda del egipcio Al Ghandour, el sueño de España. Declarado héroe nacional en Corea, prefirió volver al PSV. El destino le guardaba otra aventura. Hiddink aceptó hacerse cargo de Australia en verano de 2005. Y tras el Mundial, ya le espera Rusia.